El recuerdo de Horacio Heguy para su mellizo Gonzalo en el día del cumpleaños

Gonzalo, que falleció en 2000, y Horacio Heguy, en los tiempos de Indios Chapaleufú.
Gonzalo, que falleció en 2000, y Horacio Heguy, en los tiempos de Indios Chapaleufú.
Claudio Cerviño
(0)
30 de abril de 2019  • 16:30

Juntos nacieron, aquel jueves 30 de abril de 1964, de la panza de Nora Amadeo y Videla de Heguy. Juntos crecieron siguiendo de cerca las hazañas de su padre, Horacio Antonio Heguy, mítico jugador de Coronel Suárez, el equipo más ganador de la historia del polo argentino. Juntos, también, jugaron muchos torneos de polo de chicos, incluidos la Copa Los Potrillos y el Intercolegial por la Copa Santa Paula. Gonzalo y Horacio Heguy se fueron haciendo juntos, en el deporte y en la vida.

No podía ser de otra manera: también juntos debutaron en el Abierto de Palermo, el torneo de polo más importante del mundo, en 1983. Vestían la camiseta de Indios Chapaleufú , tenían 19 años y 6 goles de handicap. Los acompañaban dos leyendas: su padre, Horacio, y su tío, Alberto Pedro Heguy, la vieja dupla de ataque de Coronel Suárez que se completaba con otros dos hermanos: Juancarlitos y Alfredo Harriott. Y ese debut fue a toda orquesta: un lapidario 19-13 sobre el campeón defensor, Santa Ana, liderado por los hermanos Francisco y Gastón Dorignac.

Juntos, también, disputaron los mellizos su primera final de Palermo en 1984 y levantaron por primera vez la copa más preciada por los polistas en 1986, temporada a la que ya se había sumado al equipo uno de sus hermanos: Marcos Heguy. Repitieron el título en 1992, 1993 y 1995, pero ya no eran tres, sino cuatro: Bautista Heguy había completado un equipo histórico.

Ya para el último título de Chapaleufú en el Argentino Abierto, en 2001, no estaba Gonzalo. El 6 de abril de 2000, con 35 años, había fallecido en un accidente automovilístico en La Pampa. Una ausencia que marcó a la familia, a los hermanos. "El Mosquetero de la bondad", como fue bautizado por LA NACION, era muy querido. Jugador fogoso, el motor del equipo, pero fuera de la cancha era el más divertido de los hermanos. Autocrítico, pero reservado. Cuentan siempre que tenía un ángel especial.

Hoy, Horacito Heguy, que suele pasar la mayoría del año en su campo Malapata (nombre tomado de una de sus mejores yeguas), en Intendente Alvear, La Pampa, cumple 55 años y recordó especialmente a su hermano mellizo en Instagram, con una foto de ambos con la camiseta de Indios Chapaleufú y un sentido mensaje que incluyó una sutil ironía, fiel a su estilo. "Un día como hoy nacía el tipo más bueno del mundo, y para compensar...yo".

Corrida y gol de Gonzalo Heguy en la final de Palermo 97

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.