Sudeste asiático: un mercado que representa desafíos para la Argentina

El país busca profundizar las relaciones comerciales con los países pertenecientes al bloque regional (Asean); hay entusiasmo empresarial por los avances de la última misión a Indonesia y Malasia
El país busca profundizar las relaciones comerciales con los países pertenecientes al bloque regional (Asean); hay entusiasmo empresarial por los avances de la última misión a Indonesia y Malasia
Nieves Guerrero Lozano
(0)
22 de noviembre de 2018  

En 2030, la región tendrá el 66% de población de clases medias y el 55% del consumo global
En 2030, la región tendrá el 66% de población de clases medias y el 55% del consumo global

L a meta es la inserción de la Argentina en una región que exhibe un potencial de crecimiento promisorio, donde sobresalen economías poderosas, como las de China y la India, pero también otras relevantes, como las de Indonesia y Malasia. "¿Por qué no hacemos más negocios con ellas? Porque no nos conocemos lo suficiente. Debemos trabajar sobre eso, entre las cámaras, los sectores público y privado, y también el académico, que es fundamental por sus investigaciones, para afianzar un comercio exterior que es fuente genuina de trabajo y prosperidad", afirmó el especialista argentino Rodolfo Caffaro Kramer, presidente internacional de la Cámara de Comercio Mercosur-Asean (MACC).

"Motivar y convencer a los empresarios para que miren esta zona y viajen para extender sus negocios comerciales" es la consigna que esgrimió el directivo, invitado al seminario Oportunidades de Inversión y Negocios con el Sudeste Asiático-Capítulo Malasia e Indonesia, organizado este mes por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC). El objetivo fue indagar en las relaciones comerciales entre el Mercosur y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) y ofrecer herramientas a los argentinos interesados en comerciar o invertir en esa región.

En efecto, Caffaro Kramer expuso el resultado "exitoso" que tuvo la misión comercial de una veintena de firmas de la Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil (países socios de la Macc) concretada en octubre pasado, que tomó contacto con empresarios, cámaras y autoridades de gobierno de Malasia, Indonesia y Singapur, con vistas a realizar exportaciones a esos mercados, y una visita especial que realizaron a la Trade Expo Indonesia, el principal encuentro anual de comercio de ese país.

El titular de la Macc expresó que esta cámara birregional lanzada en 2015 "promueve la complementación" entre el Mercosur y la Asean (fundada en 1967, compuesta por Malasia, Indonesia, Brunéi, Vietnam, Camboya, Laos, Birmania, Singapur, Tailandia y Filipinas) y destacó la importancia de este último bloque, "habitado por 650 millones de personas".

También remarcó que la "Asean es el sexto socio comercial de la Unión Europea (UE) y apunta a ubicarse en el cuarto puesto como proveedor de productos, que van desde el aceite de palma hasta maquinarias". Amplió que "se maneja en forma muy dinámica, manteniendo acuerdos con China, Corea, Japón, la India, Australia y Nueva Zelanda. La región así ampliada consta de 3525 millones de habitantes (casi la mitad de la población mundial) y en 2030 tendrá el 66 por ciento de población de clases medias y el 55 por ciento del consumo global".

Concreto y cercano

"La inserción no es un eslogan, sino una necesidad imperiosa", señaló Daniel Raimondi, secretario de Relaciones Exteriores de la Cancillería, también invitado al seminario por el presidente de la CAC, Jorge Di Fiori, junto a los embajadores en Buenos Aires de Indonesia, Niniek Kun Naryatie, y de Malasia, Dato’ Mohd Khalid Abdul Razak.

Frente a un auditorio conformado por hombres y mujeres de negocios y especialistas en comercio internacional, Raimondi señaló la importancia de "encontrar la forma de relacionarnos mejor, para que sea provechoso para todas las partes, dentro del Mercosur y con los países de la Asean, diversificando nuestros productos con valor agregado, algo que no es lejano ni hipotético, sino muy concreto, que puede prosperar en el corto plazo".

Durante 2017, el comercio bilateral conjunto con Malasia e Indonesia rondó los US$2600 millones, configurado por exportaciones de productos de origen agropecuario, como harina y pellets de extracción de aceite de soja y trigo en grano, e importaciones de manufacturas relacionadas con el caucho, el aceite de palma y los circuitos electrónicos integrados, entre otros productos.

La Asean mantiene acuerdos con China, Corea, Japón, la India, Australia y Nueva Zelanda

Un informe difundido por el Departamento de Economía de la CAC revela que el intercambio bilateral de bienes entre la Argentina e Indonesia ascendió a un 1315 por ciento entre 1993 y 2017, con una tasa de crecimiento promedio anual del 11,7 por ciento. En tanto, con Malasia se incrementó en 1266 por ciento en el mismo período, con una tasa promedio del 11,5 por ciento.

