Salarios. Cómo ganar hasta $250.000 combatiendo la corrupción en empresas

Crédito: Shutterstock
Paula Urien
(0)
13 de diciembre de 2019  • 10:22

A partir de la "Ley de Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas" (N°27.401), llamada comúnmente ley de responsabilidad penal empresaria, que entró en vigencia el 1° de marzo de 2018, las empresas empezaron a tomar más recaudos con sus controles de cumplimiento de las leyes. En caso de corrupción público-privada, si se aplica la pena máxima de la ley, puede anularse la personería jurídica de la compañía, además de las multas que puedan corresponder.

A modo de prevención, el artículo 22 de la ley recomienda que las empresas tengan un programa de integridad. Como cabeza de este programa de "compliance" nació para la mayoría de las compañías nacionales (las multinacionales lo tienen hace rato), la figura del "compliance officer". Se trata de una suerte de "paladín de la justicia", cuya obligación es, entre otras, prevenir y/o detectar la corrupción pública privada, o las coimas. Según los expertos, es una persona que siempre debe tener en el bolsillo la renuncia, ya que si detecta alguna maniobra y no tiene el aval del directorio para desbaratarla, podría caer sobre él parte de la responsabilidad en caso de que la Justicia intervenga y condene.

El sueldo de los compliance, o los que tienen que impedir que las empresas (y, cuidado, también sus proveedores) sobornen a funcionarios públicos es de $250.000 mensuales en bruto, según confirma Carlos Rozen, socio de la firma BDO, a cargo de las prácticas de compliance. "Esta cifra de ingreso corresponde a un salario de alta responsabilidad en el área de compliance, en el ámbito de la dirección ejecutiva, y con responsabilidad regional, con más de tres países a cargo", agrega.Según Rozen, el salario de esta posición puede variar. El promedio para una gerencia de nivel local ronda los $ 150.000 brutos, que podría modificarse en 20% (hacia abajo o hacia arriba) dependiendo si se trata de una pyme o una empresa más grande, de la cantidad de empleados; o de la necesidad de trasladarse.

Reponsabilidades

Entre ellas está operar con autonomía el programa de compliance, al cual deberían adherir las máximas autoridades de la organización. También, según Rozen, "desarrollar, discutir, e implementar un Código de Ética o de Conducta; poner en marcha políticas y procedimientos claves para el cumplimiento de los objetivos del negocio en materia de comportamiento ético, íntegro, responsable y transparente, y el cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables".

También prevenir, detectar y actuar frente a conductas inapropiadas (incluyendo el fraude y la corrupción); mejorar la capacidad de las organizaciones para cumplir con leyes, regulaciones, y pautas de comportamiento internas, y mitigar riesgos de incumplimiento (multas y daño reputacional) son algunas de las responsabilidades de quien ocupa este cargo.

"Las profesiones que lideran la ocupación de posiciones de compliance son abogado/a (liderando la tabla) y luego contadores o personas especializadas en auditoría interna", agrega el socio de BDO. Las búsquedas fueron incrementándose paulatinamente hasta mediados de este año. Desde entonces se amesetaron. Comenzaron a menguar por la coyuntura en los últimos dos meses. Sin embargo, y considerando la tendencia, "sigue siendo una posición en auge que demuestra una alta utilidad a la hora de mejorar el clima ético en las organizaciones", dice Rozen.

Nuevos roles y desafíos de la función de compliance

.Defensa de la competencia

.Comercio internacional: leyes internacionales afectan a la Argentina, y conocerlas es responsabilidad del compliance officer que debe controlar temas de exportación e importación sin quebrar reglas éticas (o sobornar a funcionarios públicos de otros países).

.Derechos del consumidor

.Privacidad de datos

.Gestión del fraude corporativo o prevención de delitos incluyendo delitos de lavado

.Uso y cuidado de los activos y recursos de la organización

.Cuidado de la información corporativa, de la confidencialidad, los secretos comerciales e industriales

.Conflictos de interés

El rol de liderar la estrategia de las investigaciones

Un aspecto muy sensible se da cuando desde compliance hay que iniciar una investigación interna. ¿Hasta dónde puede la empresa obtener información de mails y teléfonos celulares de los empleados?

Leonardo Etchepare, director de Legal & Ethics y ex Compliance Officer de YPF, opina que "en relación con la expectativa de privacidad prevista en los Códigos de Ética y Conducta, es posible monitorear los activos provistos por la organización, como computadora -incluyendo la casilla de correo electrónico y mensajería corporativa-, celular corporativo, etc., siempre que ello se encuentre previsto en el Programa de Integridad de una organización debidamente difundido. Debe existir un consentimiento previo e informado del empleado".

Agrega que "será importante contar con un protocolo de actuación para la revisión de computadoras y celulares corporativos, estableciendo que este procedimiento se utilice siempre que esta medida sea proporcional con el tenor de la investigación interna en curso.La regla será que el empleador no puede acceder a los archivos de su empleado salvo reglas, previamente notificadas que lo autoricen expresamente".

Sin embargo, son los jueces quienes deciden en última instancia si la prueba es válida, o no. "Respetando estos principios, estaremos en mejores condiciones de acreditar que la organización no ha violado la intimidad o la correspondencia tutelada por los artículos 18 y 19 de la Constitución Nacional en tanto el empleado conocía claramente los principios que la empresa fijó en la materia".

Aquí, todavía no está todo dicho.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.