Impulsan la instalación de una fábrica de papel en Corrientes

Se trata de una inversión millonaria; se trata de empresarios argentinos asesorados por una consultora finlandesa y con apoyo del Ministerio de Industria de la Nación
César Sánchez Bonifato
(0)
25 de agosto de 2016  • 23:30

Los empresarios y técnicos Mario Plotz, Ralf Frank y Gustavo Cetrángolo, nucleados en la firma "Agroforestal Oberá", junto con los especialistas Rafael Correa, Alejandro Taylos y David Powslom -de la consultora finlandsea Pöyry- recorrieron Misiones y Corrientes, se entrevistaron con gobernadores de ambas provincias, con madereros y asociaciones forestales locales. En Buenos Aires, en tanto, fueron recibidos por el ministro de Industria de la Nación, Ricardo Negri.

La idea es comenzar a la brevedad trabajos para la ejecución de una fábrica papelero-celulósica en la ciudad de Ituzaingó, aprovechando las excelentes condiciones edafológicas y climáticas del NEA, de recursos disponibles como la mayor concentración de bosques implantados en esta región.

Además, se prevé instalar una usina alimentada por desechos de madera (biomasa), que generará suficiente energía para alimentar a la nueva planta, la que tiene acceso por diversos caminos pavimentados y se halla a orillas del río Paraná, una vía de transporte absolutamente apta, actualmente desaprovechada.

La inversión rondaría los 1000 millones de dólares y, en declaraciones al portal "Argentina Forestal", Correa expresó: “Está claro que Argentina busca mejorar su posicionamiento en el mercado global. Ejemplo de ello son recientes medidas tomadas que despertaron el interés de capitales internacionales. Sin embargo -continuó- tales inversiones intensivas requiere de niveles de seguridad en diferentes aspectos, relacionados directa o indirectamente al proceso productivo. Sin dudas, la estabilidad y seguridad socio-política son quizás los primeros pasos. Y hoy aquí se están dando”, afirmó.

Según el experto de la consultora Pöyry “la fábricas argentinas compiten en un mercado global. En casos que estén orientadas al mercado doméstico, compiten asimismo con mercados de importación. Es importante para el sector mantener y mejorar continuamente la eficiencia en sus procesos productivos, dado que la escala de producción los limita a competir con industrias modernas con mayor capacidad y mejor tecnología".

La elección de Corrientes

Según allegados al moderno proyecto, consultados por LA NACION, cuando se ponga en marcha brindará empleo directo a 300 personas e indirectos a más de 2000. Se optaría por localizarla en el noroeste correntino, habida cuenta que en la vecina provincia la presión tributaria es menor a la que rige en Misiones, por ejemplo, incluyendo ingresos brutos a la importación y exportación. Tampoco existen aduanas interiores que entorpecen el tránsito de mercaderías y el abastecimiento de insumos básicos.

Al respecto, Correa indicó: “Es posible pensar en fábricas eficientes de menor escala, dependiendo del modelo de producción, mercado y productos. Muchas llamadas “pequeñas” se demuestran competitivas. No podemos generalizar la afirmación, pero sí es posible en casos concretos como éste”.

Desde hace 40 años el sector celulósico-papelero no se renueva en el país. La última industria que entró en operaciones fue Alto Paraná, ubicada en Puerto Esperanza, localidad de esta provincia. Fue en enero de 1983 bajo la última etapa del proceso militar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.