Comercio exterior. El sector necesita profesionales más versátiles

Según los especialistas, quienes se formen en el mundo de las operaciones internacionales deberán ser hábiles en el manejo de datos y en diferentes formas de liderazgo
Ana Belén Ehuletche
(0)
2 de enero de 2020  

Pensar qué profesionales requerirá el mundo -ya globalizado- en los próximos 20 años se convierte en un desafío. Resulta que, una de las mayores atracciones del futuro, lo incierto y lo desconocido, que abre nuevas oportunidades, pero al mismo tiempo implica determinadas redefiniciones, es también lo que más inquieta al entorno laboral.

"Sin duda, el activador futuro del comercio internacional es un profesional que maneja un abanico de temas cada vez más amplios en su portfolio de habilidades básicas para desempeñarse en un mundo cada vez más amplio y cercano al mismo tiempo", plantea Leticia Turco Greco, directora de Felícis, Gestión Humana.

Durante décadas se buscaron profesionales con "expertirse técnica de excelencia" para el desarrollo del comercio exterior, pero en el futuro, según la especialista, tendrán más posibilidades aquellos perfiles agiles, innovadores y flexibles, capaces de conjugar el diseño de operaciones nuevas, adelantándose a lo que los demás aún no vieron, y que puedan formar parte de la mesa chica de toma de decisiones estratégicas corporativas.

"Para hacer buenos negocios internacionales será cada vez más indispensable aprender a leer la realidad, teniendo en cuenta variables diversas como las políticas nacionales e internacionales, sociales, tecnológicas, además de las comerciales, de marketing y financieras", afirma.

En la misma línea, Alejandra Gersisich, directora de la Licenciatura en Comercio Exterior de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES) advierte que se presenta un desafío también para los académicos que deben educar a cabezas "más agiles" que nacieron con la globalización y se acostumbraron a tener todo más cerca; "tenemos que repensar los contenidos en el marco de una licenciatura y comenzar a incluir materias que ayuden a entender la logística global en su plenitud".

Lo anterior explica que temas como delitos internacionales, normas ambientales, liderazgo, neuromarketing, y otras "ciencias blandas", que se abordan dentro de alguna materia en las licenciaturas, deberán escalar a un mayor nivel y convertirse en asignaturas específicas porque "repercuten muchísimo en los negocios", refleja Gersisich.

Para Emma Fontanet, profesora y coordinadora de Actividades Extracurriculares en la Fundación ICBC, en la formación es clave tener en cuenta tanto la visión macro, conocer sobre comercio internacional y cómo eso repercute en el corto, mediano y largo plazo en los negocios que se pueden desarrollar tanto a nivel de empresas como de países, pero también entender la micro. "El mundo que teníamos hace 20 años no es igual al de ahora pero tampoco será similar al de los próximo 5 años; los cambios en el comercio son radicales, los modos de consumo, las modas y servicios que surgen a partir de las nuevas tendencias que hasta hace poco eran inimaginables", destaca.

En sintonía, Javier Carrizo, CEO de GEA Logistics, asegura que además de los conocimientos y la capacidad de aplicarlos, para lograr un buen desempeño en el área de logística, son necesarias las "habilidades blandas". "La capacidad de adaptación, de entender lo que se requiere de cada persona, tener empatía con sus compañeros, capacidad de trabajo en equipo y, por encima de esto, ganas y predisposición a aprender", repasa.

Transición

"Vivimos en una era marcada por los constantes avances tecnológicos, que generan disrupciones en industrias enteras y demandan nuevas habilidades", describe Tomás Escobar, emprendedor tecnológico, co-fundador y CEO de Acámica e indica que "para mantenernos relevantes como profesionales no podemos pretender estudiar una única vez, debemos estar reinventándonos y actualizándonos a la velocidad que cambia el mundo".

Aunque es complejo predecir el contenido técnico de las carreras del futuro, sobre todo considerando que las disciplinas de vanguardia como machine learning, automatización, realidad virtual e inteligencia artificial comienzan a utilizarse en el mundo de las operaciones, pero continúan evolucionando, Escobar advierte sobre la necesidad de "tener metodologías de enseñanza que se puedan adaptar a esa velocidad de cambio y aprendizaje".

"Los negocios internacionales actualmente son muy volátiles y frenéticos, esto hace que el poder de adaptación y el compromiso de ejecución de dichos cambios sean aptitudes relevantes para un profesional en negocios internacionales", señala Mariano Luna, director de la Licenciatura en Comercio Internacional y del Diplomado en Gestión de Negocios Internacionales, Universidad CAECE.

