Suscriptor digital

La meta de emisiones cero es una gran oportunidad de negocios

En Unilever pronostican un aumento en las inversiones y destacan el papel clave que jugarán las grandes empresas
Paul Polman
(0)
1 de febrero de 2016  

El mundo demandaba acciones en materia climática y la comunidad internacional ha respondido. El acuerdo alcanzado en la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático (COP21) demuestra que podemos reunirnos y trabajar juntos en pos de una causa común para abordar los desafíos del cambio climático, previniendo tragedias que podrían afectar a millones de personas vulnerables y asegurando la prosperidad económica del mundo en el siglo XXI.

El liderazgo exhibido por los gobiernos de Francia y Perú para vincular las acciones de ciudades, regiones, sector empresarial y sociedad civil, junto con las negociaciones formales durante el último año, han creado un movimiento sin precedentes de la participación del sector privado en dar apoyo a un ambicioso acuerdo global.

El resultado es una señal inequívoca para las comunidades financieras y empresariales. Una señal que impulsará cambios reales en la economía real:

  • A los miles de millones de dólares con los que se comprometieron los países desarrollados se sumarán los trillones de dólares que fluirán a las inversiones en una economía baja en carbono.
  • Las acciones de liderazgo llevadas a cabo por cientos de empresas, por ejemplo para utilizar energías renovables en un 100%, se convertirán en la norma.
  • Las inversiones en innovación se incrementarán en áreas críticas para una economía baja de carbono.

Esta toma de conciencia destrabará la inmensa creatividad e innovación del sector privado, el cual afrontará el desafío de evitar los peores efectos relacionados con el cambio climático.

Además del notorio liderazgo exhibido por el presidente Hollande, Laurent Fabius, Ségolène Royal, Manuel Pulgar Vidal y Laurence Tubiana, el éxito de esta cumbre es una clara evidencia de liderazgo dentro de la familia de Naciones Unidas. Tanto el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, como Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cmnucc), han trabajado incansablemente para alcanzar el resultado que se obtuvo.

El acuerdo es sólo un anticipo dentro de una ambición mucho más amplia que apunta a terminar con la pobreza en nuestra generación, como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados en Naciones Unidas en septiembre. Es así de simple: si no abordamos la cuestión del cambio climático, no vamos a poder sostener el crecimiento económico ni terminar con la pobreza.

Los gobiernos, las empresas y las personas en todos los sectores ahora comprenden que el costo de la inacción supera claramente el costo de la acción. Alcanzar una economía de emisiones cero representa la oportunidad de negocios más importante del siglo. También debemos reconocer el liderazgo intelectual de la Comisión Global sobre la Economía y el Clima, cuyo trabajo, combinado con el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, el Foro Económico Mundial, el Pacto Mundial de Naciones Unidas y la coalición We Mean Business, ha derivado en niveles de liderazgo empresarial nunca vistos.

Distintos estudios demostraron que podemos disminuir la brecha de emisiones entre 65 y 96% hacia 2030. El acuerdo de París confirma que lo debemos hacer.

Está claro que París es sólo el comienzo. Ahora nos toca a nosotros, ya sea en el sector empresarial, gubernamental, financiero o en la sociedad civil. Debemos trabajar juntos para convertir esas promesas en acciones concretas.

Acuerdo ambicioso

En diciembre pasado,los representantes de 195 países alcanzaron en la cumbre sobre cambio climático en París un acuerdo sin precedente para detener el calentamiento global.El acuerdo fija como objetivo principal contener el aumento de temperatura media del planeta muy por debajode -2°C y hacer el esfuerzo de limitar ese incremento a 1°5 a partir de 2020

El autor es director ejecutivo de la multinacional Unilever

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?