En los nueve meses de este año las exportaciones argentinas a Indonesia sumaron US$919 millones (un 17 por ciento más que en igual período de 2017) y las importaciones fueron por US$177,1 millones, con un retroceso del 27,3 por ciento en el mismo lapso. Con Malasia, las exportaciones locales fueron de US$645,5 millones y las importaciones, de US$175,6 millones, lo cual representó retrocesos interanuales de 1,7 por ciento y 25,3 por ciento, respectivamente.

Nuevo convenio

Acerca de Indonesia, miembro del G-20 y séptimo socio comercial de la Argentina en esa región, Caffaro Kramer puso de relieve que "es hoy la tercera economía en Asia, después de China y la India, y la mayor del sudeste asiático, que va en camino de convertirse en la quinta economía del mundo en 2030, según proyecciones de organismos como la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)".

En cuanto a Malasia, dijo que exhibe "una economía moderna con gran potencial, muy bien ubicada en el centro de la región y con mucho desarrollo industrial", por lo que se constituye en "la puerta de entrada a los mercados de la Asean y de otras regiones, donde juega un papel muy importante por su movimiento comercial y turístico".

En ese contexto de nuevas posibilidades de concretar negocios, Di Fiori, anfitrión del seminario, comunicó la reciente firma de un memorando de entendimiento entre la CAC y la plataforma Macc con el propósito de "profundizar las relaciones comerciales y fomentar la colaboración recíproca. La Argentina es hoy uno de los países más cerrados del mundo –advirtió– y esta es una oportunidad" de revertirlo.

Fueron los propios embajadores de Indonesia y Malasia los encargados de entusiasmar al auditorio sobre las variadas oportunidades comerciales que pueden aprovechar. Expusieron datos relacionados con el progreso que vienen sosteniendo en los últimos años, especialmente en obras de infraestructura, con sus recursos naturales y sus facilidades para los inversionistas.

Economía dinámica

Niniek Kun Naryatie aclaró que "Indonesia no es la misma de hace diez años". Este archipiélago de más de 17.000 islas y 90 millones de consumidores ostenta "nuevas rutas, puentes, transporte, flamantes puertos y aeropuertos", en los que se pueden realizar inversiones. También resaltó que su desarrollo apunta a la "creación de empleos y la reducción de costos logísticos, con procesos más sencillos y simplificación de normativas para evitar impedimentos al comercio y dar flexibilidad a los inversores".

La diplomática ponderó "el 3,4 por ciento de inflación que logró bajar su país, que alcanzaba el 8 por ciento en 2014, así como el aumento de la inversión extranjera, que ubica al país entre los diez más exitosos del mundo para hacer negocios", a partir del programa de reformas encarado por el presidente Joko Widodo.

US$2600 millones fue el valor del comercio conjunto entre la Argentina, Malasia e Indonesia durante 2017

Al señalar que Indonesia posee "la población más grande del sudeste asiático, con 90 millones de consumidores", apostó a que la Argentina importe más productos de su país y "explore nuevas oportunidades". Además, consideró que las misiones comerciales y la promoción local de sus productos podrán tener "un impacto significativo en el aumento de las relaciones bilaterales".

"Este es un desafío para que Indonesia sea más conocida por la sociedad argentina, porque todavía hay muchos que no conocen al país. Por eso debemos continuar intensificando los esfuerzos de promoción, incluyendo aumentar el contacto entre personas, pensando en proporcionar beneficios económicos para ambos países", propuso la embajadora.

Mercado halal

Dato’ Mohd Khalid Abdul Razak también instó a los argentinos a "complementarse" con Malasia, cuya economía "tiene muchas similitudes" porque son "un país agrícola que ahora se ha industrializado, con alta tecnología". El embajador enumeró los avances reflejados en "autopistas, transporte de carga y pasajeros, universidades, capacitación, turismo y atención sanitaria de nivel internacional, preparados para dar el gran salto en la industria 4.0".

Con una población estimada en 32,4 millones de habitantes y una democracia parlamentaria, el embajador se manifestó confiado en el liderazgo del flamante primer ministro Mahathir bin Mohamad, de 93 años (que asumió en mayo pasado), satisfecho además de que su país tenga una inflación de 3,5 por ciento –una de las más bajas del mundo– y de que albergue "más de 5000 empresas internacionales".

El diplomático lamentó que el comercio bilateral con América Latina sea bajo, especialmente con la Argentina, que está en el tercer lugar, detrás de Brasil y México, y puso el acento en las posibilidades de sumarse al mercado Halal (de productos permitidos por la religión musulmana), "que no se limita a la alimentación, sino que abarca también a la higiene, la sanidad, la economía, la moda, el comercio y el turismo".

"Malasia se ha posicionado en el Halal hub global, creando valor para todas las empresas que participan en esta industria, en la cual la Argentina puede ser un gran jugador y capitalizar ese amplio abanico de negocios", describió el embajador malasio.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.