La redolarización de los depósitos generaría hiperinflación, advirtió Pignanelli

El presidente del Banco Central señaló que podría evitarse si se le diese al Gobierno un plazo "tipo Bonex" para absorber esta medida sin correr riesgos
(0)
27 de noviembre de 2002  • 15:02

El presidente del Banco Central, Aldo Pignanelli, advirtió hoy en el Senado que si la Corte emite un fallo ordenando la redolarización de los depósitos "en un día, habría hiperinflación", que se evitaría -dijo- si se le diese al Gobierno un plazo "tipo Bonex" para absorber la medida sin riesgo.

Al presentar el plan monetario 2003, Pignanelli repasó frente a los senadores lo acontecido en materia monetaria y financiera este año y puso a la eventual redolarización de los depósitos como uno de los mayores riesgos que el Central considera para el próximo ejercicio.

Pignanelli indicó que en el caso que la Corte llegase a ordenar la devolución inmediata de los depósitos en su moneda de origen habría "hiperinflación" porque obligaría a la entidad monetaria a "emitir unos 80 mil millones de pesos en un solo día".

"O se emite o cierran los bancos y la gente no cobra. Va a haber que optar", sostuvo, al tiempo que insistió en la necesidad de que si el Supremo Tribunal se inclina por los ahorristas en dólares otorgue un plazo para efectivizar la medida y "cuando hablo de un plazo hablo de un bono", aclaró.

Pignanelli aseguró que "esta sería una salida no inflacionaria".

La situación expuesta por Pignanelli fue complementada por el economista jefe del BCRA, Alejandro Henke, quien precisó que lo que queda reprogramado son 16 mil millones de pesos, que representan entre 10 mil y 12 mil millones de dólares, "los cuales si hay que devolver de un día para otro eso sería hiperinflación y llevar el dólar a 10 pesos".

El informe anual sobre política monetaria que, por ley, debe brindar anualmente la plana mayor del Central, tuvo lugar en el Salón de Lectura del Senado en una reunión que presidieron los titulares de las comisiones de Economía, Oscar Lamberto, y de Presupuesto, Carlos Verna, ambos del PJ.

Otro de los aspectos cruciales para el año próximo que planteó Pignanelli fueron el goteo por amparos, los vencimientos de los certificados reprogramados (CEDROS), un acuerdo no explícito con el FMI y el marco político- institucional.

Pero, al empezar a graficar las variables con el apoyo de filminas, Pignanelli aclaró que "no hay un escenario de rompimiento con el Fondo".

Henke indicó que el Central trabaja con los supuestos de un equilibrio fiscal, una profundización en la restauración de la confianza en el sistema financiero, el inicio del proceso de reestructuración de deuda pública y privada y liberalización gradual del mercado de cambios y capitales.

Fuente: DyN

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.