Mujeres líderes: entre la pasión y el poder de la intuición

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, dialogó con José Del Rio, secretario general de Redacción de LA NACION
La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, dialogó con José Del Rio, secretario general de Redacción de LA NACION Crédito: Fabián Malavolta
Durante la quinta edición del evento organizado por LA NACION, 30 referentes de distintas organizaciones compartieron sus experiencias y hablaron de las claves para el crecimiento
Lucila Lopardo
(0)
8 de diciembre de 2019  

El reclamo social por una agenda de género que se vive tanto a nivel local como internacional resuena con fuerza en las organizaciones. Sin embargo, a pesar de las iniciativas para hacer que haya más mujeres en posiciones de liderazgo, la balanza no está aún equilibrada. Según estimaciones publicadas por el Foro Económico Mundial, faltan100 años para que la brecha de género se cierre y otros 200 para que las mujeres ganen lo mismo que los hombres.

En la quinta edición de Mujeres Líderes, evento que se llevó a cabo el miércoles 27 de noviembre en el Hotel Four Seasons de Buenos Aires, se compartieron varias acciones desarrolladas en empresas y, también, historias de mujeres que llegaron a puestos de toma de decisión en entornos netamente masculinos.

La introducción al evento estuvo a cargo de Tamara Vinitzky, socia a cargo de Clientes & Mercados, Marketing & Comunicaciones y Diversidad & Inclusión de KPMG Argentina y co-chair de WomenCorporateDirectors (WCD). Entrevistada por José Del Rio, secretario general de Redacción de LA NACION, Vinitzky hizo un repaso de la evolución que tuvo la agenda de género en las organizaciones.

La directiva citó un estudio elaborado por KPMG que revela que, en la Argentina, solo el 10% de los directores en compañías son mujeres. "Obviamente, el número es bajísimo; hay estudios que dicen que si seguimos así recién en 200 años va a haber un número razonable de mujeres en puestos de decisión, por arriba del 30%", afirmó.

1. Los líderes del futuro

Maritchu Seitún, psicóloga, especializada en orientación a padres y autora de libros de crianza, sostuvo: "Uno no educa como quiere educar; uno educa como mi mamá, como la mamá de mi abuela, mi bisabuela y como mi tatarabuela educaron. Esos caminos se convierten en mandatos, caminos neuronales marcados a fuego en nuestro cerebro", explicó.

Seitún dijo que en los últimos años "fue cambiando mucho la postura del hombre con respecto a la educación y la crianza de los hijos. Les interesa criar a sus hijos, quieren bañarlos, no se quieren perder esos momentos", afirmó. Sobre cómo criar chicos no machistas, Seitún consideró: "Criamos personas, ni varones, ni mujeres. Criar a un hijo no machista es que vea cómo se lleva su papá con su mamá; no es solo lo que enseño, es lo que se ve, quién levanta la mesa, quién se ocupa de las cosas", cerró.

2. De la estrategia jurídica a la construcción de marca

Cinco mujeres que ocupan puestos de toma de decisión compartieron un panel en el que explicaron cómo trabajan y qué evolución vieron en las compañías en cuanto a la inclusión de mujeres. Angie Stelzer, directora de Asuntos Corporativos, Legales y Públicos de Volkswagen Group Argentina, trabaja en la automotriz desde hace 20 años y es la única mujer en el directorio.

Stelzer contó que en 2015 la empresa vivió a nivel global una de sus crisis reputacionales más grandes -por la alteración en los controles técnicos de las emisiones de sus motores diesel- y decidió cambiar sus valores, procesos y cultura. "En la estrategia, uno de los pilares es la diversidad, el hacer crecer a las mujeres en puestos de liderazgo y de toma de decisiones", explicó. Y contó que en la Argentina ya llevaron a cabo "pequeñas cosas" a partir de objetivos ambiciosos, como la incorporación del home office y las licencias por paternidad y maternidad extendidas.

