Guillermo Calvo: “No alcanza con la tasa de interés para controlar la inflación”

Guillermo Calvo
Guillermo Calvo Fuente: Archivo
El economista dijo que no quiere polemizar con las autoridades argentinas, pero recomendó que expliciten sus reglas para intervenir en el mercado de cambio.
Gabriela Origlia
(0)
20 de septiembre de 2017  • 15:02

CORDOBA. - Guillermo Calvo, el economista argentino que anticipó el “efecto Tequila” en los ’90, dijo que tratar de bajar la inflación sólo con la tasa de interés no es efectivo. Aclaró que no era una crítica a la política que lleva adelante el Banco Central , pero que la experiencia demuestra que no alcanza.

Al inaugurar las 50 Jornadas Internacionales de Finanzas Públicas que organiza la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), señaló que tener un sistema de control de inflación basado en la tasa de interés requiere estar preparado para intervenir en el mercado cambiario.

En esa línea mencionó que en la Argentina si bien se dice que la flotación es libre, “cuando aprieta el zapato, entran”. En ese marco enfatizó: “Están mostrando que estamos dispuestos a cambiar las reglas. Habría que pensar si el Central no debería tener una regla más explícita sobre cuándo y cómo interviene, la gente lo entendería mejor”.

Calvo siempre se mostró a favor de las reglas “claras, estables y públicas” y fue lo que reclamó durante la exposición, antes de la cual recibió el Honoris Causa de la UNC.

Insistió en que la tasa de interés no es un ancla; es un precio relativo por lo que no fija los precios absolutos. Recordó que usar esa política de contención de la inflación ya fracasó en la región, como en los ’80 en Brasil. “Es peligroso usar la tasa en los emergentes; y en los avanzados demostró que tampoco sirvió; hay que mirarla con desconfianza”.

“La inflación es muy difícil de doblegar cuando el gobierno tiene poca credibilidad -agregó-. En una economía abierta la tasa es aún más débil como ancla nominal”. Planteó que la Argentina hay dos tipos de precios, los que se fijan en las paritarias en pesos, y los flexibles, de los comodities, fijados en dólares.

“Hay que tener dos anclas, intervenir en el mercado de divisas, comprar y vender reservas, eso es lo que hacen los emergentes. La ventaja es que no estoy tan esclavizado. Creo que esa es la política del Central, usar la tasa como un indicador pero si el sistema no me respeta, intervengo; debe explicitarlo”.

Sobre el contexto internacional, describió que todavía faltan activos seguros y los países emergentes “que pueden ofrecer seguridad tienen una oportunidad, pero el flujo de capital puede cortarse en cualquier momento”.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.