Anglo American hace un nuevo ajuste luego de pérdidas continuas y crecientes

Alex MacDonald
Scott Patterson
(0)
17 de febrero de 2016  

LONDRES—El golpeado conglomerado minero Anglo American PLC presentó el martes un plan de reestructuración radical luego de anunciar una pérdida de US$5.600 millones en 2015, en medio de un derrumbe de los precios de las materias primas que castigó duramente a las minas más caras que opera en el mundo.

El desplome de los commodities, provocado por una disminución del apetito de China y un alza de la producción, ha causado estragos en los grupos mineros y sus inversionistas en los últimos 12 meses. La reacción de las empresas ha sido tratar de resguardar sus finanzas y reducir la deuda en la que incurrieron durante los años del auge.

El gigante suizo Glencore PLC, por ejemplo, busca recortar su endeudamiento en US$10.000 millones, un plan que abarca la suspensión del dividendo y un aumento de capital por US$2.500 millones. Rio Tinto PLC divulgó la semana pasada una pérdida de US$866 millones en 2015 y también suspendió su dividendo, lo que en la práctica implica un reconocimiento de que no supo interpretar la demanda en China. Se espera que BHP Billiton Ltd. sea el siguiente coloso de la minería en suspender su dividendo cuando revele sus resultados la próxima semana.

Anglo American es la que ha adoptado las medidas más drásticas. El desplome de los precios de las materias primas ha obligado a la compañía, que fue fundada hace 99 años en Sudáfrica por Ernest Oppenheimer, a realizar cambios radicales, incluyendo la venta de decenas de activos que en su momento fueron muy codiciados.

La pérdida neta de US$5.600 millones en 2015 se compara con una pérdida neta de US$2.500 millones el año previo. Un portavoz de Anglo American dijo que no estaba al tanto de que la empresa hubiese registrado una pérdida anual de mayor envergadura. Los ingresos del año pasado cayeron 26% para sumar US$23.000 millones.

La extraordinaria pérdida reportada el martes constituye un nuevo revés para Anglo, que suspendió su dividendo y asumió gi-gantescas rebajas contables en algunos de sus mayores proyectos mineros, entre los cuales figura un cargo de US$5.700 millones después de impuestos el año pasado.

La calificadora de riesgo estadounidense Moody’s Investors Service rebajó a nivel chatarra la deuda de la compañía. Se trata del primero de los cinco grandes grupos mineros diversificados por capitalización de mercado en tener deuda por debajo del grado de inversión.

Anglo contempla reducir el total de las operaciones mineras que gestiona de 45 a 16, un paso más osado que la meta de 25 anunciada en diciembre. También planea abandonar por completo la minería de carbón y recortar drásticamente sus operaciones de hierro, un giro radical para una empresa que en su momento dominó el negocio carbonífero sudafricano e invirtió miles de millones de dólares en sus minas de mineral de hierro.

Ahora, Anglo se concentrará en diamantes, platino y cobre luego de concretar planes de vender activos este año por entre US$3.000 millones y US$4.000 millones.

La nueva configuración de minas aportará márgenes ajustados de ganancias de 30%, frente al 23% generado por el actual grupo de activos. Anglo operó 55 activos en 2014 con presencia en siete materias primas, incluyendo commodities a granel como el mineral de hierro y el carbón.

El puntal de las operaciones cupríferas son sus participaciones de 50,1% en Los Bronces y de 44% en Collahuasi, dos de las mayores minas de cobre del mundo, ubicadas en Chile. La empresa también destacó el proyecto de Quellaveco, en Perú, como una posible fuente de crecimiento orgánico.

El objetivo de la reestructuración "es cambiar las finanzas y asegurarnos de ser una gran compañía", manifestó el martes el presidente ejecutivo de Anglo American, Mark Cutifani, ante un grupo de periodistas.

El ejecutivo añadió que Anglo tratará de generar la mayor cantidad de efectivo o desprenderse de operaciones en commodities a granel u otros activos, como el proyecto brasileño de US$13.500 millones Minas Rio en dos o tres años. La empresa dijo en un comunicado que el objetivo de las operaciones de mineral de hierro de Minas Rio es generar un flujo de caja positivo en 2016 y los años posteriores. El proyecta será evaluado dentro de tres años.

Cutifani indicó que iniciativas tan costosas como Minas Rio, emprendidas antes de que asumiera la presidencia ejecutiva, han hundido a la minería. "Esta industria ha destruido valor una y otra vez al gastar dinero en cosas estúpidas", sentenció.

La reacción de los inversionistas distó de ser unánime.

Barend Ritter, gestor sénior de portafolio de Sanlam Investment Management en Cape Town, Sudáfrica, un inversionista de largo plazo en la empresa, dijo que la renovada disposición a vender activos de mayor calidad, como la participación en una mina de carbón en Colombia, es reconfortante.

Anglo planea vender o escindir su participación mayoritaria en la mina de hierro sudafricana Kuma Iron Ore Ltd., que en su opinión vale entre US$700 millones y US$800 millones a los precios actuales. Anglo no espera completar la transacción hasta el próximo año.

El reloj, sin embargo, avanza y Cutifani tiene que moverse con rapidez, enfatizó. "La presión recae sobre el equipo de gestión y si no ponen manos a la obra habrá consecuencias", sentenció.

Yohan Salleron, gestor de portafolio del fondo de inversión parisino Mandarine Gestion SA, calificó el plan de reestructuración más detallado como una "buena noticia". De todos modos, advirtió que Anglo debió haber actuado antes de que el colapso de los commodities fuera tan extremo. "Si lo hubiesen anunciado hace seis meses, hubiese sido mejor", dijo.

La empresa anunció una serie de medidas orientadas a apuntalar sus finanzas. A la ya mencionada venta de activos por entre US$3.000 millones y US$4.000 millones, frente a un objetivo anterior de US$2.000 millones para este año y el próximo, se suma la meta de alcanzar ganancias antes de intereses, impuestos y depreciación de US$1.900 millones en 2016.

Anglo pretende usar los fondos recaudados para reducir su endeudamiento neto de US$12.900 millones a fines de diciembre a menos de US$10.000 millones a fines de 2016. También intentará recuperar su calificación de grado de inversión tras la rebaja de Moody’s. Cutifani afirmó el martes que la decisión de la agencia no tenía ningún impacto práctico en lo que estaban haciendo y la forma en la que administraban el negocio.

Las acciones de Anglo American han caído cerca de 70% en los últimos 12 meses, siendo una de los integrantes de peor desempeño del FTSE 100, el índice de acciones líderes de la Bolsa de Londres. La acción cerró el martes con un alza de 1,3% en una jornada marcada por la volatilidad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?