La escuela secundaria que ganó millones con la salida a bolsa de Snap, la empresa detrás de Snapchat

Snap, la empresa propietaria de Snapchat, cerró su el día de su estreno en Bolsa con un aumento del 44% en el valor de las acciones.
Snap, la empresa propietaria de Snapchat, cerró su el día de su estreno en Bolsa con un aumento del 44% en el valor de las acciones. Crédito: Getty Images
Cuando la app recién comenzaba, el socio de un fondo de venture capital convenció a las autoridades del Saint Francis para que desembolsaran US$ 15.000; tras el IPO ganó más de US$ 24 millones
Dave Lee
(0)
3 de marzo de 2017  • 16:50

Cuando un gigante tecnológico comienza a cotizar en el mercado de valores, inversores y banqueros se preparan para ganar millones. Pero esta vez, una escuela secundaria se ha colado en la lista de beneficiados por la salida a bolsa de Snap, la propietaria de la aplicación de mensajería instantánea Snapchat.

Quienes tengan hijos sabrán que los comunicados del colegio son habituales. Pero el que recibieron este viernes los padres de la escuela Saint Francis High School de Mountain View, en California, no tenía nada de común.

La noticia que les anunció el director Simon Chiu, fue "monumental": la escuela había invertido US$ 15.000 en una nueva aplicación que dos alumnos usaban incesantemente. El padre de los hermanos Andrew y Natalie Eggers, Barry, había notado que sus hijos estaban obsesionados con una nueva app.

Barry Eggers era por ese entonces socio de una firma local de inversión llamada Lightspeed Venture Partners. Cuando se enteró de que no solo sus hijos estaban locos por esta aplicación, sino que sus amigos también, decidió reunirse con los creadores.

Evan Spiegel y Bobby Murphy, los inventores de Snapchat, tuvieron como primeros inversores a Lightspeed Venture Partners. y la escuela en la que estudiaba uno de los socios de esta firma: Saint Francis High School.
Evan Spiegel y Bobby Murphy, los inventores de Snapchat, tuvieron como primeros inversores a Lightspeed Venture Partners. y la escuela en la que estudiaba uno de los socios de esta firma: Saint Francis High School. Crédito: Drew Angerer

Estos eran, por supuesto, Evan Spiegel y Bobby Murphy, los inventores de Snapchat. Hoy, son dos multimillonarios gracias al éxito que ha tenido el estreno de su aplicación en la bolsa. Pero en esa época, su centro de operaciones era una de las residencias universitarias de Stanford. Eggers quedó tan impresionado que su compañía lideró la primera ronda de inversión de Snapchat, que se cerró con una recaudación de US$ 500.000.

La inversión maduró

En realidad, la mayor parte de la inversión procedió de Lightspeed Venture Partners: US$485.000. Pero Eggers convenció a la dirección de la escuela de sus hijos para que participara en la operación. Así fue como la secundaria Saint Francis destinó US$ 15.000 de un fondo para el desarrollo creado en los años 90.

"La inversión de la escuela en Snap ha madurado y ha supuesto un estímulo significativo para nuestras metas", escribió Chiu en la carta a los padres. Uno de los objetivos de la institución es ofrecer una educación a menor precio a su comunidad. De momento, la matrícula anual en esta escuela católica privada alcanza los US$ 17.000.

Las acciones suben un 44%

Saint Francis High School invirtió US$15.000 en Snap. El jueves, recaudó unos US$24 millones durante su estreno en Bolsa.
Saint Francis High School invirtió US$15.000 en Snap. El jueves, recaudó unos US$24 millones durante su estreno en Bolsa. Crédito: Drew Angerer

Pero, ¿cuánto dinero ha conseguido la escuela con la salida a Bolsa de Snapt? El monto exacto es difícil de calcular con exactitud por ahora. La institución vendió muchas de sus acciones el pasado jueves, cuando el precio de cada una se situaba en los US$ 17. Lo que arroja un total de US$ 24 millones.

Pero retuvo un tercio y, al cierre, el valor de las acciones había subido un 44% y se esperaba que lo hiciera aún más.

"Si bien disfruté vivir la aventura de Snap con mis socios como uno de sus primeros inversores, me llevo el inesperado bono de haber compartido esta experiencia con mis hijos", escribió Eggers en un blog.

"Para nosotros, ha sido increíble ver lo lejos que han llegado Evan, Bobby y Snap desde que tuve esa conversación con mi hija en la cocina... y cuánto han cambiado la forma en la que nos comunicamos hoy en día", concluyó.

Por: Dave Lee
ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.