"Tenemos diversidad de consumidores y esa misma diversidad tiene que verse reflejada internamente", explicó Karen Vizental, VP de Comunicaciones Corporativas y Sustentabilildad Latam de Unilever. "Buscamos que cada posición sea para el mejor recurso, independientemente de su género, etnia o religión", destacó. Contó también algo que sucede al momento de querer incorporar a personas con discapacidad: "Descubrimos que ellos mismos no se postulan a las búsquedas. Estamos trabajando con distintas ONG y es algo que implica readaptar nuestras instalaciones", afirmó. Y mencionó el trabajo que hace Unilever para incentivar a que haya más mujeres ingenieras y a que trabajen en sus plantas.

Agustina Maljkovic, head de Marketing Latinoamérica de WeWork, contó que la diversidad de género se dio de manera orgánica en el espacio donde trabaja. "Antes de venir al panel tuve que investigar cuál es el porcentaje de mujeres y de hombres en la empresa, porque ese no es un issue para nosotros", dijo. Y contó que en la región de América Latina, el 51% del equipo de WeWork está integrado por mujeres, mientras que el 49% son hombres. En posiciones de liderazgo la proporción es 50-50. "Se dio de manera natural, orgánica, no tenemos cupos ni porcentajes que cubrir. Todos sabemos que los equipos tienen que estar formados por personas con distintos backgrounds para enfrentar los desafíos que nos plantea el futuro", sostuvo.

Paula Marconi, nombrada hace poco VP de Marketing de Cervecería y Maltería Quilmes, tuvo, previamente, la misión dentro de la compañía de liderar la creación de Draftline, la agencia creativa inhouse de la empresa. La agenda de género, sostuvo, tiene que basarse en la autenticidad, a la que definió como un paso previo a la diversidad. "Nadie debería tener que ponerse una careta al ir a trabajar para ocultar lo que sea", consideró.

"Desde hace tres años la evolución que veo es impresionante. Hoy, cualquier persona que entra a la compañía se encuentra con mujeres en posiciones clave", dijo. Y contó que en lo que respecta a la industria creativa "la problemática es bastante grande; estamos tratando de desarrollar talento femenino en creatividad", contó.

Inés Zerdán es vicepresidente de Asuntos Legales de American Express Argentina. Dijo que la firma lanzó redes internas globales para promover un ambiente de inclusión y diversidad y para garantizar el desarrollo entre colegas. Una de ellas es la red WIL (Women In Law, por sus siglas en inglés). "En el Reino Unido estaban celebrando que hace 100 años que se les permite a las mujeres practicar el derecho. Es increíble que recién hace 100 años hayan podido acceder a ser abogadas", ejemplificó. Y aclaró que la idea de la red no es "la tradicional del mentor que va a enseñar. Se busca formar duplas que compartan intereses y que puedan enriquecerse mutuamente.

3. La radiografía de género

A pesar de los esfuerzos hechos por empresas, organizaciones sin fines de lucro y gobiernos para concientizar sobre diversidad e igualdad de género, los números demuestran que todavía quedan cuentas pendientes. En una presentación especial, Constanza Cilley, directora Ejecutiva de Voices! Research & Consultancy explicó que 8 de cada 10 argentinos piensan que el rol social y político de la mujer está cambiando en la Argentina. Además, contó que un cuarto de la población de nuestro país dice que realizó una acción por la igualdad de género. "Hay un amplísimo acuerdo con consignas como Ni Una Menos", sostuvo.

Sin embargo, Cilley dijo que "persisten ideas preocupantes". Afirmó, por caso, que en los últimos 20 años se mantuvo en torno al 30% la proporción de respuestas que consideran los hombres son mejores líderes. Además, cuando se analizan las dinámicas dentro de la casa, se observa que "las mujeres dedican el doble de tiempo que los hombres a las tareas del hogar y a los hijos. El principal cambio se da en el plano de los valores, pero en las prácticas el cambio se da en menor medida", dijo.

