El escenario económico. Éxito financiero y angustia social, la gran contradicción