Retenciones, precios y paradigmas: qué piensa el nuevo presidente de Aapresid

El nuevo presidente de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), David Roggero, resaltó la importancia del cuidado del recurso suelo.
El nuevo presidente de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), David Roggero, resaltó la importancia del cuidado del recurso suelo. Crédito: David Roggero
Pedro Lacour
(0)
19 de febrero de 2021  • 20:05

Tras meses de precios internacionales en alza, el 2021 genera expectativas. En diálogo con LA NACION, el nuevo presidente de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), David Roggero, se mostró optimista respecto a los desafíos que el sector tiene por delante, aunque advirtió que la situación no es la misma para todos. Además, resaltó la importancia de la intensificación sustentable de la rotación, que impulsa la entidad que encabeza. Para el dirigente, en tanto, pregonar a las retenciones como una solución representa una "mirada errónea".

"Estamos ante una situación general bastante particular. En parte, asociada a la pandemia, pero también a otros factores como son la demanda o el clima", comentó. Y agregó: "Nadie, ni el más optimista de los analistas, pensaba hace un año atrás que los granos iban a tener los valores que están teniendo hoy. Pasamos de una cosecha de soja de apenas por encima de los 200 dólares, a valores actuales que rondan los 330 dólares".

En ese sentido, consultado por cómo puede repercutir este contexto mundial en la Argentina, Roggero consideró que lo principal es que los precios internacionales se mantengan a estos niveles. "Al tener un mejor valor de lo que cosecha, eso le permite al productor licuar sus costos, pero también, al mismo tiempo, se incrementa el dinero que debe pagar en retenciones. Estas son las reglas de juego con las que contamos", señaló.

"Sin embargo, aunque en el ámbito agrícola el crecimiento del negocio se puede seguir viendo beneficiado, en otros sectores hay alguna serie de dudas. Por ejemplo, en mi caso particular, como productor de feedlot hoy los costos de la alimentación exceden a la renta que uno puede tener", agregó el presidente de Aapresid.

A su vez, Roggero señaló que considerar a las retenciones como una solución es "una mirada errónea", ya que existen otras alternativas. "Se puede buscar bajar el precio de una materia prima castigando a quien la produce, o se puede bonificar a ese productor para que produzca lo máximo posible y que eso termine redundando en un beneficio para todos", precisó.

Rotación sustentable

Para Aapresid, el recurso suelo siempre fue un leivmotiv, al igual que la técnica de siembra directa. "Es importante destacar que Aapresid intenta dar respuesta desde lo técnico, apoyado en el trabajo en red y en la ciencia, y sostenido en los tres amplios ejes que hacen a la sustentabilidad: lo económico, lo ambiental y lo social", apuntó Roggero.

"Hoy estamos ante un nuevo cambio de paradigma que se basa en la intensificación sustentable de la rotación. ¿Qué significa esto? Se trata de tener mucho más cultivo en el mismo periodo de tiempo y cuanto más diversos, mejor. ¿Por qué? Porque la ciencia está demostrando que, cuánto más tiempo tengamos el suelo con vida, con raíces vivas, mejor salud va a tener", agregó.

Hoy estamos ante un nuevo cambio de paradigma que se basa en la intensificación sustentable de la rotación
David Rogero, presidente de Aapresid

Sin embargo, Roggero aclaró que esta intensificación de la rotación no es sinónimo de "copiar y pegar". En ese sentido, precisó: "No se puede replicar en todas las regiones por igual. No es lo mismo hacerlo en Pergamino que hacerlo en Córdoba o en San Luis. Hay que adaptar esa rotación al potencial agroclimático que tiene cada lugar, no solo desde el punto de vista de su suelo, sino también, por ejemplo, a las condiciones de la temperatura".

"En los lugares donde se puede intensificar la rotación, se han comenzado a introducir cultivos de servicio. Son aquellos que no se quedan simplemente en la obtención de un grano, sino que buscan generar beneficios ecosistémicos", precisó el presidente de Aapresid. Y continuó: "Entre un cultivo de verano y otro, se realiza una cobertura en los lugares que tienen una alta tasa de mineralización. Por eso, siempre es necesario intensificarla para mantener esa cobertura lo más estable posible".

"La gran virtud que tiene esta técnica es que, además de aportar raíces vivas, en ellas se genera una simbiosis con microorganismos que toman el nitrógeno del aire y lo depositan en el suelo. De esta manera, disminuye la aplicación de nitrógeno sintético en los cultivos", concluyó.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.