4. Más allá de los límites

Una árbitra de fútbol internacional, una piloto de avión, una mujer en el directorio de una firma de capitales árabes, una ingeniera aeroespacial y la líder de una fundación que enseña a otras mujeres a ver más allá de sus capacidades fueron cuatro de las oradoras en el evento. Ellas contaron en primera persona cómo iniciaron su carrera en ambientes masculinos y en tiempos en los que no existía la conciencia sobre temas de género que hay hoy.

Salomé Di Iorio, árbitra internacional de fútbol, explicó que a nivel de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) hay más de 800 árbitros hombres y solo 25 mujeres. "Hoy es un poquito más fácil, pero la árbitra se destaca en un partido de hombres, mientras que en un partido de mujeres se ve normal que sea mujer", dijo.

"Te pedí un piloto, no una mujer", dijo en una mesa de trabajo el comandante con el que Nuria Estebez tenía que encarar un trabajo de varios meses sobrevolando la ruta del Rally de Córdoba. "A él no le cerraban las dos variables en una sola cosa. En ese momento no sabía bien qué hacer, pero después entendí que yo estaba presentándome ahí con mi visión de quién era y cuál era mi mundo de posibilidades, mientras que él miraba desde su mundo de limitaciones y miedos", reflexionó.

Sofía Giaquinta, head of Argentina para Airbus Defence & Space es ingeniera aeronáutica y aeroespacial. "Cuando empecé a estudiar en Córdoba, entre 90 hombres que había para mi carrera había 3 mujeres y terminé yo sola. Fue un desafío, porque el estereotipo de que hay 'carreras para hombres' no lo comparto", aseguró.

Dora Sassoni es directora no ejecutiva de Fondomonte South America, subsidiaria del Grupo Almarai, una de las empresas más grandes de Medio Oriente. "Cuando la empresa estaba en venta tuve la oportunidad de acercarme a un señor árabe al que me habían indicado que no podía mirar a los ojos. Con la mirada hacia abajo le pregunté si le molestaba o se sentía incómodo si lo miraba a los ojos y esa fue la llave que abrió la puerta", contó Sassoni, que agregó: "Fue un desafío enorme, porque la Argentina fue la primera subsidiaria de la empresa".

Desde su experiencia como líder de la Fundación Las Omas -que trabaja con mujeres que viven en la zona de Chacra de la Merced, provincia de Córdoba-, Alida Weht dijo que "cuando ves a la otra persona en su complejidad pero con una sonrisa, habiendo venido al mundo sin las mismas oportunidades, te das cuenta de que siempre tenés que tratar de buscarle la vuelta a los problemas poniéndote en el lugar del otro".

5. Superar los mandos medios

El traspaso del rol operativo donde prima el multitasking hacia posiciones de liderazgo y toma de decisión suele ser uno de los principales desafíos que encuentran las mujeres profesionales. Gabriela Terminielli, directora de BYMA Bolsas y Mercados Argentinos y Co chair de Women Corporate Directors Argentina, y Cristina Bomchil, directora ejecutiva de Valuar, compartieron sus claves para poder superar los mandos medios.

"El 'a mí no me costó' o "llegué por mérito', son discursos que tenemos que desterrar. Tenemos que ayudar a otras mujeres, ser la única en un directorio es estar sola", dijo Terminielli, a la vez que animó a las presentes aprovechar sus posiciones y realizar actividades de networking y relacionamiento en cámaras y organizaciones y tener en cuenta los eventos claves ir, visibilizarse y ganar espacios.

Por su parte, Bomchil dijo que es cada vez más frecuente que las empresas pidan incorporar mujeres en las ternas o, incluso, que haya ternas solo de mujeres. Además, coincidió con Terminielli: "Hay que hacerse visible; el 70% de las búsquedas se dan por contactos y no a través de consultoras. Una tiene que darse a conocer y ser activa", consideró.

