El alza de las retenciones: la reacción del sector rural. El campo anunció un plan de lucha y no descarta un paro