Deuda. Para Daniel Marx, el Gobierno debe dar señales para bajar el riesgo

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Francisco Jueguen
(0)
3 de marzo de 2020  • 20:34

Pocos hombres conocen de cerca el avance de la negociación de la deuda con los acreedores privados. Uno de ellos es Daniel Marx , ex secretario de Finanzas, director de la firma Quantum y único especialista perteneciente al Consejo Asesor de Deuda creado por Martín Guzmán.

Para Marx (que participa esta noche en un evento sobre reestructuración de la deuda soberana organizado por la Universidad de San Andrés) más importante que una buena quita en la deuda externa es que el Gobierno comience a dar señales de certidumbre fiscal, de balanza de pagos, impositivas y también institucionales a los bonistas privados. "Bajar el riesgo es más importante que conseguir una quita" , señaló el economista a LA NACION .

Para Marx, la mejora de la institucionalidad, la eliminación de los incentivos actuales a la salida de capitales, la administración de impuestos y la generación de un programa que impulse el crecimiento de la mano de la inversión son las incertidumbres que Alberto Fernández debe despejar. "Hoy estamos en una economía que no funciona bien", explicó el ex secretario de Finanzas.

En la presentación que Marx realiza esta noche, a la que accedió este medio, el economista mostrará la evolución de diferentes activos financieros en EE.UU. y en la Argentina. Ambas fiebres comparadas son una muestra de la inestabilidad la Argentina en la historia y su elevado riesgo.

El especialista estima que la deuda al sector privado asciende a US$118.051 millones, lo que representa el 40% del total. Un 24,8% está en manos de organismos internacionales, entre ellos el Fondo Monetario Internacional (FMI), y un 35,2% es intrasector público. La deuda representa, según sus cálculos, un 68,2% del PBI. El 77% del total es en moneda extranjera. El peso en el producto de la deuda es más alto que en Chile o Perú (26%), pero más bajo que en Brasil (88%).

Pero además el stock de la deuda del Estado con los privados puede dividirse según el corto, el mediano y el lago plazo. En el primero de los casos, entre bonos y letras, se vienen vencimientos por US$26.766 millones, según sus cálculos. En el mediano, US$68.156 millones.

La presentación de Marx muestra, por ejemplo, por qué el calendario de vencimientos -sobre todo de capital- comienza a ser pesado para el Gobierno a partir de mayo. A fines de ese mes, vencen US$3196 millones en moneda extranjera. En agosto llegan las letras reperfiladas por US$5684 millones. Se trata de papeles tanto en legislación local (mayoritariamente) como extranjera.

Marx proyecta los vencimientos hasta 2025, los mayores vencimientos de bonos del sector privado se concentran en 2020 (US$19.930 millones). En 2021 son US$14.723 millones; 2022 (US$12.451 millones); 2023 (US$11.424 millones); 2024 (US$7929 millones) y 2025 (US$7604 millones). Si se toma la deuda del FMI, los mayores vencimientos son en 2022 (US$17.102 millones) y 2023 (US$18.137 millones).

Luego, el especialista hace ejercicios sobre la renegociación. En ellos plantea una extensión de cinco años del plazo de la deuda, con pago de intereses en el primer, segundo y tercer año del cupón del 2% (el resto del plazo es del 6%). Sobre la capitalización simula una diferencia de entre 2% y 6% de los primeros tres años, que se capitaliza al 2% anual con un bono a 10 años.

Finalmente, luego de describir también la situación en las provincias, Marx vuelve a poner el foco en la importancia de la situación fiscal, que ya desde enero arrancó con un déficit primario y con los gastos creciendo a una tasa superior a la de los ingresos. Sobre el tipo de cambio, alerta que "a pesar de estar levemente por encima del promedio de largo plazo, máximos y mínimos están muy abiertos". Para cerrar advierte sobre la competitividad que implica tener diferentes tipos de cambios por lo impuestos, entre ellos las retenciones y el impuesto PAIS.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.