Baggio quiere ganar más clientes fuera del Mercosur

Lo hará con su línea de jugos de frutas
(0)
13 de marzo de 2001  

PARANA.- A 42 años de su fundación, la firma entrerriana RPB SA se consolidó en la fabricación de gaseosas y ofrecerá sus conocidas líneas de vinos y jugos de frutas a consumidores fuera del Mercosur.

RPB, creada en 1959 por Rufino Pablo Baggio en Gualeguaychú, en el sudeste de Entre Ríos, disputa el liderazgo entre las fábricas argentinas de jugos de frutas con sus marcas Pronto, Vida, Mocoretá y Mi Ju, y lo mismo entre los vinos de mesa con Uvita, Talacasto y Cavic.

Rufino, el fundador, operó la firma de forma unipersonal hasta 1993, cuando la convirtió en RPB SA. Llegado el siglo XXI, continúa al frente y en crecimiento paulatino desde que, en 1983, inauguró una importante planta dedicada a la elaboración de jugos en el Parque Industrial de Gualeguaychú, y al año siguiente abrió una segunda fábrica en Villa Mercedes, San Luis.

A la actividad de Gualeguaychú y Villa Mercedes se sumó la elaboración y el envase de los vinos en sus bodegas radicadas en Mendoza, y las que trabajan con franquicias en Tandil y Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires.

Con esa estructura, el año último Baggio (la línea de jugos de RPB) protagonizó la embestida de bajos precios y variedad de sabores que dieron en el rubro de las bebidas sin alcohol las empresas chicas y medianas, para terminar arrebatando una porción del mercado a las tradicionales Coca Cola y Pepsi.

El gerente de RPB, Eduardo Piccini, explicó a La Nación que la empresa continúa su expansión en el mercado interno y exportando a países del Mercosur, a la vez que anunció que en virtud del aumento de su capacidad de producción están explorando "alternativas de comercialización en distintos mercados mundiales".

Con el fin de buscar permanentemente nuevos caminos que tiendan a lograr "una mayor satisfacción de los consumidores", Piccini apuntó que "nuestros proyectos se traducirán en más marcas y nuevosproductos destinados a los distintos consumos y destinos".

Se refirió así a las ampliaciones iniciadas este año, que completarán una planta de casi 900 empleados directos entre las áreas productivas, de comercialización y administración, con una inversión total superior a 30 millones de pesos.

La firma se expandirá particularmente en el rubro de las gaseosas con la meta de poder pasar gradualmente de 300 millones de litros que elabora por año a 450 millones.

Sobre la mesa

RPB produce vinos finos marca Viña Mayor y Uvita de Plata, puré de tomate De la Huerta, la línea de productos de snacks Big Cheese y los edulcorantes líquidos no calóricos Si Diet.

Pero la firma está presente principalmente en las mesas argentinas con los jugos de frutas y néctares listos Pronto y Light, los jugos de frutas con proteína de soja Vida, los jugos concentrados o en polvo para diluir y las gaseosas Mocoretá y Mi Ju, la soda y el agua mineral Mocoretá y Lluvia de Oro, y los vinos de mesa Uvita, Talacasto y Cavic.

En este rubro, Baggio se especializó en las cajitas de cartón, muy accesibles, y disputa el mercado con Promoción, de Covisan Suter, y las marcas de la bodega Peñaflor.

Preparado para promocionar las bondades de sus productos, Piccini sintetizó: "La empresa logra una alta competitividad en los mercados con una estructura industrial muy moderna, de última generación tecnológica, y controles de calidad que garantizan la mayor seguridad en los procesos. Las marcas logran compartir, si no liderar, importantes cuotas de mercado en las distintas categorías en las que compiten".

Los Baggio están considerados entre los pocos empresarios locales que lograron expandirse en el rubro alimentario, un caso sólo comparable al de los Sagemüller, dedicados en Crespo a las harinas, los postres, la yerba y el arroz.

A fines del último año, Baggio fue noticia por las negociaciones encaradas en Uruguay, ya que la empresa Jugos del Uruguay obtuvo licencia para comercializar sus marcas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.