En otro panel, Paula Curtale, directora de Recursos Humanos de Bayer Cono Sur; Miguel Ferrero, líder de Recursos Humanos de la Región Cono Sur de Corteva Agriscience; Elena Cafaldo, gerenta de Recursos Humanos del Banco Ciudad, y Myriam Álvarez Iturre, directora de Cultura Organizacional de Telefónica Movistar Argentina, explicaron cómo trabajan la agenda de género para impulsar a las mujeres.

Para Curtale, "la mujer necesita un espaldarazo y que la organización trabaje con los sesgos inconscientes". En el caso de Bayer, la ejecutiva explicó que la diversidad de perspectivas es importante porque cada cliente demanda cosas diferentes. "Trabajamos con programas de coaching, mentoring y sponsoreo, más que nada con las nuevas generaciones", contó.

Desde Corteva, Ferrero dijo que están convencidos de que "equipos diversos permiten la resolución de problemas. La mujer hace muchos aportes; yo creo que lo principal es la mirada diferente. Las mujeres tienen más habilidades sociales que los hombres o tienen mayor empatía. Lo más importante es tener una mirada y una visión diferentes", afirmó.

Desde el Banco Ciudad, Cafaldo explicó que uno de los beneficios más valorados por sus colaboradoras es la maternidad flexible. "Las madres que no eligen tomarse excedencia y quieren regresar a trabajar, pueden volver por una menor cantidad de horas, con el pago total del salario. Es un beneficio altamente valorado en toda la organización", explicó. Y agregó que también, por maternidad, se permite hacer home office de manera más intensa que lo que indica la norma general de la empresa.

Álvarez Iturre, agregó que Telefónica Movistar hizo actividades relacionadas con la diversidad y la perspectiva de género con todos los boards de los países en los que opera la compañía. "Desde ese momento fuimos aprendiendo en el camino. El tema de sesgos puede estar en la base de cualquiera de las decisiones que tomamos y esas decisiones determinan el entorno en el que trabajamos", explicó. Contó también que la mayoría de las veces "el espejo no devuelve algo bonito cuando se trabaja el tema de los sesgos".

6. El rol del CEO

Claudia Menkarsky, cantante lírica y vocal coach, invitó a las mujeres presentes en el evento a participar de una dinámica disruptiva para entrenar la voz. "Hablando de liderar con la voz, de comunicar, de sentir la libertad de expresarnos tal cual queremos, hay que saber que la voz femenina tiene un rol fundamental en la humanidad: es la primera que oímos durante 9 meses. Es la voz de nuestra madre", dijo.

Acto seguido, los y las número uno de un grupo de empresas explicaron cómo trabajan para dar el ejemplo y derramar una cultura diversa a toda la organización. Gabriela Renaudo, country manager de la Argentina y Cono Sur de VISA, dijo que tanto en la tecnología como en las finanzas "hay un camino que recorrer en términos de cantidad de mujeres en puestos de decisión; ningún cliente emisor tiene mujeres en posiciones de CEO y en segunda línea hay muy pocas. En mi red de networking no tengo mujeres prácticamente. Hay mucho por hacer, el tema está en agenda, sobre todo en la Argentina, y eso es un avance", apuntó.

Florencia Montes de Oca, como presidenta de la Fundación Banco Provincia, trabaja desde hace casi cuatro años en barrios, villas y asentamientos. "Acompañamos el fortalecimiento de organizaciones comunitarias que se dedican a ofrecer propuestas positivas para niños y jóvenes y en las que confluyen otras problemáticas del barrio", dijo. Y aclaró que las mujeres "tienen mucho para dar, tienen esa fuerza, convicción y creatividad para encontrar soluciones comunitarias a problemas comunitarios".

Desde KPMG, Néstor García, socio director ejecutivo de la firma, explicó que el 54% de los cargos gerenciales están ocupados por mujeres; lo mismo pasa, dijo con el 55% de los cargos a nivel de dirección. Las mujeres socias son, en tanto, 35%. Para García, el diferencial que permite esta composición está en políticas como la de softlanding tanto para madres biológicas como para personas no gestantes. "Extendimos el período para los padres a 15 días. Tratamos de estar, también con la política de home office e hicimos un lactario, que es fundamental", contó.

