Por primera vez en el mundo. La Fauba y el INTA describen el genoma de un patógeno clave de la soja

Sautua y Carmona. El equipo de investigación incluyó profesionales de Fauba y el INTA
Sautua y Carmona. El equipo de investigación incluyó profesionales de Fauba y el INTA Crédito: SLT
(0)
29 de octubre de 2019  • 07:47

Investigadores de la Facultad de Agronomía de la UBA y del Instituto de Biotecnología del INTA Castelar lograron un paso clave para el control de enfermedades en soja: por primera vez en el mundo, documentaron el mapa genético de Cercospora kikuchii, hongo responsable del tizón morado de la hoja y el manchado púrpura de la semilla. Ataca las hojas, tallos y semillas.

Según un trabajo escrito por Pablo Roset en el sitio Sobre La Tierra, el servicio de prensa y divulgación científica y tecnológica sobre agronomía y ambiente, con la presentación del borrador de la secuencia completa del genoma de Cercospora kikuchii se podrá avanzar en el control de estas enfermedades, nuevos genotipos de soja resistentes y moléculas fungicidas específicas.

"Pudimos determinar que el genoma de C. kikuchii posee un tamaño de 31,1 millones de pares de bases, y logramos predecir 14.721 genes que codifican proteínas. Esta información genómica del hongo, sumada a la que se dispone de los germoplasmas de soja, seguramente acelerará el camino hacia la comprensión de los mecanismos moleculares que controlan las interacciones entre ambos organismos en la planta enferma", dijo Francisco Sautua, docente de la cátedra de Fitopatología de la Fauba.

Sautua junto a Sergio González, del INTA, lideraron el proyecto, supervisado por Marcelo Carmona (Fauba), Máximo Rivarola, (INTA) y Paula Fernández (INTA). Según se informó, el trabajo fue publicado en la revista internacional Data In Brief.

El microorganismo ataca las hojas, tallos y semillas
El microorganismo ataca las hojas, tallos y semillas

Para Carmona, "la posibilidad de acceder de manera simple y abierta al genoma de los principales agentes patógenos podría abrir las puertas a nuevos logros en cuanto a resistencia genética vegetal".

Agregó que también para la protección química. "Contar con esta información probablemente va a permitir desarrollar fungicidas con nuevos sitios de acción en forma más rápida", indicó.

"Es posible imaginar, en un futuro no muy lejano, el descubrimiento de moléculas fungicidas novedosas y de alto impacto para el control de enfermedades, como así también en la obtención de nuevos genotipos resistentes. Estamos seguros de que el acceso al genoma completo de C. kikuchii contribuirá al cumplimiento de tales objetivos", dijo Sautua según destacó el sitio SLT.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.