Cambios en la base del tenis: los 21 torneos que se harán en la Argentina para impulsar a los jóvenes

La actividad en el Tennis Ranch
La actividad en el Tennis Ranch
José Luis Domínguez
(0)
12 de diciembre de 2018  • 23:59

La temporada 2019 traerá cambios en el circuito internacional del tenis. Las novedades estarán, sobre todo, en la base de la pirámide del tour: los torneos más chicos, aquellos en los que se desempeñan la gran mayoría de los tenistas profesionales. Los Futures, tal como se los conoce, dejarán de ser llamados de esa manera para formar parte del World Tennis Tour. Aquellos certámenes, con premios de 15.000 dólares en total en su rango habitual, dejarán de sumar puntos para el ranking de la ATP, y sí aportarán para una nueva clasificación de la Federación Internacional (ITF).

La Argentina, que en algún momento rondó los 25 torneos por temporada, sólo totalizó 9 Futures en 2018. Una cifra insuficiente para sostener las esperanzas de aquellos que están por debajo del nivel Challengers. En este contexto, la necesidad obligó a emplear el ingenio para llevar adelante los torneos de iniciación. Habrá una nueva gira, con organización a cargo de un emprendimiento privado, encabezado por Juan Riquelme y Pablo Chaiman. Una propuesta que es toda una innovación en nuestro país: 21 torneos, todos a realizarse en el Tennis Ranch Pinamar, un espacio con 50 cabañas, capacidad para 250 personas y 10 canchas (6 con iluminación, aunque se proyecta que todas tengan luz en el momento de empezar los torneos).

Las canchas del Tennis Ranch Pinamar, sede del circuito
Las canchas del Tennis Ranch Pinamar, sede del circuito

La apuesta está basada en una serie de torneos hechos en Antalya, Turquía, y también en El Cairo, en Egipto, todos realizados dentro de un resort. Cada certamen tiene un costo organizativo de 25.000 dólares, cifra que incluye el prize money. El financiamiento se sostendrá a través de los alojamientos de los jugadores del cuadro principal y los que disputarán la qualy y la pre-qualy en la sede del campeonato; esa es la condición requerida para acceder a los torneos, con costos razonables dentro de los gastos que tienen los tenistas de este nivel. Para los jugadores argentinos, será una oportunidad para tratar de sumar puntos y tener competencia en nuestro país, sin la necesidad de partir al exterior. "Pinamar es una sede que le ha aportado muchísimo al tenis. La Asociación participará con la logística y la coordinación. Para nosotros, lo más importante es apoyar el programa de Desarrollo, queremos que los jugadores se formen y completen su estilo de juego en nuestro país antes de salir al circuito internacional", consideró Martín Vassallo Argüello, director ejecutivo de la AAT.

Juan Riquelme llegó a este emprendimiento por una cuestión personal y familiar: Agustín, su hijo de 18 años, entrenado por Mariano Monachesi y Mariano Hood, es uno de los jugadores que apuntan a ingresar en el circuito mayor. "Más allá de lo que sucede con mi hijo, lo que yo vi es que muchos chicos se quedaban afuera del circuito con estos cambios. Es raro que una organización como la ATP no les facilite el acceso a sus propios jugadores", le dijo el promotor de la gira a LA NACION.

El amplio complejo tenístico de Pinamar, cerca de la costa y numerosas comodidades
El amplio complejo tenístico de Pinamar, cerca de la costa y numerosas comodidades

La sociedad con Chaiman surgió a partir de una serie de reuniones, en los que vislumbraron la idea de hacer un torneo; con ese impulso y el apoyo de la AAT se buscó mejorar la inversión, y así el circuito se extenderá a todo 2019. La temporada comenzará el 11 de marzo próximo, con la pre-qualy del primer torneo, y continuará con paquetes de tres campeonatos por mes, hasta fines de noviembre. Como también habrá menos torneos en la región, se prevé que llegarán jugadores desde Brasil, Chile y los Estados Unidos en busca de espacio para jugar. Si bien entran 32 jugadores en cada cuadro principal, sólo 17 ingresan de manera directa: otros seis deben pasar la qualy, hay cinco plazas destinadas a chicos bien ubicados en el ranking mundial junior, y los cuatro restantes reciben los wild cards (invitaciones) de la organización.

"Es un emprendimiento grande y muy importante para el tenis argentino. También es muy necesario, porque no hay manera de llegar a ser Top 10 o Top 50 sin haber pisado antes este escalón del circuito. También hay un riesgo en la inversión, porque renunciamos al subsidio que otorga la AAT a los organizadores de futures; preferimos que se destine a Desarrollo. Esto es para ayudar sobre todo a los que recién arrancan. Nuestra idea es volver a la época en la que la Argentina tenía 24 o 25 torneos por año, y el desafío personal que tenemos es que los jugadores se sientan como si esto fuera un torneo de ATP", expresó Riquelme. La inversión privada también significa un alivio para la AAT, que ya cuenta con dificultades económicas importantes. "¬Yo veo que hay talentos para desarrollar, pero con el dólar a 40 pesos se hace muy difícil, y para la AAT es casi imposible. La diferencia con los jugadores europeos es que ellos reciben más oportunidades de las que tienen los chicos de acá", agrega el promotor de la gira.

El Tennis Ranch Pinamar ya fue sede de varios futures y torneos juveniles
El Tennis Ranch Pinamar ya fue sede de varios futures y torneos juveniles

Las razones de un cambio decisivo

Los puntos que se sumen en los torneos del ITF World Tour se podrán acumular para el ranking ATP y acceder a los challengers, que también tendrán sus propios cambios (los cuadros pasarán a tener 48 jugadores, pero con menos clasificados). Pero, sin los puntos que daban los futures, el ranking tendrá una lista bastante más reducida en cuanto a cantidad de jugadores. ¿A quién ayudan o perjudican estos cambios? Responde Vassallo Argüello, a partir de su función como exjugador y actual dirigente: "Es una pregunta compleja, porque involucra aspectos políticos entre la ATP y la ITF. Es impensado que alguien quiera un tenis de elite sin preocuparse por la base que va a sostener. No creo que la ATP sea tan cortoplacista de pensar que sólo ocupándose de los diez primeros va a sostener un negocio que va más allá. Necesariamente para generar un Top 10 atractivo hay que trabajar en la base".

Vassallo Argüello también deja su opinión sobre la actualidad del tour: "Hay una lucha que tiene que ver con el negocio del juego, la distribución de los torneos, los sponsors y quién domina el tenis mundial. Es algo que se puede observar con lo que pasa entre la Copa Davis y la Copa del Mundo de la ATP, por ejemplo. Lo que sí queda claro con este cambio de sistema es que será la ITF la que esté a cargo de la etapa formativa del jugador, y la ATP se desliga hasta que el jugador ingresa en la etapa de los challengers".

El gimnasio , preparado para recibir a los tenistas
El gimnasio , preparado para recibir a los tenistas

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.