Campeón inédito. El griego Stefanos Tsitsipas venció a Dominic Thiem y se coronó campeón en el Masters Londres

Fuente: Reuters - Crédito: Peter Nicholls
Sebastián Torok
(0)
17 de noviembre de 2019  • 15:41

Evidentemente, la renovación está llegando al tenis de elite. el recambio está en marcha, progresivo, pero con firmeza. Es verdad que Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer terminarán la temporada, una vez más, en los tres primeros lugares del ranking ATP, pero la Copa de Maestros, el exclusivo torneo que reúne a las mejores ocho raquetas del año, luce a un ganador inédito y muy joven: el griego Stefanos Tsitsipas (21 años; 6º del ranking), que derrotó por 6-7 (6-8), 6-2 y 7-6 (7-4) al austríaco Dominic Thiem (26; 5º), en 2h35m.

La evolución de Tsitsipas es increíble. Pasó, en apenas un año, de ganar en Milán el Masters de la Next Gen (para jugadores menores de 21 años) a obtener el torneo de los maestros absoluto en Londres. Tsitsipas se convirtió en el campeón más joven de las ATP Finals desde que el australiano Lleyton Hewitt lo hizo con 20 años en 2001. Hasta ahora, solo seis tenistas habían ganado el certamen de maestros teniendo 21 años o menos, pero ayer esa cifra aumentó.

Thiem y Tsitsipas, jugadores con revés de una mano, disputaron un primer set sumamente intenso y de altísima calidad, que terminó decidiéndose en el tie-break. Mientras Thiem salvó las tres chances de break a las que se enfrentó, el griego anuló las dos oportunidades que tuvo su rival, llegando a un desempate que se decretó por detalles que cayeron del lado del más experimentado.

Cuando muchos podrían pensar que Thiem (liderada 4-2 el historial entre ambos) terminaría su obra maestra en el segundo set, Tsitsipas ostentó una reacción maravillosa, adelantándose 4-0 y cerrándolo en forma furiosa. "No sé cómo pude jugar tan bien el segundo set. Creo que mi mente estaba tranquila y no le di muchas oportunidades", reconoció el griego, tras el match. Claro que faltaba lo más complejo: ganar el partido. Con el público encendido, Tsitsipas logró un primer quiebre, pero Thiem hizo lo mismo, caminaron de la mano hasta el tie-break y, allí, el jugador entrenado por su padre, Apostolos Tsitsipas, fue más certero y le tembló menos el pulso. "Ha sido un combate excepcional. Esta final fue magnífica. Pienso que cosas así hacen a nuestro deporte tan grande", se emocionó Tsitsipas.

Por cuarto año consecutivo, el Masters lo encumbró un campeón inédito, luego de que se coronaran el escocés Andy Murray en 2016, el búlgaro Grigor Dimitrov en 2017 y el alemán Alexander Zverev en 2018. Semejante estadística no ocurría desde el período entre 1988 y 1991, cuando prevalecieron en cada edición Boris Becker, Stefan Edberg, Andre Agassi y Pete Sampras. Otra curiosidad: en 1991, cuando se produjo la cuarta edición consecutiva con campeones inéditos en el ATP Finals, ninguno de los dos que compitieron ayer en el O2 Arena de Londres había nacido. Faltaban dos años para que lo hiciera Thiem y siete en el caso de Tsitsipas.

.

Thiem y Tsitsipas hace tres años: este domingo definirán el Masters
Thiem y Tsitsipas hace tres años: este domingo definirán el Masters Crédito: @ATPTour

Tsitsipas, una joya de la nueva generación, obtuvo el título más valioso de su carrera. Hasta la definición de ayer en Londres, solo poseía los trofeos de Estocolmo (2018), Estoril y Marsella (este año). A esta temporada mágica hay que sumarle tres finales perdidas: las de Dubai, Madrid y Pekín. Para el griego fue su presentación en el Masters de Londres; en 2016 había estado en la competencia, pero como sparring. De hecho en aquel evento conoció a Thiem y se hicieron muy buenos amigos. Así quedó sellado con el abrazo que se estrecharon cuando terminó el partido. "Stefanos, lo mereces. espero que tengamos más finales así en el futuro", dijo Thiem, que dibujó una temporada fabulosa, con cinco títulos y la final de Roland Garros.

Tsitsipas, un crack que amenaza con hacer mucho ruido en los próximos años, es una fusión perfecta entre la madurez y la audacia juvenil. En Londres derrotó, además de a Thiem, a Roger Federer en las semifinales. "Quiero mejorar sin parar. Creo que lo puedo hacer mejorar en los Grand Slam", se ilusionó. Tiene con qué.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.