El Gobierno solo debe resolver US$ 1000 millones de la deuda en default