Mercado de granos. El riesgo de bajas sigue latente