Como nunca, a manejar "los tiempos del mercado"

En maíz el mercado fue afectado por las contingencias climáticas en EE.UU.
En maíz el mercado fue afectado por las contingencias climáticas en EE.UU. Crédito: Santiago Hafford
Enrique Erize
(0)
20 de julio de 2019  • 02:00

La "sorpresa" del USDA del 28 del mes pasado, con su informe de áreas sembradas en Estados Unidos "detonó" los precios en Chicago. En maíz, la superficie superó en 2 millones de hectáreas las estimaciones privadas. Preguntas: ¿No hubo recorte de área por los tremendos excesos de lluvias? ¿La plaza le creyó al USDA?

En nuestra opinión, las bajas se deben a los "fondos". Estaban comprados e iban ganando. Ante el reporte salieron a liquidar. Esa es la explicación. No han sido los farmers (enojados e incrédulos ante los datos del USDA) los que presionaron con ventas. Son los "fondos" tomando ganancias y los comerciales aprovechando la ocasión.

Numerosos contactos en EE.UU. (y argentinos que han recorrido el área en las últimas semanas) opinan que el recorte productivo va a ser fuerte (y el USDA prometió ajustar). Así, es necesario (una vez más) acostumbrarse a manejar los "tiempos del mercado". Las subas podrían demorarse. ¿Por qué? Porque la oferta de maíz va a ser abundante en los próximos meses.

Aquí en nuestro país está ingresando en el circuito comercial el maíz tardío (en el orden de los 25/30 millones de toneladas); en Brasil la "safrinha" (maíz de segunda, con 70/75 millones), y en un par de meses aparecerá el maíz estadounidense (no serán 380 millones de toneladas, pero podrían ser 330).

En definitiva, la oferta para cubrir las necesidades de la demanda internacional va a estar disponible. La "caja de comida" se va a llenar en una alta proporción. Pero a medida que avancemos en el calendario las disponibilidades irán recortándose y EE.UU. deberá (¡indefectiblemente!) racionar la demanda hoy estimada en 362 millones de toneladas.

Opinión: 1) reducir el consumo forrajero en EE.UU. (131 de los 362 mill./t) no será fácil en un mercado de la carne entonado; 2) reducir el consumo industrial (176 de las 362 mill./t, el grueso a etanol que es ley) tampoco lo será, y 3) resta entonces recortar las exportaciones (sólo 55 de las 362 mill./t). ¿Cómo lo harán? Vía precios. Pero hay un detalle a considerar, los grandes importadores (casi exclusivos de EE.UU.) son Japón y México (que se estima deberán importar 16 y 18 millones, respectivamente). ¿Los podrán frenar?

Interesante imaginarse el escenario de precios allá por marzo, cuando el único país de los exportadores tradicionales de maíz con disponibilidades a tono sea la Argentina. La consigna este año parecería ser sembrar maíz temprano.

¿Y la soja? La producción estadounidense también será recortada, aunque aquí pesa la guerra comercial con China y la fiebre porcina en la nación asiática. Ok. Pero la soja deberá defender su área en EE.UU. el año próximo. Con la relación de precios actual no lo podrá hacer. En definitiva, o la soja sube antes de marzo para defender su área o sube después porque no lo hizo a tiempo. Conclusión: buenas perspectivas para el productor argentino si maneja los "tiempos del mercado". Dos fechas clave por delante: el 11/8 aquí, por las PASO, y el 12/8 en EE.UU., por el reporte del USDA.

El autor es presidente de Nóvitas SA

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.