La devaluación del peso frente al dólar posibilitó un cierre alcista para la soja en Rosario

Las ofertas de las fábricas subieron de 9500 a 9600 pesos por tonelada; hubo fuertes bajas en Chicago
Dante Rofi
(0)
16 de julio de 2019  

Pese a las importantes bajas externas, la devaluación del peso frente al dólar (-1,93%) le posibilitó ayer a la soja cerrar la jornada con saldo favorable en el mercado disponible local, donde las propuestas de las fábricas crecieron de 9500 a 9600 pesos por tonelada para las entregas en el muy corto plazo sobre las terminales del Gran Rosario.

La paridad entre las monedas pasó de 41,40 a 42,20 pesos por dólar, según el tipo de cambio comprador (cotización divisa) del Banco Nación. Este movimiento, que reduce el efecto de las retenciones fijadas en $4 por dólar exportado, les permitió a los compradores mejorar sus propuestas en pesos.

Para las entregas diferidas hacia el último trimestre del año los compradores ofrecieron entre 9800 y 9900 pesos por tonelada de soja, pero con pago ahora. Estos valores superaron el rango vigente el viernes, de 9750 a 9800 pesos.

Las propuestas por soja de la próxima cosecha, para las entregas sobre el Gran Rosario en mayo, se mantuvieron estables, en US$240.

El cierre negativo de los negocios en el mercado externo repercutió sobre las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los contratos noviembre y mayo de la soja perdieron US$2,40 y 2,60, tras terminar la jornada con ajustes de 244,50 y de 242,20 dólares por tonelada.

En la Bolsa de Chicago las posiciones agosto y septiembre de la soja retrocedieron ayer US$4,22 y 4,14, en tanto que sus ajustes resultaron de 331,34 y de 333,54 dólares por tonelada. En medio del temor de los operadores por una ola de calor que dañaría los cultivos, la posibilidad de que la depresión tropical Barry llegue con humedad al sur de Missouri y de Illinois calmó los ánimos e invitó a los fondos de inversión especuladores a retirar ganancias del mercado.

Tras el cierre de la rueda, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) elevó del 53 al 54% la proporción de cultivos de soja en estado bueno/excelente, un nivel que superó el 53% previsto por el mercado, pero que se mantuvo por debajo del 69% vigente un año atrás. El organismo relevó un 22% de plantas en etapa de floración.

Acerca del maíz, los exportadores ofrecieron 6300 pesos por tonelada disponible sobre el Gran Rosario, $100 menos que el viernes. No obstante, por operaciones con entregas convenidas la demanda llegó a convalidar hasta 6540 pesos o 155 dólares por tonelada.

En los puertos del sur, los compradores mantuvieron su oferta en 155 dólares por tonelada de maíz disponible para Necochea, pero la redujeron de 155 a 152 dólares para Bahía Blanca.

El maíz de la próxima cosecha, para las entregas entre febrero y marzo sobre el Gran Rosario se cotizó a 160 dólares, sin cambios.

Las posiciones julio y abril del maíz en el Matba perdieron US$4 y 2, en tanto que sus ajustes fueron de 155 y de 158 dólares.

Las pizarras de Chicago reflejaron quitas de US$5,22 y de 4,82 sobre los contratos septiembre y diciembre del maíz, cuyos ajustes fueron de 173,61 y de 175,98 dólares.

En su informe semanal, el USDA elevó ayer del 57 al 58% la proporción de maíz en estado bueno/excelente, frente al 56% previsto por los operadores y al 72% vigente un año atrás. El organismo relevó un 17% de cultivos en plena etapa de polinización.

Por: Dante Rofi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.