"¿Contratarían a un piquetero?". Una incómoda pregunta sorprendió a empresarios

Eduardo Levy Yeyati sostuvo que hay un gran elefante en el salón con respecto al mercado laboral.
Eduardo Levy Yeyati sostuvo que hay un gran elefante en el salón con respecto al mercado laboral. Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Pablo Fernández Blanco
(0)
18 de octubre de 2019  • 12:56

MAR DEL PLATA.- El empresariado argentino tiene al menos una conducta clásica. Una vez al año, en esta ciudad, convoca a algunos oradores que participan del Coloquio de IDEA capaces de interpelarlos desde un lugar incómodo.

Hace dos años, el periodista Jorge Lanata les reflexionó en la cara: "No puedo creer que gente que tenga tanta plata sea tan cobarde", dijo con respecto a la actuación de los hombres de negocios en el kirchnerismo.

El año pasado, el politólogo Andrés Malamud les sugirió hacerse amigos del juez, en referencia a La vuelta de Martín Fierro, en el contexto de la investigación de los cuadernos de las coimas, y su colega María Esperanza Casullo los interpeló: "La pregunta que nos convoca es si la Argentina es un país fracasado".Esta mañana fue el turno del economista Eduardo Levy Yeyati. Más amistoso que los anteriores, menos irónico y al mismo tiempo frontal, el decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Di Tella y CEO de la consultora Elypsis les preguntó a quienes lo escuchaban: "¿Ustedes le darían trabajo a un piquetero?". Y enseguida empezó a contar las manos que se alzaban. Según sus números, fueron tres en un auditorio de poco menos de 1000 personas.

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Más allá de la provocación, casi involuntaria, la consulta de Levi Yeyati apuntaba a desnudar algunas debilidades propias del mercado laboral argentino que no siempre se tienen en cuenta. "Tenemos un mercado laboral partido", reflexionó.

El ejercicio teórico que les había propuesto minutos antes a los empresarios consideraba los siguientes elementos: un piquetero llegaba a IDEA, una reunión llena de hombres y mujeres con capacidad de contratar, diciendo que quería trabajar en el lugar que ellos quisieran y con la paga que el empleador decidiera.

Pese a la generosidad del piquetero teórico, casi nadie levantó la mano. "No es una cuestión sólo de precio. A esa persona le costaría encontrar trabajo; eso se llama racionamiento. No vamos a poder reducirlo sólo quitando cargas patronales", sostuvo.

Para Levy, que compartió un panel sobre el futuro del trabajo con Jorge Becerra, de Boston Consulting Group, y María Luz Vega Ruiz, de la OIT -la moderadora fue Elizabeth Peger, de El Cronista-, hay un gran elefante en el salón que es el trabajador independiente o informal, al cual ninguna política tiene en cuenta.

"Tenemos que crear trabajo de calidad, pero para nuestros trabajadores. Nuestros asalariados de convenio privado son un tercio; luego tenemos estatales, no sólo nacionales sino provinciales, y más de la mitad que son independientes o informales", recordó.

Para Levi Yeyati, la Argentina es un país sobrediagnosticado y subejecutado. Y recordó que el empresariado "tiene un rol fundamental. No va a haber nada que funcione si no toma las riendas y ayuda en el proceso de formación. Es sentarse a la mesa y cerrar la grieta de habilidades, que está incidiendo en el mercado laboral argentino. La formación profesional es la inversión en responsabilidad social más importante. Por eso, vayamos a los hechos", les sugirió a tono con el lema de esta reunión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.