Ponomariov: un chico de acero

A los 18 años, el ucranio se coronó campeón mundial; es el más joven de la historia
A los 18 años, el ucranio se coronó campeón mundial; es el más joven de la historia
(0)
24 de enero de 2002  

El ucranio Ruslan Ponomariov entró en la historia al consagrarse campeón mundial de ajedrez a los 18 años. Tras hacer tablas en la séptima partida del match que sostuvo con su compatriota Vassily Ivanchuk, en el hotel Metropol de Moscú, sumó 4,5 puntos producto de dos partidas ganadas y cinco tablas. Un score demasiado contundente si consideramos lo que ocurrió en el tablero pero fiel reflejo de los caracteres que se enfrentaron.

Mientras era proverbial en los cenáculos los frágiles nervios de Ivanchuk, nada es más certero que recurrir a una vieja frase para describir al nuevo rey: posee nervios de acero. Esta condición se reveló plenamente en las partidas segunda y quinta, en las cuales con posición inferior y ante alguna indecisión de Ivanchuk las remontó e incluso ganó la quinta, que resultó decisiva para el resultado final del encuentro.

Ponomariov nació el 11 de octubre de 1983 en la ciudad minera de Gorlovka, en el este de Ucrania. En la actualidad reside en Kramatorsk, de unos 200.000 habitantes.

"No me molesta vivir en provincias, pues para la profesión a la que he subordinado mi vida no tiene mucha importancia. Más aun, Internet me permite estar al tanto de todo lo que ocurre; incluso de todas las novedades ajedrecísticas."

Para Ponomariov, el modo más eficiente de restablecerse de una tensión mental acumulada ante el tablero es "ir a la piscina y relajarme en el banquillo de masaje".

Cursa segundo año en la Facultad de Derecho del Instituto de Técnica y Administración de Kramatorsk. Eligió esta carrera porque, como el ajedrez, dice "requiere extrema concentración y capacidad para analizar". En una de sus declaraciones a la prensa, confesó que no tiene novia porque el ajedrez no le deja tiempo para "un asunto tan serio".

Por asociación de ideas, cabe recordar que durante el match en Moscú se quejó de las continuas llamadas de prostitutas, al punto que debía descolgar el teléfono para dormir tranquilo.

Ponomariov dice no tener ídolos ajedrecísticos, aunque, como el resto de los maestros de la ex Unión Soviética, ha estudiado concienzudamente a cada uno de ellos, comenzando por William Steinitz.

Como producto de la era de las computadoras, su precocidad se reveló a los 14 años, cuando alcanzó el título de gran maestro y en su momento resultó ser el más joven de la historia en ostentarlo, superando al francés Etienne Bacrot. En nuestros días fue rebasado por el azerí Teimur Radjabov, todos a los 14 años, diferenciándose tan sólo por meses o días.

De estilo posicional, algo rígido para su edad, ha sido comparado con Karpov; incluso algunos maestros arriesgaron que era una mezcla de Kamsky y Karpov. Hasta se ha recurrido a Fischer para señalar su dinamismo, especialmente en el medio juego, como la estupenda ejecución en la partida que le ganó al ruso Peter Svidler en la semifinal de este campeonato. De más está agregar que es particularmente fuerte en los finales, propicios para el desarrollo de su estilo.

En cuanto a las aperturas, algunos maestros señalan que no alcanza la altura de los tres que lideran e lranking: Kasparov, Kramnik y Anand (los dos primeros no estuvieron en el torneo). Parece faltarle esa sutileza, ese afinamiento necesario para desarrollar los planteos. Pero no hay dudas de que lo logrará y en breve tiempo si se tiene en cuenta que dedica 5 o 6 horas diarias en el estudio del juego. Quizá necesite elegir el preparador adecuado para completar este aspecto de la técnica.

La última partida

Esta es la séptima partida del Campeonato del mundo entre Ponomariov (blancas) e Ivanchuk.

Defensa Alekhine.

1. e4 Cf6 2. e5 Cd5 3. d4 d6 4. Cf3 Cc6 5. c4 Cb6 6. e6 fxe6 7. Cc3 g6 8. Ae3 Ag7 9. h4 0-0 10. h5 e5 11. d5 Cd4 12. Cxd4 exd4 13. Axd4 g5 14. Axg7 Rxg7 15. h6+ Rg8 16. Dd2 e5 17. Th5 g4 18. Dg5+ Dxg5 19. Txg5+ Rh8 20. Tg7 Tf6 21. Txc7 Txh6 22. b4. Tablas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.