Entre la tecnología y la cautela comercial

La innovación, a la orden del día; prudencia entre los productores
Iván Gándara
(0)
10 de marzo de 2012  

JUNIN.- Sintonía fina. Esta fue la frase más repetida entre las empresas de maquinaria agrícola aunque, en este caso, aplicada literalmente a la agricultura. Los fabricantes están apuntando a la optimización más de los recursos que utilizan los agricultores, pero también están preocupados porque no venden al ritmo de años anteriores. La prudencia de los productores amesetó las ventas. Por eso, las empresas ofrecen bonificaciones de hasta el 15%.

"Los productores no saben cuánto va a rendir la soja y muchos maíces prácticamente se perdieron. Hay cautela ante un escenario incierto. Pero después, generalmente, la cosa cambia para mejor", dijo el fabricante de tolvas Néstor Cestari.

Preocupa también la pérdida del bono del 14% con que se compensaba la importación de bienes de capital, y que el IVA de la maquinaria agrícola subirá del 10,5% al 21%. "Esto va a hacer aumentar hasta un 27% el costo de nuestros productos", manifestó Luis Dadomo, de Metalfor, que llevó a la muestra cosechadoras y pulverizadoras, financiadas por el Banco Nación al 8%.

"Estamos incursionado en el mercado ganadero con mixers, carros compactadores de forraje y esparcidores de estiércol. Hoy los tambos y los feedlots demandan tecnología", comentó Alberto Gaviglio, presidente de Akron.

De todos modos, la carrera tecnológica no se detiene. Se extiende como herramienta la aplicación variable de insumos ya que incrementa la eficiencia. Por ejemplo, un banderillero satelital con control de corte por secciones del botalón más el piloto automático, en una pulverizadora, puede ahorrar hasta un 10% de producto. A esto se agrega que con este nivel de precisión el cultivo no sufre superposiciones de aplicación.

"El 95% de la maquinaria nueva trae algún elemento de precisión", dijo Marcelo Laspina, de Geosistemas. En tanto, Sensor y el INTA presentaron un novedoso medidor de atmósfera interior del silobolsa, que permite proyectar el tiempo de almacenamiento seguro y evitar que el grano se deteriore por hongos, insectos o humedad", explicó Lisandro Perusso, gerente de la firma.

Y mientras Apache presentó su equipo de siembra 54000 -con capacidad para el cultivo (simultáneo e intercalado surco por medio) de sorgo y maíz para hacer silo mixto- Víctor Juri mostró una máquina equipada con monotolva plástica, sistema air drill y nuevos cuerpos de siembra para trabajar sobre rastrojos húmedos, con accesorios como el marcador virtual que reemplaza el tradicional disco mecánico, "una alternativa más barata que el piloto automático y más precisa que el marcador tradicional", aseguró Juri.

El futuro

"Las futuras sembradoras van por el lado de un control inteligente para la uniformidad de distribución de la semilla y un mejor control de profundidad. El fertilizante sólido nitrogenado en la siembra tenderá a desaparecer. Crecerá el uso de monitores de uso múltiple y se mejorará la compatibilidad entre equipos y entre marcas", pronosticó Mario Bragachini, experto del INTA.

Metalfor expuso lámparas de led en los picos de las pulverizadoras para el trabajo nocturno. "La tendencia es hacia tanques no inferiores a los 3000 litros de capacidad, suspensión neumática, rodado superior a 38 pulgadas, barral no menor a los 24 metros de ancho, suspendido y autonivelante, electrónicamente automatizado, boquillas con 5 picos, bomba de buen caudal y presión, apta para el uso de fertilizante líquido", explicó Bragachini.

En tanto, la brasileña Stara se asoció con Pauny para fabricar una pulverizadora cuya innovación es el botalón en el centro de la máquina, para que los picos esparcidores tengan la menor variación de distancia posible respecto del objetivo, lo que realiza una mejor cobertura. "Es que el movimiento del botalón, por efecto de las irregularidades del terreno, siempre es menor estando entre los ejes que en los extremos", explicaron en la empresa.

En cosechadoras, según el INTA, se afianzan los cabezales sojeros de 35 a 40 pies de ancho. Evoluciona el cabezal Draper con barra de corte flexible flotante, con alimentación por lonas de diferentes configuraciones, y el molinete orbital sobre el de barras paralelas así como el uso de la doble cuchilla de corte sincronizado, el autonivelante y el control automático inteligente de altura y control del cabezal y el incremento de la potencia del motor de las cosechadoras a 370 CV.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.