Sebastián Sasson, presidente y CEO de Arredo, dijo que la empresa se comprometió a trabajar en temas de género por "la incomodidad personal que teníamos, como dueños, al ver la falta de posibilidades de la mujer dentro del mercado laboral. No creemos en un mundo sin igualdad de oportunidades y sin diversidad, y desde nuestro pequeño lugar queremos dejar nuestra huella e impulsar a otras compañías para que sean más diversas", dijo. Arredo se destaca por su trabajo en diversidad e inclusión de adultos que quedarían "fuera" del mercado laboral y por haber acompañado la transición de género de dos personas, una de ellas, en tareas de atención al público.

7. Llegar al directorio

Hacia el final del evento, Verónica Marcelo, gerenta comercial de Natura; Alejandra Naughton, CFO de Grupo Supervielle; Patricia Pomies, chief delivery officer en Globant; Rosana Felice, directora Médica y de Investigación y Desarrollo de GSK para la Argentina y Cono Sur; y Agustina Señorans, subsecretaria de Promoción Social del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hablaron sobre cómo, desde el lugar de dirección que ocupan, trabajan en diversidad.

Desde Natura, Marcelo contó que tanto las mujeres que trabajan internamente en la firma como las emprendedoras que forman parte de la fuerza de venta y las clientas, tienen un rol preponderante. Hizo hincapié en el hecho de que las consultoras independientes pueden combinar su actividad con la maternidad.

Señorans explicó que el gobierno porteño armó un sistema de indicadores de género, porque "lo que no se mide no se puede cambiar".

Desde el ámbito de la tecnología, Pomies habló sobre cómo es ser mujer, madre y, al mismo tiempo, llevar adelante el negocio de Globant. "Logré viajar a visitar clientes y mi hija pudo viajar conmigo. Soy una especie de mamá canguro. Haber sido madre me permitió entender a otras mamás que están trabajando en la empresa", destacó.

Antes de llegar a Supervielle, Naughton trabajó en el Banco Central. Hoy asegura que cuando comenzó no pensaba en la importancia que tienen las mentorías y el acompañamiento a las profesionales para que puedan crecer. Felice contó que cuando recibió la propuesta de GSK estaba embarazada de siete meses y ya tenía un hijo. "En el llamado telefónico me autoexcluí y les dije que no les convenía contratarme. Pero ellos me dijeron que veían mi potencial a largo plazo", narró. Y destacó la importancia de la contención de la empresa.

8. Ser gobernadora

A días de dejar su mandato como gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en un mano a mano con José Del Rio, contó que no quiere trabajar en política en los próximos años. "Estamos planificando unas vacaciones largas con mis hijos y, a partir de marzo estaré buscando trabajo", sostuvo. Y bromeó: "Para todas las headhunters que hay acá, se aceptan ofertas".

Ante la pregunta de Del Rio respecto a cuántas veces se sintió subestimada, Vidal dijo que no lleva la cuenta. "Aprendí a no enojarme y a que los hechos fueran acomodando todo en su lugar. En algunos casos me hicieron un favor, porque no me vieron venir", afirmó. Y también bromeó: "En 2015 un adversario me hizo un gran favor, que fue bautizarme Heidi".

Con respecto al futuro de Cambiemos, Vidal dijo que "se abre una nueva etapa, la de ser opositores y mostrar una oposición constructiva, que no haga oposicionismo". Hacia el final de la charla se refirió a su relación con el presidente Mauricio Macri: "Nuestro vínculo personal no cambió nunca, ni en los momentos más difíciles de estos cuatro años. Nuestro vínculo político tuvo las tensiones que naturalmente tiene por ocupar dos roles distintos: el de presidente y el de gobernadora, pero siempre se terminaron zanjando".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.