Candidatos premium: expertos en IT con ofertas laborales diarias

Las empresas deben ofrecer beneficios amplios para conseguir empleados calificados; este año, 12.900 posiciones quedarán vacantes
Silvina Scheiner
(0)
9 de julio de 2017  

Crédito: Shutterstock

En el área de sistemas, cada 18 meses cambia todo. Así como en su momento las vedettes fueron los que dominaban Java, Punto Net o PHP, hoy los que saben Mobile o Big Data “pueden pedirte lo que quieran”, cuenta Gustavo Averbuch, CEO de Vookia.com, empresa de software e IT. “Esas disrupciones, que implican la aparición de una nueva tecnología, son las que alteran periódicamente la oferta y demanda de recursos”, agrega el experto.

En Accenture, por ejemplo, demoran desde 4 hasta 8 semanas “para cubrir perfiles con requerimientos de habilidades técnicas y un segundo idioma”, afirma Laura Briano, directora de Servicios de Recursos Humanos para Latinoamérica.

Escasean, son desarrolladores, administradores de sistemas, con competencias técnicas fuertes y probadas. “Cuanto más probadas, más empleo tienen”, afirma Federico Álvarez Haedo, de Michael Page. “Hay chicos que no llegan a los 25 años y que no te atienden el teléfono si se les hace una oferta menor a los 45.000 pesos mensuales. Algunos reciben entre 5 y 6 ofertas de trabajo por día, y ni quieren venir a la entrevista”, comenta.

En reglas generales, para tentar a un perfil que se encuentra trabajando en otra empresa, se le debe ofrecer un paquete de beneficios muy sólido, que incluya “home office, flex time, gimnasio, cochera, telefonía celular, inglés, descuento en comidas, revisiones salariales, entre otros y un 30% de aumento, descontando la inflación, respecto de su actual salario”, afirma Paula Carreras, gerente de Recursos Humanos de Axxon Consulting.

“El talento argentino tiene un costo muy competitivo. Es muy bueno y buscado internacionalmente. Además, se comparte la misma zona horaria que USA”, dice la ejecutiva de Accenture.

A la hora de definir salarios, “las categorías tradicionales están cada vez más desdibujadas”, opina Gustavo Guaragna, CEO de Snoop Consulting. “Todos sabemos que un junior es alguien sin experiencia, pero la cantidad de experiencia para llegar a ser considerado un senior en esta industria se ha ido achicando año a año lo que produce un solapamiento cada vez más notable y al mismo tiempo un spread cada vez más amplio para un mismo perfil (que puede ir desde los 18.000 a los 50.000)”, precisa. “Hoy cada vez tiene más sentido evaluar competencias y acreditar experiencias reales que guiarse por los títulos o los puestos que ha tenido en sus empleos anteriores”, afirma.

De todos modos, el dinero no es todo. “A las organizaciones se les dificulta sumarlos e integrarlos a la estructura de equipo”, cuenta Marisa Juárez, de la consultora Suárez Batán y Asociados. “Las empresas quieren pagar por esa luz, por ese elemento disruptivo que traen los jóvenes, pero también que entreguen ese valor y liderazgo a la organización”, afirma Haedo.

La escasez de talento en el mercado IT “se ve asociada a la disminución de escuelas técnicas en la última década. Eso sumado a que hay muchas empresas que montan sus centros de servicios de la región en Argentina, por cuestiones de excelente relación costo-talento, hace que la demanda suba año a año, y la oferta no acompaña de la misma manera”, sostiene Briano.

Este año quedarán 12.900 posiciones de sistemas sin cubrir, según la encuesta de la Cámara Argentina de la industria del Software (CESSI)) entre sus 149 empresas repartidas en todo el país, “aunque la demanda real es aún mayor”, dice Adrián Anacleto, titular de Epidata, ya que cada vez más industrias y servicios dependen de los sistemas, como los sectores de bancos o agro, aunque ese no sea su negocio principal.

A eso hay que sumarle el despegue de las pyme. “En algún momento van a transformarse digitalmente. Hay muchas que hoy no tienen ni un software de control de gestión, algo muy básico para nuestra época”, afirma Anacleto.

El Gobierno lanzó el año pasado 111 Mil, un plan nacional con fondos de los ministerios de Producción, Educación y Trabajo, para formar en los próximos cuatro años a 100.000 programadores, 10.000 profesionales y 1000 emprendedores. El objetivo es cubrir la demanda laboral de las industrias basadas en el conocimiento, uno de los sectores que más crece y exporta en Argentina. “Ya dimos 600 cursos de programación en todo el país y este año llegaremos a los 1000 para tener 40.000 nuevos programadores”, dijo Carlos Pallotti, subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos de la Nación, a cargo de impulsar el plan.

Por pedido de las mismas empresas y en conversaciones con las universidades, están pensando en agregar 10.000 ingenieros en Sistemas más a las propuesta inicial del proyecto. “Hay más demanda de la que conocemos: bancos, manufacturas, el estado mismo, todos necesitaremos más informáticos”, sostiene Pallotti.Si bien los entrenamientos son básicos y en general son tomados por gente de 28 a 50 años que “abandonó” el sistema educativo, los cursos están acercando a los alumnos al mundo IT. “Algo similar sucede con la universidad”, comenta Palotti, “donde las matrículas de las tecnológicas de Tucumán, Resistencia y Tandil se han triplicado en las carreras de Informática con gente que luego de tomar el curso se animó a la universidad”, comenta Pallotti.

“Además de aportar recursos, el plan hace una gran alftabetización digital y eso deriva en innovación. Tenemos que dotar a la Argentina de más mano de obra. Si van a venir empresas a invertir, necesitamos personal entrenado”, agrega Palotti.

Otra fuente de perfiles informáticos son las escuelas no universitarias, del tipo Digital House, que acercan la tecnología gente que nunca pisaría la Universidad de Ingeniería.

“Quizá es gente que estudió psicología y se acerca desde la usabilidad o el testeo, una cuestión necesaria para que el software sea un éxito”, dice Anacleto.

“No son universidades, pero son organizaciones ágiles que pueden cambiar al son del mercado y no dependen de que se aprueben planes de estudios, que son tan burocráticos”, acota Averbuch.

“Cada vez hay más tareas del mundo de los sistemas que no necesitan un título de grado y eso hace más complejo el análisis de la oferta y la demanda”, cuenta Sebastián Inchaupse, de la consultora InPeople, especializada en la tranformación de negocios y organizaciones. El participa en un grupo informal de Inteligencia Artificial en el que interactúa con gente que no viene de sistemas y que está aprendiendo a programar, sin haber pasado por la carrera. “Esa gente suma una mirada que antes no estaba en el mundo IT”, acota.

¿Cuánto se gana?

Información del mercado de programadores en lenguajes Web

  • $ 15.500/20.000

Junior

Salario inicial

  • $ 28.000/ 33.500

Semi senior

Profesionales que ya tienen algo experiencia

  • $ 35.000/ 45.000

Senior

Aunque muy jóvenes, son los más buscados

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.