Las firmas de aluminio tendrían un nuevo motor

Las automotrices usan el metal para hacer sus vehículos más livianos y eficientes
Mike Ramsey
John W. Miller
(0)
13 de enero de 2014  

OSWEGO, Nueva York—La nueva camioneta pickup F-150 de Ford Motor Co., el primer vehículo de producción masiva fabricado con una carrocería totalmente en aluminio, se está convirtiendo en la mejor noticia para la industria metalúrgica desde que las latas de cerveza dejaron de fabricarse con acero en los años 70.

Alcoa Inc. y Novelis Inc., los mayores productores estadounidenses de láminas de aluminio, invirtieron alrededor de US$1.000 millones el año pasado en plantas que producen metal para automóviles.

Aquí, a orillas del Lago Ontario, en una fábrica nueva de Novelis se puede oír el movimiento de láminas de aluminio de casi 1,6 kilómetros de largo mientras son sacadas de un horno y puestas a enfriar, parte de un proceso para obtener un metal lo suficientemente resistente como para fabricar la nueva versión de la F-150, el vehículo más vendido en Estados Unidos.

Novelis, una filial de la india Hindalco Industries Ltd., está invirtiendo unos US$550 millones para renovar plantas en Alemania y China, así como en Oswego, para producir aluminio para autos. Por su parte, Alcoa está expandiendo fábricas en los estados de Iowa y Tennessee, invirtiendo un total de US$575 millones.

Ambos fabricantes señalan que otras automotrices están siguiendo el ejemplo de Ford, lo cual impulsaría sus negocios en momentos en que los precios del aluminio crudo han descendido más de un tercio desde su máximo en 2011.Ford se dispone a anunciar hoy lunes la nueva versión de la F-150 con carrocería de aluminio.

Es una apuesta. El aluminio podrá ser más liviano que el acero, un material más usado, pero es tres veces más caro. Fabricar todo un auto en aluminio, en lugar de sólo algunas partes, requiere grandes inversiones en las máquinas que prensan las autopartes y en las líneas de ensamblaje.

Ford y otras automotrices habitualmente envían ingenieros a las compañías de aluminio para resolver distintos problemas. La F-150 es el vehículo de mayor volumen y mayor ganancia de Ford y la automotriz busca evitar retrasos en la producción o problemas de durabilidad. Ford agregó más tiempo al calendario de producción normal para evitar retrasos embarazosos.

Hasta ahora, los únicos vehículos fabricados completamente en aluminio eran autos de lujo como el Audi A8 y el Jaguar XJR, aunque algunos componentes se fabrican con aluminio desde hace tiempo. Para cumplir con metas de economía de combustible cada vez más exigentes, Ford optó por una camioneta fabricada casi completamente en aluminio.

Expertos señalan que una reducción de 10% en el peso de un vehículo permite sistemas de propulsión más pequeños y genera una mejora de 7% en el ahorro de combustible. Ford busca eliminar unos 320 kilos a su camioneta actual que pesa alrededor de 2.270 kilos.

Una F-150 modelo 2014 con doble tracción y un motor ecológico de 3,5 litros rinde unos siete kilómetros por litro de combustible en uso combinado entre la ciudad y las carreteras.

Klaus Kleinfeld, presidente ejecutivo de Alcoa, indicó en octubre que la expansión del mercado de láminas de aluminio "de los autos de lujo a la producción masiva, y a un mayor volumen de vehículos" generará "enormes oportunidades".

La carrocería de un camión demandaría unos 408 kilos de aluminio, frente a 680 kilos de acero, según un análisis de Lloyd O’Carroll, un destacado analista de metales. Las automotrices no desglosan la cantidad de los respectivos metales en sus vehículos. "Esto cambia las cosas", afirmó O’Carroll. El mercado de láminas de aluminio para carrocerías actualmente asciende a unos US$300 millones al año. El analista señaló que si otros autos adoptan por completo el aluminio, para 2025, el mercado podría superar los US$7.500 millones, un maná caído del cielo para una industria que se ha visto afectada por un exceso de oferta y bajos precios `del aluminio crudo.

Pero habrá competencia. ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, se asoció con la japonesa Nippon Steel & Sumitomo Metal Corp. para comprar una planta de última generación en Alabama, EE.UU. que produce un tipo de acero de alta resistencia que puede competir con el aluminio en el mercado automotor. Mario Longhi, ex ejecutivo de Alcoa, fue nombrado presidente ejecutivo de U.S. Steel, en gran parte por su conocimiento del aluminio. Hace unos meses, U.S. Steel y Kobe Steel Ltd. abrieron una nueva línea en Ohio diseñada específicamente para competir con el aluminio.

Las siderúrgicas hacen hincapié en sus ventajas relativas. Además de ser más costoso que el acero, el aluminio es difícil de soldar. Actualmente, los vehículos de aluminio se ensamblan con adhesivos y remaches, un proceso engorroso.

Tom Boney, vicepresidente de Novelis para autos, dijo que está preparado para hacer los cambios que necesite la industria automotriz.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.