Misterio develado: la economía que viene en el país del 40%

José Del Rio
José Del Rio LA NACION
Fuente: AP - Crédito: Agustin Marcarian
(0)
28 de octubre de 2019  

No hubo una diferencia de 20 puntos ni la idea de unitarios y federales con la que se ironizaba desde uno de los dos frentes electorales cuando imaginaban que solo la ciudad de Buenos Aires se pintaría de amarillo. El resultado de las elecciones definitivas tampoco fue el del campo versus la ciudad o la industria o el de los porteños contra el resto del mundo, como se vaticinaba.

La nueva Argentina supone un desafío inédito para el futuro gobierno y la flamante oposición. Ambos espacios lo saben, y si bien desde el discurso la tríada Kicillof, Fernández & Fernández optaron por hablarle principalmente a su electorado, a nadie le pasa inadvertido que solo hubo casi ocho puntos de diferencia entre el primero y el segundo. Ocho puntos que fueron más que suficientes para el Frente de Todos para ganar en primera vuelta, pero que no ponen en juego el contrapeso legislativo propio de una república. Ni mucho menos para manejar la economía que viene jugando al solitario.

El nuevo cepo a la compra de dólares (US$200 mensuales para personas físicas con cuenta bancaria y US$100 que pueden ser comprados en efectivo) es solo un capítulo de la economía de transición que se inició no bien sucedieron las PASO. La poco habitual reunión de directorio de la entidad liderada por Guido Sandleris ayer a las 22, sin embargo, ya tenía la agenda decidida. La versión de un feriado cambiario fue rápidamente descartada. No así la restricción de fondo que se tomó y que ya era un secreto a voces desde el viernes pasado, cuando los bancos se vieron atiborrados de gente.

Alberto Fernández trabajará en la transición con Mauricio Macri hasta su asunción el 10 de diciembre

08:35
Video

Esta medida supone llegar al 10 de diciembre con un dólar oficial restringido (y, en consecuencia, con precio más o menos controlado) y un blue y un contado con liquidación en alza constante.

No es la forma como le hubiera gustado terminar su mandato al presidente Macri, quien se ufanaba de haber logrado salir del cepo a comienzos de su gestión, pero supone la única salida para la pérdida extrema de confianza que se produjo post-PASO y que supuso niveles de riesgo país récord, devaluaciones constantes y una incertidumbre en los mercados propia de un país imprevisible.

Mercados alterados

La última jornada de los mercados antes de las elecciones de ayer terminó con una pérdida de reservas de US$1755 millones. Fue la segunda entre las mayores caídas desde las primarias: la anterior había sido el 30 de agosto, con US$1944 millones. Por ello, si bien la medida de anoche tiene un costo político importante, implica que una nueva transición más lógica comenzó. "Hay más incentivos a cooperar de parte de ellos. El Congreso estará más repartido y evitaron el ballottage por tres puntos. Eso fue clave para que nadie quiera hacer locuras de ahora en más", se entusiasmó una alta fuente del gobierno de Cambiemos. "Ahora nuestra prioridad será el mercado de cambios y encarar la renegociación de la deuda", graficó la misma fuente.

Es que el escenario comenzó a cambiar en agosto. "Las PASO generaron un daño innecesario para el presidente saliente y también para el presidente electo. La inflación iba a bajar, las reservas estaban estables y la economía, recuperándose. Pero de ahí en más todo cambió", resume Guillermo Oliveto, titular de la consultora W. Lo que hay que tener en cuenta también es que el primer año del próximo presidente no será nada sencillo: vencimientos de deuda, inflación en alza y tasas de interés imposibles son solo algunos de los ejes por resolver.

Mauricio Macri reconoce la derrota en las elecciones presidenciales

12:05
Video

Claro está, los mercados miran para adelante y no para atrás. Vaticinan un escenario el viernes, y si el lunes la realidad es otra, no dudan en recalcular. Son el GPS más cruel, como resumió en off the record uno de los inversores financieros al que la City llama por su nombre de pila.

