La mayor fusión cervecera depende del sí de una familia