La deuda mala persigue a la banca española

Los préstamos morosos caen, pero sobre los bancos aún pesan activos como las viviendas ejecutadas
Jeannette Neumann
(0)
15 de julio de 2014  

MADRID—Los bancos españoles afirman que un declive moderado en los préstamos en situación irregular en meses recientes supone un punto de inflexión de la poscrisis. Pero los analistas advierten de que una medida más amplia de la salud de los bancos señala un camino más largo para la recuperación de esas entidades.

Tras un abrupto colapso de los bienes raíces y una profunda recesión, los préstamos irregulares de la banca española —casos en que los deudores se han atrasado o han incumplido sus pagos— se habían reducido en abril a 13,4% de todos los préstamos en abril desde un máximo histórico de 13,6% en diciembre, según el banco central de España.

No obstante, algunos analistas dicen que los inversionistas deberían observar los activos improductivos de los bancos, una medida más amplia que incluye activos inmobiliarios recuperados y algunos préstamos reestructurados, incluyendo los que fueron transferidos al "banco malo" de España, oficialmente la Sociedad de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb).

Al final del primer trimestre, esos activos ascendían a 372.000 millones de euros (US$506.000 millones), lo que significa que las deudas malas constituyen casi 22% de todos los créditos de la banca española, según Santiago López Díaz, analista de Exane BNP Paribas.

"Me parece que estamos cerca (o que incluso hemos pasado) de la cifra máxima de préstamos morosos divulgada oficialmente, pero no todo lo que brilla es oro", escribió López Díaz recientemente. "Los préstamos irregulares divulgados claramente subestiman el orden de magnitudes del desastre de la calidad del crédito".

Los activos improductivos son una mejor medida de la salud de los bancos, indican algunos analistas, ya que este indicador ofrece el panorama entero de todas las deudas malas que los prestamistas tienen que afrontar y ofrece una perspectiva más realista de los lastres que pesan sobre las ganancias de los bancos. Esas cifras capturan las viviendas ejecutadas que los bancos intentarán vender y los préstamos a urbanizadoras y otros negocios refinanciados repetidamente y que probablemente no serán pagados.

Los bancos españoles han estado entre los mayores beneficiarios de la recuperación de la confianza en el mercado europeo. Las acciones de los cuatro mayores bancos españoles cuyas operaciones principales se encuentran en el país han aumentado en promedio 17,8% desde comienzos del año, frente a un declive de 2,5% en el índice europeo de bancos Stoxx, conforme los inversionistas celebran la incipiente recuperación española.

Sin embargo, el debate sobre si los bancos españoles están dando a los inversionistas un retrato útil sobre su salud es una señal de que siguen vivos los temores a lo que yace detrás de los balances generales de los bancos europeos.

La información que los bancos divulgan todos los trimestres a menudo es insuficiente para determinar el volumen total de los activos malos, anota Alberto Postigo, un analista de Moody’s Investors Service en Madrid.

Los préstamos morosos en los seis mayores bancos disminuyeron o se mantuvieron estables en el primer trimestre de este año con respecto al cuarto trimestre de 2013. Pero los activos improductivos en cuatro de estos bancos —Caixabank SA, Banco de Sabadell SA, Bankia SA y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA— cayeron más lentamente, y de hecho aumentaron en Banco Popular Español SA, según Sergio Gamez, analista de Bank of America Merrill Lynch.

Gamez estima que el total de los activos ociosos de los bancos españoles equivale a 433.000 millones de euros, o 40% de la economía nacional. Caixabank, por ejemplo, registró un declive de 5,3% en su volumen de préstamos morosos el primer trimestre de este año frente al cuarto trimestre del año pasado, al mismo tiempo que tuvo una caída de sólo 2,5% en activos improductivos, según Gamez.

Banco Santander SA fue la excepción. El prestamista informó que sus préstamos irregulares se mantuvieron sin cambios trimestrales y que sus activos improductivos disminuyeron 0,9% en su división española, anotó Gamez.

Representantes de Caixabank, Sabadell, Bankia y Santander no quisieron hacer comentarios. Una vocera de BBVA dijo que los préstamos morosos son una mejor forma de medir las tendencias futuras en la calidad de los activos debido a que son un "indicador principal" de cesaciones de pagos.

Una potencial explicación de la discrepancia entre los préstamos en situación irregular y los activos improductivos es que los bancos podrían estar incrementando las ejecuciones, sugieren los analistas. La ejecución de una vivienda trasladaría un préstamo hipotecario retrasado del bolso de préstamos irregulares al de los activos ociosos.

Un análisis de Gamez muestra que los seis mayores bancos españoles aumentaron la cantidad de ejecuciones en un promedio de 2,2% del cuarto trimestre de 2013 al primer trimestre de este año.

Los bancos probablemente tendrán que mejorar lo que divulgan y la frecuencia con que lo hacen cuando el Banco Central Europeo asuma el papel de regulador de los mayores bancos de la zona euro en noviembre, anota Robert Tornabell, profesor de banca en la escuela de negocios ESADE en Barcelona. Por ahora, los bancos españoles seguirán poniendo énfasis en sus préstamos irregulares.

El presidente de Banco Popular presumió de la mejora en el volumen de préstamos morosos del primer trimestre en una conferencia en junio en la ciudad de Santander. "Basado en las cifras internas que tenemos en el banco, anticipamos ver una mejoría en los créditos malos en los próximos trimestres también", dijo Ángel Ron. "Esta es una muy buena noticia".

No obstante, los activos ociosos de Banco Popular crecieron 0,3% en el primer trimestre de este año frente al cuarto trimestre de 2013, según Gamez. El vocero de Banco Popular dijo estar en desacuerdo, indicando que los activos ociosos del banco cayeron 0,9%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.