En la lista de espera de un país obligado al consenso aparecen infinidad de proyectos legislativos que asoman con urgencia. Desde la ley de góndolas, reclamada por Alberto Fernández en el marco de la presentación de su plan "Argentina contra el hambre", y la ley de alquileres, que busca dar una solución a uno de los sectores más afectados por la crisis económica.

Ya con la nueva conformación y en sesiones extraordinarias, el Congreso deberá abocarse a tratar, nada más y nada menos, el presupuesto nacional 2020 y el reperfilamiento de los vencimientos de la deuda pública programados para el próximo año, tal como anticipó LA NACION en su edición de ayer. Cambiemos, en tanto, impulsará el tratamiento de su "agenda de desarrollo productivo", que incluye la promoción del empleo joven, beneficios para las pymes y el fomento de las inversiones.

Hay que tener en cuenta que con el recambio legislativo se caen todos los dictámenes y los proyectos vuelven a fojas cero. Los diputados tienen tiempo para dictaminar hasta el 20 de noviembre, mientras que los senadores hasta fines de ese mes. Y para que los dictámenes no se caigan necesitan pasar el filtro del recinto antes de que finalice el período ordinario de sesiones. El Congreso que llega, por su parte, supone un ejercicio de consensos al que el kirchnerismo está poco habituado.

Por otra parte, el proyecto que el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, presentó en la Cámara baja el 16 de septiembre -que hasta el momento no tuvo ningún tipo de tratamiento- estipula para 2020 un crecimiento del 1% del PBI, liderado por un aumento del 7% en las exportaciones. En el caso de las importaciones, el incremento será del 1,3%, según la proyección oficial. Además, prevé una recuperación del consumo privado del 1,4%. En cuanto a la inflación, proyecta una desaceleración hasta 34,2% interanual en diciembre y estima un dólar promedio de $67,11 para 2020. Algo difícil de resolver con la velocidad necesaria y ante tanta incertidumbre local y regional, como lo muestra el cierre del viernes.

Visión empresaria

"Cambiar el modelo económico lleva entre 10 y 15 años y nuestro país acumula 90 años sin reglas, sin ser parte del mundo y con una inflación que es lo más grave que tiene nuestra economía", afirma Cristiano Rattazzi, presidente de FCA (Fiat-Chrysler), quien ayer se desempeñó como fiscal de Juntos por el Cambio en Gregorio de Laferrere. Rattazzi cree que "el final económico es muy difícil".

Cristina Kirchner en la noche del triunfo del Frente de Todos

11:30
Video

Otros empresarios que forman parte de la liga de los 234 integrantes del grupo de WhatsApp "Nuestra voz" directamente quedaron en silencio. El chat estuvo inactivo hasta las 18 de ayer. Algunos de hecho, como la número uno de Latam, Rosario Altgelt, optaron por bajarse del grupo a mediados de la semana pasada ante el surgimiento de varios subgrupos y algunas diferencias respecto del norte que tomó el chat.

"Falló el diagnóstico económico. Veníamos de cuatro años de caída del PBI industrial per cápita y se necesitaban medidas correctivas desde el principio. De ahora en más el desafío es aún mayor, ya que competimos en un mundo que nos quiere vender más de lo que nos quiere comprar. Eso nunca es fácil", suma Carolina Castro, empresaria autopartista.

Por otra parte, el país del 40% supone nuevos desafíos para oficialismo y oposición. Córdoba, Mendoza y Santa Fe representan junto a Buenos Aires los cuatro ejes líderes en materia de diversidad productiva, de trabajo agropecuario y de desarrollo de la economía del conocimiento. La provincia que liderará Axel Kicillof tiene una complejidad aun mayor: genera el 37% del producto bruto interno, pero equivale al 40% de los habitantes y la mayor caja de resonancia política. A su vez, en gran parte de sus cordones más golpeados se da que tiene industrias mano de obra intensivas, pero de baja competitividad internacional.

Su entramado agroindustrial tiene a su vez muchas similitudes con aquellos electorados que le fueron adversos al Frente de Todos, pero que serán esenciales para pelear inversiones futuras. O al menos para evitar que las que hoy existen no busquen nuevos destinos de mayor certidumbre en el país del 40%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.