Mundial de rugby. Cómo es el búnker para la concentración de Los Pumas en Japón

Una vista aérea del J Village, la primera casa de Los Pumas en el Mundial
Una vista aérea del J Village, la primera casa de Los Pumas en el Mundial
(0)
11 de septiembre de 2019  • 11:51

Si bien el bautismo oficial será el 20 de septiembre, el Mundial de rugby de Japón 2019 ya comenzó para varias selecciones. Y una cita de estas características se empieza a ganar con una buena locación para los entrenamientos. En el caso de Los Pumas, tras aterrizar en la capital nipona, los dirigidos por Mario Ledesma se trasladaron al J Village Camp, en la prefectura de Fukushima, para su primera estadía con miras al partido debut ante Francia.

El búnker de los argentinos, que tendrán su kick off el 21 de este mes, es un inmenso predio ubicado a 275 kilómetros de Tokio, ciudad en donde Los Pumas tendrán su encuentro inaugural, en el Estadio Ajinomoto. El lugar de concentración fue inaugurado en 1997 como el primer centro nacional de entrenamiento para el futbolista en Japón.

Casi 7 millones de personas utilizaron las instalaciones en los primeros 14 años, antes del tsunami ocurrido en marzo de 2011, que causó desastres en la zona y un derrame nuclear producto del accidente en la estación de Daiichi, Fuskushima. Por aquel entonces, J Village Camp funcionaba como promotor del deporte y un gran atractivo para la comunidad local.

No obstante, el predio respondió a una serie de refacciones que hoy lo sigue convirtiendo en un espacio de alto rendimiento. Respecto a la infraestructura, el centro cuenta con tres edificios y un total de 200 habitaciones, 11 campos para entrenarse, pista de atletismo de 400 metros, restoranes, centro de convenciones, salas de reuniones, pileta y gimnasio.

El fútbol americano, lacrosse, el voleibol, el fútbol, rugby y bádminton son algunos de los deportes que pueden ser practicados en J Village, que recibió a la selección argentina de fútbol previo al Mundial de Corea del Sur-Japón 2002. También estuvieron las selecciones masculinas de fútbol de Chile (2007 y 2009), de Japón (siete veces desde 1997 a 2006) y conjunto nacional femenino de Japón (12 veces desde 1997 a 2009).

Uno de los campos sintéticos cubiertos, con tecnología y materiales de primer nivel
Uno de los campos sintéticos cubiertos, con tecnología y materiales de primer nivel

Para los Pumas fue una mañana calurosa de miércoles, en la que el plantel realizó movimientos entre forwards y backs por separado, con intensificación en las destrezas y las formaciones fijas.

Por la tarde, el clima fue la antítesis de lo ocurrido en los primeros momentos del día. El cielo nublado aguantó lo que pudo hasta que la lluvia apareció y dijo presente en el entrenamiento de alta intensidad ocurrido en la tarde de Fukushima.

Diferentes variantes, tres cuartos y forwards mezclados, la intensidad como leit motiv y la primera tarde de Rugby de Los Pumas en Japón llegó. Los dirigidos por Mario Ledesma se habían instalado en el complejo de J Village en la mañana del lunes y habían completado una sesión de gimnasio y trabajos regenerativos.

El capitán Pablo Matera se refirió al desembarco del Seleccionado Nacional en tierras niponas: "La verdad que estamos muy entusiasmados, con muchas ganas de hacer una excelente estadía en J Village. Nos venimos preparando hace mucho por este sueño que es jugar siete partidos en la Copa del Mundo. Tenemos que ir entrenamiento a entrenamiento, tratar de plasmar lo que decimos que vamos a hacer y hacerlo. Como grupo estamos en una excelente sintonía y hay que aprovechar esa energía para capitalizarla en el Mundial".

Una de las canchas con tribunas, utilizables para varios deportes
Una de las canchas con tribunas, utilizables para varios deportes

"Nos encontramos con una cálida bienvenida, en un lugar con unas instalaciones espectaculares. tiene que ser una semana donde solo nos quede meterle para adelante, que cada uno de nosotros esté enfocado en lo que tenga que hacer, aprovechar todos los momentos juntos, las consultas con los entrenadores y estar más unidos que nunca. Eso nos trajo hasta acá", detalló el hombre formado en Alumni.

Por último, Pablo Matera subrayó: "Los 10 días en Sídney fueron muy importantes para acomodarnos a los horarios de Japón y para seguir fortaleciendo el grupo y todos los 31 que conformamos la lista. Tuvimos entrenamientos muy exigentes, de alta intensidad y muy buenos momentos entre todos para seguir preparando esto tan lindo que es jugar un Mundial. Tomarlo con responsabilidad y disfrutarlo al máximo".

Crédito: @lospumas

Instalaciones principales:

  • Siete campos naturales con medidas oficiales 68m x 105m
  • Luces nocturnas en dos canchas
  • Un estadio que puede albergar a 5000 personas
  • Un campo de juego techado
  • Una pista de atletismo de 400 metros y 4 andariveles
  • Sala de convenciones para 160 personas sentadas
  • Un gimnasio
  • Sauna y pileta

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.