Alfredo Coto, presidente de la cadena de supermercados. Armó un imperio sobre la base del negocio de la carne y apuesta a su olfato comercial