Apuesta por el vino argentino en los Estados Unidos

La bodega San Telmo exportará 216.000 botellas producidas especialmente
La bodega San Telmo exportará 216.000 botellas producidas especialmente
(0)
20 de marzo de 2000  

SAN FRANCISCO.- El vino argentino acaba de entrar por la puerta grande en el mercado de los Estados Unidos. Seagram, la compañía norteamericana dueña de la marca San Telmo, puso en marcha un ambicioso proyecto de exportación lanzando tres varietales tintos y uno blanco para su venta exclusiva por Internet, tras alcanzar un acuerdo con Wine.com, la mayor vinería virtual del mundo.

Se trata de una estrategia de marketing que no tiene antecedentes en ningún país, ya que la familia de productos (malbec, merlot, cabernet sauvignon y chardonnay), desarrollada especialmente en Mendoza, sólo está disponible en la Red. Seagram comienza a difundir su producto apostando a la alta penetración del comercio electrónico en los Estados Unidos, y apenas a partir de mayo saldrá a venderlo en vinerías y restaurantes de alta gama, en Nueva York, San Francisco, Miami, Houston y Chicago.

Los vinos producidos en la Argentina están ganando cada vez mayor fama en el mundo, especialmente en los Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón, que son los principales destinos de las exportaciones del sector.

En los Estados Unidos ya son 30 las bodegas locales que ofrecen sus productos, aunque ninguna hasta hoy había tomado la decisión de elaborar un producto a la medida del paladar norteamericano, que demanda vinos frutados y madurados en barricas de roble.

Seagram, que también es dueña del champagne Mumm, el whisky Chivas Regal, el vodka Absolut y los prestigiosos vinos Sterling, proyecta vender por Internet alrededor de 36.000 botellas, sobre un total de 216.000 que serán exportadas durante el transcurso de este año. La estrategia también contempla lanzamientos en Gran Bretaña y Japón, para mediados de año, con la intención de colocar otras 130.000 botellas.

Para el 2005 la firma espera estar despachando un millón de botellas anuales, con una facturación de 10 millones de dólares.

Los vinos de la bodega San Telmo buscan posicionarse en el segmento denominado superpremium, con precios de hasta 13 dólares, en una franja de consumo que apunta al público de mayor poder adquisitivo. Esto marca una gran diferencia con los vinos chilenos, que también tienen una importante presencia entre los consumidores de este país: cuando Chile apostó sus fichas a esta plaza eligió competir con precios bajos; los introdujo a 5 o 6 dólares por botella y desde entonces no ha logrado romper el cerco de la demanda popular.

La cuestión de los precios no es un tema menor. Pese a que los entendidos reivindican sus virtudes, un estudio de mercado de la consultora especializada Moak Associates demostró, a fines de 1999, que el consumidor norteamericano promedio opina que los productos argentinos superan en calidad a los chilenos.

Gran apuesta

Seagram decidió apostar por el lanzamiento de un vino fino argentino, en respuesta a una tendencia creciente en Europa y los Estados Unidos, donde cada vez se demanda mayor cantidad de varietales producidos en Australia, Sudáfrica, Nueva Zelanda y la Argentina, que son percibidos como los nuevos referentes de calidad y variedad dentro de la industria. A tal punto que compiten mano a mano con productores tradicionales, como España, Italia, Francia y Alemania.

La variedad argentina que atrae la mayor atención internacional es el malbec, un cepaje único en el mundo, ya que pese a ser originario del sudoeste francés fue en Mendoza donde encontró las mejores condiciones para desarrollarse.

A Seagram, la compañía liderada por Sam Bronfman -que además tiene intereses en el mundo del espectáculo, donde controla los estudios de cine Universal y el sello discográfico Polygram- le tomó dos años decidirse por los viñedos de San Telmo, tras una búsqueda que también incluyó tareas exploratorias en Europa del este.

Con etiquetas y envases desarrollados especialmente, los vinos por ahora no se conseguirán en el mercado local.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.