"Diversifica y reinarás", el paradigma de los analistas en tiempos de alta volatilidad

Cuatro especialistas debatieron sobre dónde vale la pena poner los pesos extras este año; las propiedades, las acciones y los bonos, entre las alternativas
Cuatro especialistas debatieron sobre dónde vale la pena poner los pesos extras este año; las propiedades, las acciones y los bonos, entre las alternativas Crédito: Fabián Malavolta
Lucila Lopardo
(0)
11 de julio de 2018  

El número de llamadas que reciben los principales portfolio managers del país en un día es directamente proporcional al nivel de turbulencia que se vive en el mercado cambiario durante la jornada. En las últimas semanas, las líneas de los especialistas que manejan inversiones no pararon de sonar. Mientras tanto y como pueden, los profesionales piden calma y analizan qué movimientos, o no, realizar para evitar una desvalorización de las carteras de sus clientes.

El Financial Summit convocó al auditorio del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) a cuatro expertos en inversiones: Juan José Cruces -director del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella-, María Laura Tramezzani ( managing partner de AAG Finanzas), Mariano Calviello ( head portfolio manager de Fondos FIMA de Banco Galicia) y Paula Premrou (CEO de Portfolio Personal).

A priori, los pesos se terminan yendo al dólar, la divisa estadounidense con la que no se arriesga y, a la larga, siempre se gana. Para Cruces ese es el principal conflicto con el que conviven los argentinos a la hora de pensar en qué lugares conviene poner la plata. "Esto sucede porque los derechos de propiedad han sido vulnerados groseramente en el país durante los últimos 70 años. Después del dólar, lo que hacen las personas es comprar un departamento, parece que es la mejor inversión del planeta", agregó el economista, con tono jocoso.

Estudioso del mercado y las finanzas argentinas, Cruces dio un ejemplo ante el auditorio colmado para desmitificar esta creencia: "Hace varios años que digo que el precio de la vivienda está exorbitantemente caro para la capacidad de pago de los argentinos. Si en 2009 vendían un departamento en Buenos Aires e invertían en el Merval, hoy, con esa ganancia, se pueden comprar tres", aseguró, y llamó a los presentes a animarse: "Cuando uno piensa en este tipo de inversiones, si bien requieren más sofisticación, es posible hacerlas, vale la pena".

Tramezzani explicó que existe una estadística hecha por JP Morgan, que establece que, si desde 1950 un inversor hubiera sostenido, durante cinco años, un portafolio en el exterior, sin importar el período tomado, nunca hubiera perdido dinero: "Si ese portafolio lo sostenía 20 años con un buen asset allocation (localización de activos), diversificado entre bonos y acciones, lo mínimo que uno hubiera podido ganar era un 5% anual en dólares y un máximo de 14% anual", detalló.

Calviello reconoció que, en los últimos años, la estabilidad del tipo de cambio daba la sensación de que posicionarse en pesos era bueno, pero llegó la hora de alinear los objetivos de la inversión con el horizonte que se tiene dispuesto: "Si se invierte en el mediano a largo plazo, diversificar monedas siempre es saludable", sostuvo, y recomendó mirar, en el tramo en pesos, activos que ajustan por inflación. "Con un Indec que siempre marcaba el 10% de inflación, no tenían valor, pero hoy tienen un precio alto y de alguna manera capturan la suba del dólar", explicó.

Premrou dijo que su teléfono no paró de sonar en las últimas semanas, porque es en los momentos de turbulencia en los que el inversor conoce su verdadera aversión al riesgo. "Se sentían muy cómodos en determinados productos y, cuando ocurre un cambio de escenario, no toleran el nivel de riesgo", explicó, y aclaró que muchos inversores que estaban posicionados en pesos iban viendo todos los días cómo su portfolio de inversiones caía, porque la unidad de medida que tomaban era el dólar. "Salir en algún momento era una decisión precipitada. Hubo que tratar de contener eso", dijo.

En este contexto, la experiencia de Tramezzani la lleva a volver a lo básico. Recomendó mirar el patrimonio como íntegro y saber cuánto es líquido y cuánto es en activos fijos. "Ni el 100% de los activos líquidos tienen que estar en la Argentina, ni el 100% debería estar afuera, hay que hacer una combinación", reconoció, y aclaró que tener una buena localización de los activos hace al 65% de la performance del portafolio en los mercados externos. "No estoy teniendo que buscar perlas, sino que se trata de tener una visión estratégica sobre mi portafolio, disciplinada y eso, con consistencia, genera performance", reflexionó.

"La calificación como mercado emergente es una buena noticia de mediano plazo y viene en un timing ideal para la sensación térmica de los inversores", evaluó Calviello, aunque reconoció que, inicialmente, la sensación general de los mercados era menos optimista que en 2017. "La sensación general era que no íbamos a lograr ingresar, pero a última hora vimos un rebote", dijo. "El clima se fue enrareciendo tanto en los últimos dos meses que hizo también que se pensara que no fuéramos emergentes", coincidió Premrou.

Cruces era uno de los que no creían que la calificación se iba a alcanzar. "Me sorprendió la noticia. Cuando miro la situación de la economía argentina y el grado de consenso que hay alrededor de reformas estructurales que son necesarias para ponernos en el camino del crecimiento, me parece que al arco político todavía le falta valentía", disparó, y llamó al oficialismo a ser más audaz para hacer las reformas que le permitan a la Argentina ser un miembro cómodo dentro del equipo de países emergentes.

Para Premrou, "la noticia de la Argentina como mercado emergente genera un flujo de capitales importante hacia el mercado accionario, que, siendo muy chico, va a tener una suba importante de precios". Como Morgan Stanley aseguró que no va a incluir a las acciones que solo cotizan en la Argentina, la economista y CEO de Portfolio Personal recomendó mirar a los bonos en dólares que actualmente quedaron en precios atractivos.

En línea con el resto de los panelistas y ante el nuevo contexto, Cruces recomendó diversificar internacionalmente, pero conservar parte del patrimonio en el país, en pesos. "Hoy está barato. Recomiendo colocarse en un bono ajustado por inflación. Hay uno que vence en 2038 (Par 2038) y te pagan el 8%. Te vas a llevar lo que ya subiste a tu carrito y un 8% más, son excelentes ingredientes", concluyó el economista de la Universidad Torcuato Di Tella.

Animarse a un mayor riesgo

Juan José Cruces

"Las inversiones financieras, si bien requieren más sofisticación, vale la pena hacerlas"

M. L. Tramezzani

"No se trata de buscar perlas, sino de tener visión estratégica sobre el portfolio, disciplina y consistencia"

Paula Premrou

"La recalificación de la Argentina generará un flujo importante hacia las acciones"

Mariano Calviello

"Si se invierte en el mediano a largo plazo, diversificar monedas siempre es saludable"

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.