Juan Carlos López Mena. "El estatismo trae atraso a los países"

El dueño de Buquebus asegura que la inversión privada es fundamental para el crecimiento de la economía y adelanta los planes para construir un nuevo barco y ampliar la terminal de pasajeros de Buenos Aires
María Julieta Rumi
(0)
15 de febrero de 2020  

"El hacedor nace hacedor. Yo a los 8 años ya vendía zapallitos en la feria y había cola adelante de mi carrito", cuenta Juan Carlos López Mena, el dueño de Buquebus, quien se define como un trabajador y un apasionado por la navegación. Y ese entusiasmo es el que le permite atravesar el presente previendo cosas buenas por delante. Por eso, a pesar de que la facturación de la compañía en dólares cayó, está invirtiendo US$140 millones en la construcción de un nuevo barco aún sin nombre, que será poco mas que el doble de grande del Francisco, y US$50 millones en la ampliación de la terminal de Buenos Aires.

-¿Cómo transitan los anuncios del aumento del 30% en la compra de pasajes y paquetes turísticos? ¿Cambió en algo la estrategia de la compañía?

-Los pasajes son en pesos, pero, si están dentro de un paquete, ahí empieza a cobrarse el 30% porque a los hoteles que vendemos en Uruguay hay que pagarles en dólares o en pesos uruguayos que es una moneda más estable. Como siempre, en 41 años de empresa, la crisis nos agarra con un emprendimiento en marcha. Ahora estamos haciendo una gran inversión en esta terminal. Se están construyendo unos 60.000 m2 entre subsuelos y demás. Empezamos la obra hace un año, en marzo de 2019, y cuando, esté terminada, Buquebus va a ser la terminal de ferries más importante y más linda del mundo. Lo digo sin exagerar nada. Y también estamos construyendo un barco nuevo a gas licuado que reemplazará a tres barcos a gasoil. Nuestro objetivo es ser en dos años y medio una empresa verde.

-¿Tiene nombre el nuevo barco?

-Tiene nombre pero solo en mi mente. Dicen que trae mala suerte decirlo antes. Es un barco todo a gas licuado. Con eso terminaríamos un trámite que estamos encarando con Standards & Poor's para que nos declare "empresa verde" y seremos más verdes mañana.

-¿Cómo fue la temporada? ¿Se sintió la crisis?

-En cantidad de pasajeros te diría que estamos igual, lo que ha bajado mucho es la facturación en dólares y bueno eso lo estamos sufriendo. Estoy vendiendo algunas propiedades mías, pero atravesar momentos malos es algo pasa en cualquier parte del mundo. Yo creo que la salida empresaria es hacer el esfuerzo. Nosotros tenemos 1300 empleados directos y también tenemos mil y pico de proveedores. Y, a pesar de las devaluaciones, no detuvimos las obras. Yo creo que la Argentina es un país de oportunidades. Tengo 10 hijos y12 nietos. Colaboran mucho con la empresa y ese es nuestro futuro.

-¿El impacto en la actividad de la empresa lo atribuye a la situación económica más que al cepo y al impuesto PAIS?

-La crisis es muy dura pero no es culpa del gobierno que se fue ni del que está ahora. Yo no soy economista, soy un simple trabajador al que le gusta hacer cosas desde los 13 años que empecé a trabajar. Pero hemos vivido tantas crisis que, hasta que alguien no se decida a hacer algo distinto, el resultado va a ser el mismo, como dijo Albert Einstein.

-Y teniendo tantos años de operación en la Argentina y con tantas vicisitudes en el medio en materia económica ¿Cómo es la fórmula para subsistir?

-La fórmula es trabajar mucho, controlar y dirigir férreamente la empresa. Tenemos un grupo humano muy bueno. Hemos jubilado a mucha gente por los años que trabajó acá y tenemos mucha juventud. Te diría que no hay secretos. Hay trabajo, lucha, cuidar los gastos. La que tiene que enriquecerse es la empresa no el empresario, lo digo humildemente.

-¿Cuánta gente transportan al año?

-Nosotros transportamos alrededor de 2.300.000 personas por año e ingresamos el 71% de los turistas uruguayos, según cifras del Ministerio de Turismo de la Nación. Esto equivale a unos 400.000 pasajeros que gastan en promedio 400 dólares. Es decir, que, en algún momento, a través nuestro, están ingresando US$160 millones por año solamente de los gastos de los turistas en Buenos Aires porque hay miles de turistas que en invierno van al sur a Bariloche.

-¿Por las sucesivas devaluaciones hoy somos un destino atractivo para los uruguayos?

-Ahora la Argentina está muy barata para los uruguayos entonces se está vendiendo mucho en Uruguay a partir de la segunda quincena de febrero, marzo y lo que va a ser la Semana del Turismo uruguayo que acá es Semana Santa. Se está vendiendo mucho y son uruguayos que vienen a comprar cosas. Hoy en la Argentina se consiguen los mismos productos que en Uruguay al 50% menos entonces es muy atractivo el país además de que Buenos Aires es una ciudad muy apetecible para pasear y disfrutar. Todo es mucho más económico en este momento en la Argentina pero más en Buenos Aires.

