Schwartzman, tras la cancelación del tenis: "Hay que evitar que en la Argentina el coronavirus pase a mayores"

Diego Schwartzman viajó a Indian Wells, pero el circuito de tenis se canceló y ya se instaló en Buenos Aires.
Diego Schwartzman viajó a Indian Wells, pero el circuito de tenis se canceló y ya se instaló en Buenos Aires. Fuente: AP - Crédito: Lee Jin-man
Sebastián Torok
(0)
13 de marzo de 2020  • 08:07

Después de un desgarro en el aductor de la pierna izquierda que le impidió jugar las semifinales del ATP de Buenos Aires y lo distanció del circuito durante varios días [incluso de la serie de Copa Davis ante Colombia en Bogotá], Diego Schwartzman tenía previsto reaparecer esta semana en Indian Wells, el primer Masters 1000 de la temporada. Claro que se lo impidió la cancelación del tour por las próximas seis semanas debido al brote de coronavirus. El Peque arribó en los Estados Unidos el domingo pasado, pero volvió a la Argentina de inmediato.

"Se fue creando una situación de miedo, sin entender muy bien cómo era el contagio ni cómo se prevenía. Y terminó en esta situación, que lamentablemente es complicada. Por más que las distancias sean enormes entre un lugar y otro, todo se va volviendo muy próximo y cada país va sumando medidas sanitarias. Lo principal es la salud de todo el mundo. Es un momento delicado y hay que entender que la forma de solucionarlo es ayudando todos un poquito. Hay que cuidarse, ir al médico ante cualquier síntoma y tomar todos los consejos de los profesionales. Hay que evitar que en la Argentina el coronavirus pase a mayores", le dijo el número 13 del mundo a LA NACIÓN , con la incertidumbre de la mayoría.

Ya se le pasó el disgusto, pero a Schwartzman no le gustó la ligereza con la que la ATP les comunicó a los jugadores la cancelación de Indian Wells. "No me gustó, más que nada porque yo aterricé en Los Ángeles el domingo y me enteré que se había cancelado por mensajes de Facundo Lugones [entrenador argentino del británico Cameron Norrie] y de Fede Coria, que estaban ahí en el torneo. Hasta miré si no era el Día de los Inocentes; pensé que me estaban haciendo una broma. Pero después vi un mail que estaba únicamente en inglés, no estaba en un par de idiomas como hubiera correspondido y en el que el título era muy tranquilo, algo así como 'Notificación de ATP'. Muchas veces esos mails tienen información no tan relevante o los abrís al otro día de recibirlos. Esa fue la forma de comunicación de que semejante torneo se suspendía. Eso fue lo que enojó, porque la decisión de cancelarlo era la más sabia. Al otro día, lo más sano, era cancelar Miami. Entiendo que se tomaron algunos días, también esperaron las opiniones de los jugadores, de los gobiernos y todo lo que fue pasando, pero se hizo lo más sabio. Está bien la suspensión total, porque hay un montón de deportistas que están con el virus y contagiarían a otros y se multiplicaría el virus", explicó el jugador de 27 años.

-¿Qué precauciones sanitarias tomaste durante tu viaje a Indian Wells?

-Hace muchos años que tengo viajes y horas de avión, entonces cuando me fui de acá, de Argentina, a Estados Unidos, como siempre tuve mi gel de alcohol y traté de lavarme las manos muy seguido. Soy de cuidarme mucho en cada viaje porque todos los lunes, por mi profesión, tengo que estar al cien por ciento. Siempre me cuidé, así que tomé los recaudos habituales. No mucho más que eso. No me dio temor.

-Ustedes, los tenistas de elite, deben informar la localización diaria para estar disponibles para los controles antidopaje. ¿Ahora deberán actualizar la situación?

-Sí, la actualización es todos los días. Entiendo que el deporte se tiene que regir bajo las normas del antidopaje, sin dudas. Es un tema para hablar en profundidad: los deportistas tenemos que estar controlados de que tomemos las vitaminas, los medicamentos, todo lo que está permitido, pero es prácticamente una persecución. Todos los días de nuestras vidas, al menos una hora al día, tenemos que informar dónde nos puede encontrar el antidopaje. En este caso es actualizar y en vez de poner en Indian Wells, es poner que vamos a estar en Buenos Aires. Pero un poco es ceder tu privacidad, obvio. Es complicado el tema de los controles. Estoy de acuerdo con que se haga el día a día, pero es difícil para el jugador. Pensá algún día que vueles o duermas en otro lado, no podés fallar. Hay reuniones todo el tiempo y escuchan a los jugadores para tratar de ver otras opciones de control, pero por ahora es así.

-Todavía no se resolvió qué ocurrirá con los puntos y el ranking. ¿Qué sugerirías?

-Así como se suspendieron los torneos, el ranking se debería congelar hasta nuevo aviso. Se debería congelar o hacer un promedio., la verdad que no lo sé. Es una difícil decisión.

-Tenés una amistad con Paulo Dybala, el futbolista de Juventus, que tiene que estar aislado en Turín porque Daniele Rugani, un compañero suyo, dio positivo de coronavirus. ¿Pudiste hablar con él en estas horas?

-Sí, hablé muy poco. Sé lo que saben todos. Que están en cuarentena, en Italia. A un compañero de él le dio positivo y creo que el fin de semana le hacían estudios a todo el plantel, pero estaban todos perfectos.

-¿En qué vas a ocupar las próximas seis semanas sin competencia oficial? ¿Acaso una pretemporada, aunque sea en un momento inusual del año?

-Estamos viendo qué hacer con mi equipo. Supongo que sí: haremos de cuenta que el año no empezó y prepararemos una pretemporada de tres o cuatro semanas. Tenemos que pensar que será un año un poco más corto de lo normal y hay que adaptarse.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.