Por compras y retiros, las reservas del BCRA cayeron otros US$1755 millones

El dólar estuvo ayer muy demandado desde que abrió el mercado
El dólar estuvo ayer muy demandado desde que abrió el mercado Crédito: Silvana Colombo
El temor que provocan el día después de las elecciones y una posible transición compleja dispararon la demanda y reactivaron la salida de depósitos en dólares
Javier Blanco
(0)
26 de octubre de 2019  

La presión sobre el peso, que se reactivó en los últimos días, tuvo previsiblemente su pico ayer en la última jornada de mercados previa a las elecciones presidenciales, lo que quedó reflejado en un nuevo récord para la cotización del dólar oficial y una nueva aceleración en la tendencia descendente que desde hace meses muestran las reservas del Banco Central (BCRA).

Se trata de consecuencias que se pudieron adivinar desde temprano, ya que el día arrancó con el público congestionando las sucursales de los bancos y las casas de cambio en la Capital Federal y en ciudades importantes del interior del país.

Esto dejó a algunas de ellas por momentos sin dólares, ya que a los retiros de depósitos se sumó la compra de billetes por ventanilla, e hizo colapsar también de a ratos sus páginas web, lo que generó malestar y derivó en una ola de quejas por redes sociales.

Estas postales dejan a la vista el grado de nerviosismo y temor a una nueva fuerte devaluación del peso que generan los comicios, tal vez por la experiencia post-PASO, y la etapa de transición que seguirá ahora por 45 días, ya que se sabe que la situación económica exige rápidas definiciones, que podrían ser demoradas.

En este sentido, la carrera por asegurarse el acceso (mediante la compra) o la tenencia (por retiros) de dólares casi a "cualquier precio" muestra que el mercado espera que se busque subsanar esas indefiniciones con más restricciones a la demanda de divisas.

Por todo ese combo, aun con las limitaciones vigentes desde comienzos de septiembre, el monto operado de contado en el mercado de cambios local escaló hasta los US$1152,2 millones, con lo que se multiplicó 2,5 veces respecto del viernes pasado y creció otro 15% en relación con anteayer, para convertirse en "un volumen récord para el año en curso", apuntó el operador Gustavo Quintana, de PR Cambios.

En este contexto, el casi único oferente de divisas de la jornada volvió a ser el BCRA, que colocó US$220 millones mediante el exhumado mecanismo de subastas y una cantidad que se estima tres veces mayor mediante intervenciones directas.

A eso se agrega la erosión sufrida vía encajes por otro masivo retiro de depósitos en dólares, lo que provocó un derrumbe de US$1755 millones en el día en las reservas brutas (se hunden 3945 millones o 8,3% en la semana), que duplicaron su ritmo de desplome por tercer rueda consecutiva y quedaron en US$ 43.503 millones, su menor nivel en 28 meses.

La cifra de ayer es superior "al superávit comercial de todo septiembre", apuntó el economista Martín Burgos, coordinador del Departamento de Economía del Centro Cultural de la Cooperación.

Para dar con una caída de reservas similar hay que remontarse a fines de abril de 2018, cuando la entidad por entonces conducida por Federico Sturzenegger permitió que los fondos de inversión extranjeros que tenían fuerte exposición en Lebac pudieran hacer el pase a dólares y girarlos fuera del país, tras cobrarlas.

Manguera de poco alcance

La tarea de bombero que ejerció el BCRA solo sirvió para mantener artificialmente el valor del dólar mayorista oficial, que hizo cerrar a $59,99, como buscando respetar para ese valor el tope de $60 en que habían coincidido oficialismo y oposición tras la devaluación post-PASO. Pero no impidió que se dispararan tanto los demás precios regulados del billete ni, desde ya, los libres.

Así, el dólar oficial al público cerró el día con un alza promedio de $1,66 (o 2,62%), lo que supone la mayor alza desde que se reimpusieron las restricciones y un encarecimiento de $4,27 (o 7%) solo durante la semana. Fue al cabo de una jornada en la que se notó una muy elevada diferencia entre los precios ofrecidos, que, según el relevamiento oficial, llegaron hasta $75,41 (IB Cambio SAS).

"Hay agentes que se quedaron sin billetes, por lo que buscaron ahuyentar demanda con precios mucho más altos", explicó un operador.

Lo propio ocurrió con los precios libres del dólar que surgen de operaciones bursátiles cursadas para arbitrar monedas. Así, por caso, subió de $75,05 a $77,14 el dólar Bolsa o MEP, que permite el cambio local a dólares, y avanzó así 2,75% en el día y 10% en la semana; y de $79,63 a $81,08 el dólar "fuga" o "contado con liquidación", que trepó 1,83% en la jornada y 8,2% en la semana.

Como explicó LA NACION, la pulsión dolarizadora encontró en el desarme de letras de liquidez (Leliq), por la cancelación y el retiro de plazos fijos en pesos y la liquidación de otros activos como fondos de inversión, una fuente de financiamiento.

El stock de deuda emitida por el BCRA para regular la oferta de pesos se redujo 28,5% en la semana: con la tasa congelada en el piso del 68% anual fijado por esta entidad para el mes, salieron a la calle solo por esta vía $309.000 millones en la semana, para atender el retiro de depósitos en pesos, pero también para escapar a un instrumento al que el candidato opositor, Alberto Fernández, le apuntó en su campaña.

Por su parte, los fondos comunes de inversión venían sufriendo en los últimos días la caída "más importante desde el reperfilamiento compulsivo de las LETE y Lecap", observó Alejandro Rodríguez, del CEMA. "Llevan tres días de caída y baja un 10% el número de cuotapartes", apuntó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.