Cómo ser palista en la Argentina: la historia de Cecilia Collueque y Franco Balboa

Cecilia Collueque y Franco Balboa
Cecilia Collueque y Franco Balboa Crédito: Rodrigo Ruiz Ciancia/adn
Olivia Díaz Ugalde
(0)
2 de marzo de 2019  • 10:00

PUERTO MADRYN.- Uno nació en Neuquen, la otra en Río Negro. Ella es campeona del mundo Senior en Portugal 2018, él logró el primer puesto en la categoría Sub 23 en Sudáfrica 2017. Sus caminos fueron por distintos lados, distintas realidades y diversos los obstáculos debieron atravesar, pero hoy comparten dos alegrías: son campeones en el canotaje de los Juegos Nacionales de Playa y ambos están clasificados al Mundial Senior de China, en octubre.

Franco Balboa, 25 años, y Cecila Collueque (35), dos de los mejores palistas del país, brillaron en sus 15 kilómetros de carrera en las playas de Puerto Madryn, en la que tuvieron una dura batalla con sus contrincantes de otras provincias. Para el neuquino fue sencillo: tuvo casi cuatro minutos de diferencia con el segundo. Pero la rionegrina debió remar hasta el final mano a mano con sus pares Nadia Riquleme (Neuquen) y Claudia Aguiar (Buenos Aires) para festejar.

Cecila Collueque
Cecila Collueque Crédito: Rodrigo Luis Ciancia/ADN

Haber alcanzado estos resultados es fruto de su trabajo silencioso. Un trabajo de hormiga que se construye en las sombras para una vez listo salir a la luz. Remar y remar en la oscuridad, fijar objetivos y cumplirlos. Medirse con el mundo y destacarse. Se necesitó de apoyo, constancia y mucha perseverancia. Son años de sobreponerse a los obstáculos –económicos y climáticos-, de luchar con la cabeza y sobresalir.

Balboa fue medalla de bronce en el Mundial Sub 23 en 2016 y medalla de oro en 2017. Collueque cuenta con una medalla de oro en el Mundial Senior Portugal 2018 y cinco participaciones mundialistas.

"Desde muy chiquito que practico. A los tres años mi papá me subió a un kayak por primera vez. Vengo de una familia palista y fabricante de kayaks. Al principio era un divertimento hasta que mi pasión empezó a crecer cada vez más. El gustito por la competencia, mejorar y ganar cada vez fue mayor y me motiva más", relata Balboa a LA NACION, quien desde 2017 se dedica de manera profesional.

"Empecé más de grande, a los 16 años,a remar motivada por la Regata de Río Negro. Comencé con el estilo velocidad y cada vez a entrenarme más. Fui descubriendo un deporte que me atrapó y gustó en su totalidad", dice Collueque.

Franco Balboa, 25 años
Franco Balboa, 25 años Crédito: Rodrigo Luis Ciancia/ADN

–¿Cómo es la vida de un palista? ¿Cuán cuesta arriba se hace dedicarse de lleno a este deporte?

CC: Cuando estaba en velocidad había apoyo del Gobierno y del Enard. Pero con maratón, es diferente: no hay cobertura fija, se hace un poquito más cuesta arriba. Pero tenemos muy buenos deportistas, hay un buen nivel. Es duro, pero se puede. Hay que conocer a la persona justa para poder contar con los subsidios para poder viajar, ya que sin eso es imposible. Las posibilidades igual están, así que por ahora podemos viajar.

FB: Tuvimos unos años medio complicados en 2013 en cuanto a lo económico, sumado a que no había mucha competencia interna, entonces se hizo muy difícil que pudiera competir y viajar. Por suerte, después ha empezado a crecer la competencia, y ya muchas provincias se lo toman de manera profesional.

–¿Cómo es el entrenamiento del canotaje? ¿Sienten que creció la cantidad de palistas en el país?

FB: Entrenamos en el Río Limay, se siente muy bien entrenar en la naturaleza. Generalmente entrenamos doble turno de agua y después complementamos con el gimnasio y la parte aeróbica, que sirve para fortalecer las piernas. La verdad es hermoso ver a tantos chicos que me tomen como un ejemplo. Eso me da muchas ganas de hacer las cosas bien y aprender de mis errores. Además, que cada vez se sumen más chicos a practicarlo, tanto a nivel competitivo como recreativo, sirve mucho. Es lindo ver el río lleno de chicos. Eso te motiva para seguir entrenando y disfrutando de este deporte.

CC: Me entreno sola en el río y complemento con gimnasio. Se hace duro y eso es lo que muchas veces te hace dudar de lo que elegiste. Por eso es que en la rama femenina de maratón somos tan pocas. En invierno sobre todo es muy duro el entrenamiento. Hay que estar muy fuerte de la cabeza. Pero se puede, de a poco vas viendo tus resultados, la ayuda y los viajes, que son la máxima posibilidad para medirte con el mundo y competir.

En octubre llegará su competencia esperada: el Mundial en China. Ahí tendrán la posibilidad de medirse con el mundo y revalidar sus títulos ganados los años anteriores. La experiencia la tienen, y los callos en las manos dan muestra de cuantas batallas encima tienen. Ambos saben lo que es pelearla. Ambos quieren seguir remando a cuesta de sacrificio. Y soñando en grande.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.