(0)
6 de marzo de 2019  • 00:00

En Argentina se observa un notable incremento en la adopción de tecnología en las aulas, así como todo lo relacionado a lo que actualmente se denomina "gamificación". Dentro de estas herramientas, los simuladores son considerados claves en las carreras vinculadas a la dirección de empresas, dado que permiten que los futuros profesionales aprendan sobre los distintos factores que influyen en las áreas de un negocio.

Los simuladores no pueden ofrecer una experiencia real pero sí constituyen lo más parecido a la misma, ayudando a incorporar nuevas habilidades como, por ejemplo, la comprensión del proceso de toma de decisiones, principal función de un mando directivo.

Su principal objetivo es facilitar la comprensión y solución de problemas complejos que pudieran presentarse en la actuación profesional a través de la construcción de una versión simplificada denominada "modelo". Este modelo admite que los alumnos puedan manipularlo y observar su comportamiento de una manera segura y sin los riesgos que se presentan en la vida real, como la pérdida de capital u otros recursos necesarios para la supervivencia de una empresa. Numerosos estudios han demostrado que a través de la utilización de simuladores, los alumnos adquieren un conocimiento memorable y significativo.

Convencidos del potencial de esta herramienta, el plan de estudios de la Lic. en Administración de Empresas de UADE comprende dentro de su currícula la asignatura "Simulaciones de Negocios", como materia integradora en el último cuatrimestre de la carrera. Con el uso de simuladores desarrollados en Harvard , los alumnos de UADE aprenden haciendo y logran un aprendizaje en mucho menor tiempo que el que se alcanza en las clases convencionales, y significativo en cuanto a la integración y aplicación de los conocimientos adquiridos en otras asignaturas, entre otros beneficios.

Si bien en Argentina, aún queda mucho por hacer con respecto al desarrollo de nuevos simuladores o adaptación de los mismos a los escenarios locales, la UADE cuenta con la infraestructura necesaria para su utilización y hoy sus laboratorios tecnológicos se han transformado en verdaderos centros de aprendizaje, transferencia y aplicación del conocimiento en el área de la dirección de negocios.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.