-Y desde la Argentina ¿cómo es el flujo? Porque hay temporadas raras como la de Punta del Este que se circunscribe a 8 días...

-La primera quincena de enero es top en cuanto a que es masiva. Después la segunda quincena de enero es un poco menos concurrida y en la primera quincena de febrero ya van más las familias y también se abaratan los hoteles. Toda la segunda quincena de febrero tiene menos demanda que la primera y después vienen los fines de semana largos y mucho turismo que entra por Buenos Aires y se va a pasar el día a Colonia. Aprovechan a conocer otro país, muy similar al nuestro, pero con sus características especiales.

-Hace unos años empezaron a operar las aerolíneas low cost y algunas tienen pasajes a Punta de Este ¿sintieron algún efecto en las ventas?

-No, pero este año los pasajes representan muchos menos dólares que el año pasado. Igual no los hemos actualizado porque el poder adquisitivo de los argentinos en todos los niveles mermó.

-¿Qué análisis hace del gobierno de Mauricio Macri y del primer mes y medio de Alberto Fernández?

-Yo no quiero entrar en un tema que no conozco porque soy un simple votante y el voto es secreto, pero pienso que lo que hay que hacer aquí es bajar los impuestos y favorecer la inversión en empresas. Es un poco lo que ha hecho Brasil. Brasil es una economía que crece: ocupó ya millones de puestos nuevos en este período del presidente Jair Bolsonaro. Independientemente de cómo es cada uno, a Brasil le está yendo muy bien y yo creo que el estatismo trae atraso a los países. No es un tema ideológico, es la realidad del mundo. China hizo el gran milagro y en 30 años sacó de la pobreza a 400 millones de personas. Yo creo que es un hecho histórico que nunca antes tanta gente dejó de ser pobre y se debió a que, aunque su gobierno es políticamente socialista, privatizó su economía y encontró la solución. Ya lo dijo Einstein también: confiscar la riqueza es como confiscar la inteligencia de los científicos para pasársela a los que no son inteligentes. El hacedor hace. Yo a los 8 años vendía zapallitos en la feria todos lustraditos y con un carrito forrado de papeles de colores de hacer barriletes. Así que yo hacía marketing cuando no existía y la gente hacía cola adelante de mi puestito. Y cómo sucede cuando vos tenés algo de éxito en la vida en algún emprendimiento, en seguida me denunciaron los puesteros con el inspector de la feria y me hicieron correr a 100 metros.

-¿Qué piensa de la frase de Luis Lacalle Pou de importar 100.000 empresarios argentinos qué opina?

-El presidente habló de 100.000 empresarios del mundo, principalmente argentinos, porque nos conocemos y además hay muchos argentinos exitosos a nivel internacional. Me parece bien y los argentinos que se van a otros países como los Estados Unidos han tenido éxito y son admirados y han tenido cargos muy importantes.

-¿En el último tiempo se vio una mayor radicación de argentinos en Uruguay atraídos por los beneficios fiscales?

-No hay muchos. No es una corrida de argentinos. Habrán sido, como mucho, 100 familias, como muchísimo, algo que generalmente ha pasado siempre. Muchos argentinos después se vuelven. Cien familias de argentinos en Uruguay es mucho porque revolucionan todo. Los colegios generalmente están saturados de capacidad y entonces no es fácil conseguir matrícula. Eso da la sensación de que fueran muchos, miles, pero es porque el país no puede absorberlos.

-En su momento usted iba a tener una participación en Aerolíneas Argentinas ¿qué hubiera pasado si eso sucedía?

-Me hubiera fundido. Yo no estuve muy interesado pero sí me lo ofrecieron. Yo soy una persona que tiene mucho acceso al crédito sobre todo en bancos europeos, americanos y también argentinos, uruguayos. Tengo a Price desde hace 30 años en la compañía haciendo las auditorías y siempre que yo quiero emprender una nueva aventura empresarial primero Price me la tiene que aprobar. Es una condición que tengo yo por prudencia y también porque les debo respeto a las entidades financieras que confían en mí entonces si Price no aprueba... y Price no aprobó en ese momento. Aparte en ese momento, el Estado ya había intentado estatizarla, lo que no me parece ni mal ni bien. Muchas aerolíneas en el mundo son semiestatales o tienen subsidio.

-¿Cuáles son las proyecciones para la próxima temporada? ¿Cómo ve que pueda evolucionar la situación económica?

-Yo soy optimista pero soy optimista porque no uso la razón, uso el espíritu porque pienso que, en la actividad empresaria, hay una parte de razonamiento y una parte de entusiasmo y fr amar lo que uno hace. Yo amo los barcos. El que estamos construyendo es el buque rápido más grande hecho en la historia y el motor es todo a gas licuado. Es un poco más que el doble de grande que el Francisco. En octubre de 2022 lo estaríamos inaugurando y elegiremos a la señora del presidente para que sea la madrina, lo que ya es una costumbre para nosotros.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.