Al mismo tiempo "los marketplaces se han convertido en un nuevo espacio de transacción internacional y más allá de alguna política pública más abierta o más cerrada, los regímenes simplificados, llegaron para quedarse", dice Luna y analiza que la maximización del uso de estas plataformas se intensifica gracias a la generación de normas que hacen más fácil y dinámica la transacción, generando además oportunidades para pymes y emprendedores.

En simultáneo, el comercio internacional de servicios se ha expandido en términos globales con un crecimiento sostenido interanual del 10 por ciento en los últimos años. "Los países con PBI más altos (sólo con excepción de China) son grandes exportadores de servicios; la producción y la economía doméstica van hacia los servicios (sobre todo los basados en conocimiento), y por lo tanto su comercio internacional", repasa el especialista de CAECE y apunta a la "servitización" de la producción que tiene que ver con "la mistura entre producto y servicio", desde el punto de vista de su oferta, comercialización y promoción.

Por eso, el ritmo vertiginoso que están tomando los negocios internacionales y los nuevos modelos de operaciones, ponen el foco sobre la oferta académica.

Ezequiel García Corado, gerente General de Outland Logistics, que en el plano internacional se especializa en transporte de mercadería perecedera tanto por vía aérea, marítima y terrestre, reconoce que cuesta dar con los perfiles que la empresa necesita. En concreto se buscan licenciados en Comercio Internacional con manejo de idiomas, pero se valora el enfoque interdisciplinario y la mirada abierta hacia los negocios. "Entre la formación del profesional y la práctica hay un hueco importante", dice García Corado y marca la importancia de incluir dentro de los planes de estudio una determinada cantidad de horas de práctica para intervenir en el último tramo de la formación profesional y facilitar la inclusión en el terreno laboral.

"Desde CAECE que se rige bajo la órbita de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), ofrecemos programas modernos y actualizados, con trabajos y actividades en campus virtual y con materias-talleres relacionados a la práctica profesional y al emprededurismo", asegura Luna y explica que los talleres son propuestas donde los alumnos tienen que aplicar sobre casos reales los conocimientos de diferentes materias vistas a lo largo de la carrera. "También realizamos acciones extracurriculares donde convocamos a policymakers en el sector o referentes empresarios, generando un espacio de debate y de networking con los alumnos de la carrera de grado y de nuestro Diplomado en Gestión de Negocios Internacionales", agrega.

Cosmovisión

Mientras la innovación tecnológica abre la posibilidad de generar otra manera de estar en el mundo, las nuevas relaciones comerciales pueden dar paso a una gran oportunidad, "habitar el mundo con una nueva calidad de vida, personal y corporativa", describe Turco Greco. Por eso señala que "en el futuro el paradigma de la cosmovisión será más revolucionario en cuanto al desarrollo de nuevos mercados, algunos de los cuales fueron descartados hasta ahora o no fueron visibilizados".

"Es necesario estar al día con los procesos que facilitan las operaciones, las herramientas que hacen que la información fluya mejor y las que permiten generar vínculos y desarrollar aspectos culturales, porque muchas veces eso prima antes del negocio", dice Fontanet y recomienda la capacitación constante. "No se trata de formarse para una empresa u organismo, sino para el desarrollo propio de cada uno como profesional", completa.

En ese marco, la directora de Felícis, asume que la demanda de personal girará sobre perfiles cada vez más versátiles y disruptivos, que tendrán que utilizar el pensamiento lateral y la creatividad para trabajar en el diseño innovador sobre nuevas lógicas comerciales. "La ecuación se cierra -apunta- con profesionales transversalistas, que puedan investigar y adoptar conocimientos nuevos, interrelacionarse con actores de diversos escenarios y entender el nudo de las operaciones comerciales con la mirada del ganar-ganar".

Quienes se desempeñan actualmente en el comercio internacional marcan la influencia de nuevos tipos de proteccionismo donde los valores ambientales, por ejemplo, serán determinantes para cerrar acuerdos. Por eso, entender las nuevas formas de vida se volverá crucial para desarrollar mercados, innovar en productos y servicios.

En ese sentido, Luna sugiere a quienes estén pensando en ser profesionales del sector buscar una oferta académica que, por un lado, cuente con programas actualizados y modernos y, además, tenga un cuerpo docente con experiencia y responsabilidad técnica en el campo de estudio. "El comercio internacional crece año a año, bastante por encima del producto bruto mundial, esto significa que los países -cada vez más- intentan exportar sus excedentes, generando nuevos accesos a mercados, e importar para mejorar la competencia en las necesidades de sus habitantes", explica el especialista de CAECE e incentiva a los jóvenes a vincularse con la actividad. "Es ideal sobre todo para personalidades pro activas porque implica desafíos constantes, nuevas relaciones interpersonales y conocer (a la distancia, o cercanamente) nuevos mercados y nuevas culturas en diferentes partes del mundo", subraya.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.