Entre los consumidores y el mercado: los desafíos del modelo del agro en un contexto escéptico

Federico Trucco (Bioceres), José Martins (Bolsa de Cerales) y Guillermo Fazio (Nestlé)
Federico Trucco (Bioceres), José Martins (Bolsa de Cerales) y Guillermo Fazio (Nestlé) Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta
Lucila Lopardo
(0)
15 de agosto de 2019  • 12:33

"Superinformado, investigador y consciente de su nutrición". Con estas tres cualidades Guillermo Fazio, director de Supply Chain y Operaciones Región Plata de Nestlé, definió al nuevo consumidor y abrió el panel que reunió a distintos representantes de la cadena agropecuaria, desde el campo hasta la góndola, para definir los retos del sector.

"El consumidor no se centra solo en el producto sino que se interioriza en la cadena de valor, le gusta entender cómo llegó el producto y eso no tiene que ver solo con la trazabilidad, sino con el impacto del medioambiente y el efecto social de las empresas tanto en el pre y post consumo", definió Fazio.

Sergio Federovisky, presidente de Fundación Ambiente y Medio, dijo que lo que hay que mirar es más que la demanda del consumidor en particular, son las demandas que marca la época. "Esta época tiene colores, como todas, pero sus particularidades se resumen en dos cuestiones: la igualdad de género y el medioambiente", definió y es en este sentido que aseguró que es la sociedad la que "indica cuáles tiene que ser los parámetros en los que se basa la producción".

Para Ignacio Beltramino, director de la unidad de negocios de Semillas de Syngenta para Latinoamérica Sur, la clave para entender los basamentos de esa producción está en la innovación y el desarrollo, punto que va de la mano de las regulaciones. "El aumento de la productividad se piensa no solo en el aumento per sé, sino también en la creación de nuevas tecnologías que no impacten en el medioambiente", definió.

Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Malavolta

En este sentido, y consultado por la moderadora del panel y conductora de LN+, Eleonora Cole, sobre la propiedad intelectual, Beltramino dijo que por cómo cambió el agro, la ley vigente -que data de 1973- es obsoleta. "Las compañías no tenemos un reconocimiento de la propiedad intelectual que amerite más inversiones. Necesitamos revisar la ley, tal vez en el cómo y en el porqué podemos tener discusiones, pero no hay dudas de que necesitamos una ley más moderna", analizó.

José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales, habló de lo que sucede en los mercados internacionales y de cuáles serán las tendencias. "Asia está comiendo mejor y África, probablemente, demande más proteínas cárnicas en los próximos años", apuntó, y aclaró que "probablemente esté mal decir 'mercado verde', pero hay un mercado que toma nota y hay una demanda verde que satisfacer".

"La Argentina está posicionada para producir más, tenemos que expandir nuestras fronteras agrícolas, crecer un poco más en rindes, en tecnología y apuntar más a la rotación de cultivos", sugirió.

Federico Trucco, CEO de Bioceres, consideró que la gran oportunidad de la transición del agro tiene que ver con atender las necesidades y oportunidades de negocio que surgen por hacer mejor lo que no hicimos en el pasado y aprovechar recursos. "Por cada kilo de maíz, hay un kilo de biomasa aérea que se volatiliza que, si lo pudiéramos capturar, podríamos, por ejemplo, sustituir la fotosíntesis fósil", ejemplificó, y aseguró que los avances de la tecnología podrían influir en la composición de los alimentos y llevar al agro a ser una industria más farmacéutica que alimenticia.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.