El coloso del acero prueba suerte en el sector de la salud

El grupo, con sede en Milán y en Buenos Aires, gestiona dos hospitales en Italia y proyecta extender la experiencia a México en los próximos meses
El grupo, con sede en Milán y en Buenos Aires, gestiona dos hospitales en Italia y proyecta extender la experiencia a México en los próximos meses
Jorge Rosales
(0)
22 de marzo de 2000  

¿Un grupo que creció a nivel mundial fabricando acero puede ser exitoso gestionando hospitales? Esa fuerte apuesta decidió jugarla el poderoso grupo Techint en Italia, por medio de la construcción y gestión de un hospital en Milán, y de la compra de otro en la ciudad de Bérgamo. Pero el desafío no termina ahí: proyecta extenderlo fuera de la península.

En poco tiempo, la compañía con raíces en nuestro país trasladará la iniciativa a México. ¿Y no piensa en la Argentina, sede de una de las dos cabeceras del poderoso grupo siderúrgico? "No existe la decisión de ir a la Argentina con este tipo de emprendimiento, por ahora", dijo a La Nación Rosario Bifulco, administrador delegado de Techint y uno de los cerebros en este nuevo desafío de la empresa dentro del sector de la sanidad.

Los futuros proyectos de inversión de Techint fuera de Italia en el complejo segmento de la salud dependerán del nivel de las regulaciones y, sobre todo, de las desregulaciones, en materia sanitaria.

"De ese modo se elegirán los países", agrega Bifulco, economista experto en gerenciamiento empresario, máster en Harvard y con experiencia ejecutiva en Fiat, Magneti Marelli, Iveco, Gilardini y Techint.

En tiempos en que su principal competidora a nivel mundial, la alemana Manesmann, fue adquirida por la poderosa compañía de telecomunicaciones Vodafone, la compañía fundada en 1945 por Agostino Rocca decidió explorar un sector desconocido, sin abandonar la industria del acero.

Socios de Benetton

De la mano de Gianfelice Rocca, uno de los herederos del fundador, la empresa con cabecera en Buenos Aires y Milán resolvió incursionar en el inicio de la década del 90 en el negocio de la salud, ubicado en las antípodas del sector siderúrgico.

Para hacerlo, Rocca convocó a un grupo de expertos, cuya cabeza visible es Bifulco. Ybajo su mando diseñó y construyó un hospital en las afueras de Milán, en la zona de Rozzano, que se inauguró en 1998.

Para llevar adelante esa iniciativa nació Techosp, una compañía de gestión de salud, en la que Techint tiene el 85 por ciento de las acciones, y el resto pertenece a otras empresas industriales como Camfin, De Agostini, Akros, Moratti, Vender y Bracco. Luego ingresaron 21 Investimenti, de la familia Benetton, y el fondo de inversión holandés Invest Equity Partners B.V.

Unos años más tarde sumaron firmas de seguro de salud, como INA, Assitalia, Reale Mutua Assicurazioni, Societe Cattolica di Assicurazioni y Unipol, junto a quienes Techint puso en marcha la construcción del primer hospital, el Instituto Clínico Humanitas.

Este centro asistencial demandó una inversión de 100 millones de dólares. El objetivo de Techint en este emprendimiento fue construir know how en la administración de empresas del área de la salud. "El management hospitalario fue el objetivo central nuestro desde el comienzo", sostuvo Bifulco.

"Nos interesa demostrar cómo se pueden eliminar muchos gastos en la sanidad, que se ha desmejorado sensiblemente", aseguró recientemente en una entrevista Gianfelice Rocca, presidente de Humanitas, refiriéndose puntualmente a la situación del sistema sanitario italiano.

"La prestación de servicios médicos en Milán estaba mal. La nuestra fue una apuesta empresarial pero también con contenido social, aunque también pensamos en el negocio, por supuesto", afirmó Bifulco.

El hospital de Milán fue incorporado al sistema nacional de salud italiano, con lo cual garantizó un mayor flujo de pacientes y brindó un servicio de excelencia a personas amparadas por la cobertura sanitaria oficial.

Transferencia

"Estamos en condiciones de transferir know how en gestión hospitalaria y en organización interna de esta clase de establecimientos. Hay una diferencia muy importante entre los hospitales manejados por médicos y los gestionados por managers", señaló Bifulco.

Humanitas ocupa un predio de 85.000 metros cuadrados, en la zona sur de Milán. El edificio tiene 50.000 metros cuadrados. El 60 por ciento fue destinado a los servicios y el resto a la internación. Cuenta con 473 camas, de las cuales 28 son de terapia intensiva; tiene 47 asignadas para el sistema de hospital de día. Está dotado de 16 salas para operaciones y un elenco de 170 médicos.

Luego de dos años de prestación, el hospital es considerado el cuarto de Milán. "La idea y el objetivo es saturar al máximo el nivel de prestaciones y la operatoria hospitalaria, tanto de camas como de servicios, y lograr que el paciente permanezca el mínimo de tiempo en el hospital", dijo Bifulco.

Y sentenció: se puede brindar un excelente servicio, hacer un buen negocio y, además, lograrlo con la máxima transparencia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.