Iría por ley la autorización a las telefónicas para dar TV satelital

El ministro Ibarra lo reveló en la feria de telefonía móvil; quejas de las empresas, a las que les habían prometido un decreto
El ministro Ibarra lo reveló en la feria de telefonía móvil; quejas de las empresas, a las que les habían prometido un decreto Crédito: Ministerio de Modernización
María Julieta Rumi
(0)
28 de febrero de 2018  

BARCELONA.- El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, anunció que el Gobierno está trabajando en un proyecto de ley que incluiría, entre otros puntos, la autorización a las empresas de telecomunicaciones para que puedan brindar televisión satelital, a pesar de que antes esta disposición iba a salir por un decreto de necesidad y urgencia (DNU).

El cambio, sin embargo, no cayó bien en la industria, que habla de un "panorama incierto y sin reglas claras" que retrotrae el escenario a noviembre pasado, antes de que se aprobara la fusión de Cablevisión y Telecom.

"Es un problema", "es difícil de comprender" y "no era lo esperado", fueron algunos de los comentarios del sector ante las declaraciones del ministro en la feria de telefonía móvil World Mobile Congress (WMC), en esta ciudad. Es que los dichos de Ibarra chocaron contra la expectativa que tenían las empresas de telecomunicaciones de un decreto que iba a equilibrar parcialmente la balanza con Telecom, que, a partir de la autorización de la Enacom, que permitió que se fusionara con Cablevisión, quedó en condiciones de ofrecer a sus abonados un servicio de cuádruple play (telefonía fija y celular, Internet y televisión por cable).

Aunque falta la definición de la Comisión de Defensa de la Competencia, que debe rechazar o aceptar esa fusión poniendo condiciones, no hay nada que impida por el momento que brinden esos servicios, mientras que las demás telefónicas solo tienen la promesa de un proyecto de ley que las ponga en un plano más o menos similar.

Si bien históricamente en la Argentina las empresas de telecomunicaciones no habían podido entrar en el negocio de la televisión, y por ahora en el servicio de televisión satelital, la industria reclama que lo que hay ahora no es convergencia, en el sentido de que todos los actores puedan dar todos los servicios más allá de la tecnología que provean. Además, opinaron que un proyecto de ley no se traduce en rapidez ni da certezas, ya que nadie puede asegurar que una vez que entre al Congreso no se pueda retrasar o sufrir modificaciones.

Ibarra dijo que busca integrar varios temas en una "norma corta" que incluya, además de la televisión satelital, la liberación y la licitación de espectro radioeléctrico y el ofrecimiento de infraestructura pasiva para que las compañías puedan correr sus redes. "Falta redondear la normativa, pero vamos a la ley con dos o tres temas. En primer lugar, vamos a poner a disposición de las empresas la infraestructura pasiva de los servicios públicos y ductos para que puedan correr sus redes. Por otro lado, vamos a liberar espectro y licitarlo para que, en principio, las compañías que están en el país hagan más inversiones, aunque tenemos que ver si orientamos la oferta al espectro regional. Por último, va a estar el tema de la televisión satelital", dijo Ibarra. Y defendió la ley por sobre el DNU: "Estamos encarando un sector con mucha asimetría con la fusión [de Cablevisión y Telecom], empresas grandes y empresas chicas, con toda la problemática que tienen".

Mas allá de sus intenciones, el acuerdo no es tal. Las empresas dicen que es necesario que se les otorgue la potestad de dar televisión satelital, pero no es suficiente. Y que compartir estructuras está muy bien, pero tampoco alcanza si no hay reglas claras. "Entendemos que la decisión es política, pero nos perjudica. Nos coloca en un lugar incómodo al tener que confiar en una promesa, cuando en el pasado no se cumplieron", afirmó una fuente de la industria, y graficó la situación como una mesa de tres patas con una floja.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.