EE.UU. pierde la esperanza de un auge del crecimiento en el primer trimestre

Jeffrey Sparshott
(0)
3 de marzo de 2014  

El impulso expansivo de la economía de EE.UU. se está quedando sin fuerza, conforme el mal tiempo y la volatilidad internacional desalientan el gasto de los consumidores y las empresas. Esto reduce las esperanzas de un salto en el crecimiento en los primeros meses del año.

El Producto Interno Bruto, la medida más amplia de los bienes y servicios que produce la economía, creció a una tasa anualizada desestacionalizada de 2,4 % en el último trimestre de 2013, indicó el viernes el Departamento de Comercio, un descenso frente a una lectura inicial de 3,2%. Las proyecciones de los economistas privados para el primer trimestre son aún más débiles y muchos de ellos anticipan una cifra inferior a 2%.

La trayectoria de la economía se ha inclinado a la baja desde mediados del año pasado, cuando una saludable tasa de crecimiento de 4,1% sembró el entusiasmo en los mercados financieros y las empresas estadounidenses. El optimismo creó la expectativa de una expansión aún más fuerte, así como una mayor velocidad en la generación del empleo y una mejora de los salarios durante este año.

"El crecimiento que estaba siendo registrado sobrestimó lo que sucedía en realidad", dijo Jeremy Lawson, economista de Standard Life Investments. "Nos hemos quedado con una tasa de crecimiento... que es un poco más realista".

Otros indicadores económicos recientes, junto con crecimiento ajustado del PIB, han enviado señales de peligro. Las mediciones del gasto de los consumidores, de generación de empleo, producción fabril y del mercado inmobiliario han resultado muy inferiores a las expectativas. Aunque las crudas tormentas de invierno y las heladas temperaturas en muchas partes de EE.UU. pueden haber deprimido o retrasado alguna actividad, las flojas cifras alimentan las preocupaciones sobre la fortaleza subyacente de la economía.

El informe del viernes mostró que los consumidores continuaron impulsando el crecimiento a través de un gasto constante, aunque no tanto como se estimaba inicialmente. El gasto de los hogares, ajustado por inflación, subió 2,6% en el trimestre, por debajo del ritmo reportado inicialmente de 3,3%.

El gasto de los consumidores también puede sufrir un debilitamiento en el primer trimestre. El gobierno ya ha reportado una ligera caída en las ventas minoristas en enero. "Con las numerosas tormentas de nieve y el duro frío, el consumidor simplemente no había salido de compras", dijo la semana pasada Kurt Darrow, presidente ejecutivo del fabricante de muebles La-Z-Boy Inc.

Una marcada acumulación en los inventarios de las empresas impulsó gran parte del crecimiento en el tercer trimestre y un poco en el cuarto trimestre del año pasado. Se espera que una reducción de las existencias afecte el crecimiento general en los primeros tres meses de este año.

Los inversionistas y muchas empresas mantienen su optimismo en cuanto a que el lento crecimiento doméstico y la volatilidad en los mercados emergentes pueda ser de corta duración.

"La esperanza es lo último que se pierde", dijo Ed Breiner, presidente ejecutivo de Schramm Inc., un fabricante estadounidense de torres de perforación utilizadas en las industrias de minería y energía.

Las exportaciones de torres de perforación, con un precio entre US$750.000 y US$8 millones cada una, son responsables de más de la mitad de las ventas totales de Schramm, que en buenos tiempos han superado los US$150 millones al año. La industria minera se enfrenta a una caída en los precios de las materias primas debido a la lentitud del crecimiento mundial. Sin embargo, el segmento de energía de los negocios de Schramm es estable en China y tiene el potencial de expandirse en Australia.

Con cerca de 170 empleados en EE.UU. y 50 más en el exterior, la firma está contratando ingenieros de sistemas y técnicos a medida que introduce nueva maquinaria automática.

Pero según Breiner, pocos analistas, tanto en el sector privado como en el gobierno, tienen antecedentes estelares, por lo que es difícil planificar en plazos tan largos como los que la compañía necesita para construir nuevas máquinas. "Nadie acierta", dijo.

Aunque las exportaciones estadounidenses resultaron un poco más débiles de lo que se preveía a finales del año pasado, crecieron un saludable 9,4% frente a una lectura inicial de 11,4%.

EE.UU. ha exportado cantidades récord de derivados del petróleo, pero el comercio de mercancías cayó en diciembre en medio de la creciente volatilidad de la economía global.

El gasto empresarial fue un aspecto positivo a finales del año pasado, con una mayor inversión en equipos, software y construcciones. En general, la inversión fija no residencial se expandió 7,3% en el cuarto trimestre, frente a la estimación inicial de 3,8%. La ganancia puede ser una señal de optimismo para el crecimiento futuro.

Y aunque el frío puede frenar ciertas actividades, a menudo también conduce a un mayor gasto en otras áreas.

"En Minnesota ha sido increíblemente agotador", dijo John Sadowski, un abogado de oficio de St. Paul, donde se está soportando el invierno más frío en 35 años. El resultado ha sido menos tiempo fuera de su hogar, pero más películas y salidas a restaurantes con su hijo de 7 años y su hija de 5.

No obstante, el gasto no ha sido pródigo. Sadowski dijo que la economía parecía estancada con escasos aumentos salariales en el sector público. Él y su esposa perdieron su casa durante la crisis inmobiliaria, y ahora le gustaría tener otra oportunidad de comprar. "Estamos luchando para ahorrar dinero para una cuota inicial", agregó.

De hecho, muchos estadounidenses han ahorrado menos para poder mantener su ritmo de gastos, la tasa de ahorro fue de sólo 4,5% en el cuarto trimestre, cerca de un punto por debajo del promedio de los tres años anteriores.

Mientras que los consumidores mantenían su nivel de gasto, el gobierno de EE.UU. lo recortaba. El gasto federal y la inversión cayeron 12,8% en el último trimestre de 2013, un período que incluyó el cierre parcial del gobierno. Ahora, con un presupuesto en forma y bajo riesgo de otro enfrentamiento fiscal, el gobierno central debería ser un lastre menor para la economía. "Creo que vamos a ver una fuerte recuperación en los próximos meses", dijo Alan MacEachin, economista de la Navy Federal Credit Union. Los efectos del clima pueden persistir el próximo mes antes de que datos económicos más claros se publiquen en abril.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.