Cristina dejó un legado peor que en la economía

Jorge Oviedo
Jorge Oviedo LA NACION
(0)
11 de enero de 2016  

Sería gracioso si no estuviera involucrada la economía del país y el destino de sus habitantes. Pero los mismos que decían que Mauricio Macri como Presidente haría un desastre provocando una "megadevaluación", que llevaría el dólar a 20 pesos, ahora dicen que la salida del cepo es un desastre porque el dólar debería estar en ese valor para que las economías regionales funcionen bien. Fue en un informe de La Gran Makro, la agrupación K que oportunamente defendió a Amado Boudou como ministro, por ejemplo.

Cristina Kirchner y sus irreductibles parecen optar por la historieta, en lugar de la Historia. Los que decían que el dólar a 10 pesos era bonísimo, ahora piden el doble. Olvidándose de todo lo malo que dijeron de la devaluación que ellos generaron, escondieron y reprimieron hasta el último día en el poder.

Como recuerda el economista y periodista Ezequiel Burgo, fue la senadora Cristina Kirchner la que en enero de 2002 se abstuvo de votar junto con su bloque la salida de la convertibilidad porque causaría una devaluación, perjudicial para los trabajadores. Ahora, uno de sus núcleos propagandísticos pide más.

Pedirle coherencia al kirchnerismo es inútil. Pero no sólo ellos, también algunos más cercanos a Macri ya le están pidiendo que vaya más rápido, que acelere el paso. Que reduzca de una vez por todas el pago del impuesto a las Ganancias a los trabajadores, por ejemplo.

Como si el panorama económico recibido no fuera suficientemente complejo y no se requiriera de una reorganización completa.

La salida del cepo parece haber funcionado bastante bien. Y se conjuraron peligros de estallido inminente. No es poca cosa. El economista Javier Milei señaló que el Banco Central ya logró absorber el 60% del excedente de pesos en circulación que presionaban sobre los precios, entre ellos, el del dólar.

Problemas acumulados

Hace apenas un mes que Macri está en la Casa Rosada y debe resolver problemas acumulados desde antes de que los Kirchner llegaran al mismo lugar. Los subsidios a las tarifas públicas, por ejemplo. Más de una década no le alcanzó al kirchnerismo para renegociar los contratos con las empresas privatizadas.

El que Néstor dijo que era un ejemplo, el de Aguas Argentinas, terminó en una reestatización al poco tiempo. Un cambalache.

Quizás haber tenido éxito en el frente monetario tan velozmente haya creado expectativas de que todo se puede solucionar igual de rápido, cuando es evidente que en muchos casos no será así. El Banco Central comenzó a bajar las tasas de interés más rápido que lo esperado por el mercado y en un momento en que la demanda de pesos es baja.

Pero para seguir con el tema de la comedia, basta recordar el capítulo de Comedian in Cars Getting Coffee en el que el gran Jerry Seinfeld dice a su invitado: "Pudieron poner a un hombre en la Luna; no puedo creer que no pueda conseguir una máquina para hacerme un café decente". Brian Regan dice algo parecido relacionando aquellos veladores setentistas que parecían tener lava adentro con el mono que se había puesto en órbita en los inicios de la carrera espacial.

Seinfeld bromea: "Les hubiera convenido que no se lograra. La gente diría 'mi máquina de café no funciona, pero no me sorprende, si no pudieron llevar un hombre a la Luna'".

Ahora en el país la queja parece ser: "Pudieron salir del cepo, pero no pueden atrapar a los Lanatta".

Pero Cristina Kirchner parece haber dejado una bomba mucho peor que todas las que dejó en la economía, juntas.

La fuga de los tres condenados por el caso del triple crimen muestra que en los años desde que Domingo Cavallo las denunció, las "mafias enquistadas en el poder" no han hecho más que crecer.

Los que no pudieron encontrar nunca a Jorge Julio López le demandan ahora a Macri que vuelva a capturar a los Lanatta. Cuando desapareció López, Néstor Kirchner exigía sin que se supiera a quién: "Devuélvannos a Jorge Julio López". Como si fuera un gobierno acosado por la mano de obra desocupada, como el de Raúl Alfonsín.

La situación de inseguridad tiene profundas implicancias económicas. El Presidente busca reinsertar al país en la economía normal del planeta y por eso irá al Foro Económico Mundial de Davos, pero convendría librarse de esos factores que asemejan al país con México, como alguna vez advirtió el papa Francisco.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.