Escocia-Inglaterra, el rugby mismo: 150 años de historia, pasión y rivalidad

Jorge Búsico
Jorge Búsico PARA LA NACION
Una escena del Escocia-Inglaterra del Seis Naciones de 1990, uno de los legendarios test-matches entre ambas selecciones.
Una escena del Escocia-Inglaterra del Seis Naciones de 1990, uno de los legendarios test-matches entre ambas selecciones. Fuente: AFP
(0)
4 de febrero de 2021  • 12:41

El rugby está viviendo dos de sus aniversarios más trascendentes. Hace casi 150 años, el 27 de marzo de 1871, Escocia e Inglaterra jugaron el primer partido de la historia entre selecciones. Fue en Raeburn Place, Edimburgo, ante 4000 espectadores, y el local ganó por 1 a 0. Unos meses antes, el 26 de enero, 21 clubes habían fundado la primera entidad que iba a unificar los distintos reglamentos que se practicaban en este deporte: la Rugby Football Union (RFU), hoy la Unión de Inglaterra. El punto de encuentro de la celebración será este sábado, cuando ambas selecciones se enfrenten en Twickenham para inaugurar el 6 Naciones. Sin público y con otra ola de la pandemia atacando al Reino Unido.

El término test-match, con el que el rugby califica a los partidos entre selecciones, viene de antes, ya que en 1861 los periodistas lo usaron para una gira de cricket no oficial de Inglaterra a Australia. Así querían diferenciarlo de un encuentro entre clubes. Sin embargo, el primer test de ese deporte fue una década después que el de rugby. A la RFU la fundó un grupo de jóvenes de los clubes Richmond, Ravenscourt Park, Blackheath, West Kent, Malborough Nomads, Wimbledon Hornets, Gipsies, Civil Service, The Law Club, Wellington College, Guy's Hospital, Flamingoes, Clapham Rovers, Harlequins FC, King's College Hospital, St.Pauls's, Queens House, Lausanne, Addison, Mohicans y Belsize Park. La reunión se llevó a cabo en Londres, en el restaurant Pall Mall de la hoy céntrica y lujosa Regent Street.

Escocia e Inglaterra jugaron el primer partido de la historia entre selecciones hace 150 años; fue el 27 de marzo de 1871
Escocia e Inglaterra jugaron el primer partido de la historia entre selecciones hace 150 años; fue el 27 de marzo de 1871

En ese encuentro se redactó el primer reglamento (cada club hasta ahí jugaba con el suyo), se estableció una cuota de 5 chelines y se seleccionó un equipo de 20 jugadores para viajar a Escocia y jugar unos días más tarde, el 27 de marzo, el partido del que se está cumpliendo un siglo y medio. Después de la RFU se fundaron las Uniones de Escocia (1873), de Irlanda (1879), de Gales (1881) y de Nueva Zelanda (1892). La de Argentina es de 1899, anterior a la de Francia (1919).

El rugby se había inventado, al menos oficialmente, en 1823, cuando en el colegio Rugby, de la misma ciudad, William Webb Ellis tomó la pelota con la mano en un partido de fútbol y se lanzó a correr. Los 200 años tendrán una celebración especial, ya que coincidirán con la Copa del Mundo de Francia 2023. Ellis, quien murió el 24 de enero de 1872, está enterrado en ese país, en la ciudad de Menton.

Pero hay otra tradición que une a ingleses y escoceses, quienes también protagonizaron -un año más tarde que el rugby- el primer partido internacional de fútbol. Se trata de la Calcutta Cup, que es el trofeo más antiguo y que se empezó a disputar en 1879. En el historial entre ambos, el poder inglés se impone por amplia diferencia, pero hay un test, el del 17 de marzo de 1990, que lo ganó Escocia y que es el más recordado por varias razones, sobre todo porque los de la Rosa, capitaneados por Will Carling, parecían invencibles en Europa. De hecho, al año siguiente llegaron a la final de la Copa del Mundo.

Los festejos en el vestuario del equipo escocés después de aquel triunfo, en 1990.
Los festejos en el vestuario del equipo escocés después de aquel triunfo, en 1990. Fuente: AFP

En ese encuentro, que Escocia ganó adjudicándose el entonces 5 Naciones y el Grand Slam, se cantó por primera vez como se lo hace ahora el himno Flor de Escocia, que en ese país se utiliza para reemplazar el himno inglés, Dios salve a la Reina. Murrayfield se estremeció. David Sole, el capitán, decidió que el equipo entrara caminando a la cancha, mientras que en los días previos se arengaron con que iban a enfrentar a Margaret Thatcher y sus políticas que afectaban a la clase trabajadora y especialmente a los escoceses.

Pero además estaba esa tarde, como antes y ahora, como en estos 150 años, la historia misma que se disputa en cada test, que es la misma que sienten galeses e irlandeses cuando enfrentan a Inglaterra. Por eso, en ese himno que en los dos últimos años la gente en Murrayfield canta a capela cuando la gaita deja de sonar, se gritan las estrofas: "Oh Flor de Escocia, cuándo veremos otros iguales de nuevo, que lucharon y murieron por tu pedacito de colina y cañada, y resistieron contra él".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.