"La entrevista de trabajo me hace entrar en pánico"

Un joven profesional tiene que enfrentarse por primera vez a un posible empleador, pero aunque cree que está preparado para el puesto se siente muy inseguro
Alejandro Mascó
(0)
27 de octubre de 2013  

Aquí propongo cinco consejos básicos para el cara a cara con un entrevistador. Se trata de una instancia que requiere preparación para pasar por este momento con más seguridad en uno mismo.

1. La primera impresión es parte del primer registro.

Es muy importante llegar puntual y saludar al entrevistador con una sonrisa y un apretón de manos o un beso, según el contexto. Recomiendo hacer contacto visual y no esquivar la mirada. En lo posible es bueno tratar de hacer una pequeña charla durante el camino desde la recepción hasta la sala de entrevistas, si hay espacio para la misma.

2. Llegar bien preparado para la entrevista.

Siempre es bueno leer el propio CV y el anuncio de trabajo justo antes de la entrevista. Sí o sí hay que hacer un recorrido por el sitio Web de la empresa, las notas publicadas y si se sabe quién va a hacer la entrevista, buscar información sobre el ejecutivo. De esta manera, cuando hablen de la empresa, si surge la posibilidad se puede mostrar el interés por estar informado y hacer algún comentario si fuera pertinente, contemplando la persona que entrevista.

3. Mantener una actitud positiva y proactiva.

El entrevistador estará pensando cómo será para trabajar esta persona, por lo cual no hay que criticar a la empresa anterior o al jefe. Hablar de los desafíos esperados y los pasos a dar en la carrera es una posibilidad. Hay que responder a las preguntas de manera clara y concisa. Es importante hablar en positivo.

4. Lenguaje corporal.

No es lo que se dice, sino cómo se dice. Durante la entrevista, no conviene cruzar los brazos o mirar hacia el piso. Sentarse derecho y tratar de mantener un buen contacto visual son buenas alternativas. Se pueden usar las manos si es pertinente explicar alguna situación. Muchas personas no pueden pensar y controlar su lenguaje corporal al mismo tiempo, por lo que es necesario prepararse.

5. Modales.

Es mejor elegir que ser elegido. Es bueno decirle al entrevistador por qué uno está interesado en la empresa y en la oportunidad de trabajo. Pedir una tarjeta de visita y escribirle un e-mail agradeciendo el tiempo. Se puede preguntar sobre los próximos pasos a seguir hacia el final de la entrevista para poder entender la situación frente a la posición.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.