Empleos verdes: el cuidado del planeta da trabajo

El desarrollo de las energías renovables podría generar unos 60.000 puestos de trabajo en 5 años, según estiman en el sector; varias organizaciones capacitan en oficios para trabajar en esas tareas
Luciana Proietti
(0)
20 de febrero de 2016  • 01:03

En los próximos cinco años, el sector de las energías renovables podría crear alrededor de 60.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos. Así, al menos, lo indican los cálculos de la

Cámara Argentina de Energías Renovables (Cader). En gran medida, esa generación de puestos llegará si se cumple con la ley que establece que, para fines de 2017, las energías limpias en la Argentina deben representar el 8% de la matriz energética.

Marcelo Álvarez, presidente de la Cader, explicó a LA NACION cómo se llegó al número: "Propusimos para la Conferencia sobre Cambio Climático de París proyectos por 7000 megavatios de potencia, de los cuales 5000 están listos para construirse y 2000 se podrían lograr de aprobarse una ley para la energía distribuida que se inyectaría a la red de baja tensión desde hogares y comercios. La mayoría de los 7000 megavatios provendría de la energía eólica, en segundo lugar de la solar, y luego, de biomasa y otras fuentes".

La creación de empleo directo se calcula por megavatios (MW) de potencia instalada para cada tecnología por año. Así, un parque eólico puede emplear un promedio de 7,7 personas por MW de potencia y una granja solar, un promedio de 6,9 personas. Esas cifras se comparan con 1,15 empleos en la generación por gas o fuentes nucleares. "Por un algoritmo es posible lograr una aproximación del empleo que se podría crear, pero la capacidad real de generación depende de que se logre un marco regulatorio adecuado (se espera que por estos días se reglamente la ley de energías renovables), de que se consiga el financiamiento para desarrollar los proyectos y de la promoción industrial para que los componentes no sean todos importados", explicó Álvarez.

"Con las energías renovables no sólo se diversifica la matriz, se genera más empleo y se evitan las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que es más barata, ya que se estima que los costos de la generación son hasta seis veces más bajos que la energía a partir del gasoil importado", consideró el directivo.

Un informe de la Agencia Internacional de Energía Renovable (Irena) estima que en 2030 cerca de 24 millones de personas podrían ser empleadas por el sector en el mundo, más del doble que el número actual. Recientemente, se conoció la noticia de que en Estados Unidos la industria solar genera más empleo que la extracción de petróleo y gas. Y según datos de la Asociación Mundial de Energía Eólica (WWEA), esa industria es en Alemania el segundo consumidor de acero, luego de las automotrices. En la Argentina, en cambio, las energías renovables representan el 0,7% de la matriz energética y casi todo está por desarrollarse.

La capacitación de los recursos humanos es clave para este desarrollo. Álvarez se mostró optimista: "Existen curvas de aprendizaje de la tecnología y en la Argentina tenemos capacidad ociosa para la primera etapa de la curva; de hecho, exportamos recursos humanos que están desarrollando las renovables en otros países, pero para una segunda etapa habría que formar a más personas".

Ya existe una oferta formativa en energías renovables: "Hay varias maestrías en el país, formación de técnicos de nivel terciario, e incluso el INTI está trabajando para certificar instaladores. Y, como carrera de grado, una universidad de Río Cuarto está lanzando la primera ingeniería en energías renovables", explicó el especialista. También hay escuelas técnicas con orientación en energías renovables en San Martín de los Andes y San Luis, entre otros lugares. Y hasta se creó recientemente la Asociación Argentina de Instaladores de Energías Renovables.

Distintas organizaciones y empresas capacitan en temas de construcción, instalación, operación y mantenimiento de tecnología limpia. Algunas de ellas son: 500RPM, dedicada a los aerogeneradores de autoconstrucción, que desarrolla proyectos capacitando a escuelas técnicas y universidades y que cuenta con el apoyo de la Asociación Argentina de Energía Eólica; Enersol Ingeniería, que capacita en tecnología solar, y Colectando Sol, que enseña a construir calefones solares que son donados a proyectos de la ONG Ingeniería Sin Fronteras. La fundación Uocra, del sindicato de la construcción, apuesta al desarrollo de capacitaciones prácticas con miras a una salida laboral en instalación y mantenimiento de equipos de energía renovable. Con la reciente quita de subsidios a la electricidad, se espera que se generen nuevos negocios, como la venta de luces LED, que consumen menos que las lámparas de bajo consumo.

"Tenemos que crear perfiles profesionales que estén homologados por el Ministerio de Educación, para tener mano de obra calificada y profesional y para que los potenciales empleadores tengan un parámetro", explicó Carlos Gentile, subsecretario de Cambio Climático y Desarrollo Sustentable de la Nación, en conversación con LA NACION. "Vamos a hacer un mapeo de empleos verdes y elaborar los perfiles, estandarizando cuáles son los conocimientos teóricos y prácticos que cada profesional debe saber", puntualizó. Desde su anterior cargo como responsable de Educación Ambiental en el Ministerio de Educación de la Ciudad, Gentile había comenzado a trabajar en este sentido y en conjunto con el Ministerio de Ambiente y otros organismos.

Un espacio más amplio

Los empleos verdes no remiten exclusivamente a las energías renovables. El tema es más amplio. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), este tipo de empleos llegan a los sectores de la construcción, la industria, el transporte, la agricultura y la silvicultura y sectores asociados.

El Centro de Economía Verde, la Agencia de Protección Ambiental (APrA) de la ciudad de Buenos Aires trabaja en la promoción de tres ejes: el empleo verde, el fortalecimiento del paradigma ambiental en las empresas a través del programa Buenos Aires Produce más Limpio, y el programa Emprendedores Verdes. Y adoptó la definición de empleo verde del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma): "Las actividades agrícolas, manufactureras, de investigación y desarrollo, administrativas y de servicios que contribuyen, sustancialmente, a preservar o restablecer la calidad ambiental".

En conjunto con actores de distintos ámbitos del sector privado (empresas, sindicatos, fundaciones, etcétera) se elevó la propuesta de crear una oferta calificada, primero a la Subsecretaría de Trabajo, Industria y Comercio, y luego al Ministerio de Educación, para elaborar los trayectos educativos de figuras profesionales y sus currículas. Algunos de estos oficios, como el de montador de instalaciones sanitarias, el de reparador de bicicletas o el de instalador de sistemas eléctricos de energías renovables, se han elevado al Instituto Nacional de Educación Técnica (INET), y otros, como los de administrador energético en edificios públicos e instalador de cubiertas verdes, están en elaboración.

"Desde la Ciudad fomentamos la formación de profesionales en este ámbito porque aportan al desarrollo sustentable. Países como Brasil, Chile y Uruguay tienen experiencias positivas. En Uruguay, creció 20% la demanda de la energía solar térmica en el último año y ya está previsto incorporar este tipo de tecnología a viviendas sociales", comentó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.