Libertad financiera. Tres herramientas para acercarse al sueño de vivir de rentas

Los especialistas recomiendan buscar alternativas al plazo fijo como las Obligaciones Negociables o los Cedear de empresas que tengan como política pagar dividendos
Los especialistas recomiendan buscar alternativas al plazo fijo como las Obligaciones Negociables o los Cedear de empresas que tengan como política pagar dividendos Crédito: shutterstock
Mónica Fernández
(0)
19 de septiembre de 2020  • 02:23

Quién no soñó alguna vez con vivir de rentas? Con lograr la ansiada "libertad financiera" o dejar de cambiar "tiempo y esfuerzo por dinero", como dice el gurú de las finanzas personales, Robert Kiyosaki, en el Cuadrante del flujo del dinero, para lograr que el capital o el ahorro trabaje a nuestro favor.

Ni tan fácil -en una Argentina inestable y cambiante- ni tan imposible. Con la deuda soberana ya reestructurada y el horizonte algo más despejado (aunque falta mucho por resolver), pensar en una cartera de inversión de mediano plazo que nos pueda generar un "goteo" periódico de fondos o un ingreso pasivo, en términos más formales, para complementar nuestros ingresos es el desafío.

Tres instrumentos serán los aliados de este tipo de estrategias: obligaciones negociables (ON) que son los títulos de deuda que emiten las empresas, algún bono soberano y acciones o Cedears de empresas que tengan como política pagar dividendos.

Especialistas consultados por LA NACION dejan varias recomendaciones y tips para diferentes perfiles de riesgo, de tiempo y de moneda. Cada inversor tendrá que calibrar y sacar cuentas para armar su portfolio de inversiones.

Estrategia moderada

La primer recomendación la pone sobre la mesa Pablo Santiago, gerente de wealth management de Mariva: "Para inversores que están administrando sus ahorros en cuentas locales preferimos activos en dólares como ON de empresas con buenos fundamentos que en promedio generan un cupón de renta algo mayor al 6% anual pagados en forma semestral". Sus sugerencias concretas: Paname21, Arcor23, Aluar24, Tecpetrol22.

En la misma línea, Camilo Cisera, del equipo de Wealth Management de Cohen, afirma que lo más atractivo del mercado local pasa por la renta fija de empresas. "Las ON de Cresud 2021 en dólares pagan un 9% anual en forma semestral", postula.

En el caso de inversores que tienen cuentas en el exterior, la recomendación de Santiago es también "bonos corporativos de alto rendimiento y buena calidad crediticia: Sprint Corporation que vence en 2024 con cupón de 7,12%, Pulte Group (6%9 y Dell (6,1%)". "Nos inclinamos por grupos que serían favorecidos por la nueva normalidad y por las políticas monetarias expansivas de la FED".

Para armar una cartera que genere renta periódica o renta pasiva, que son los ingresos que van "cayendo" sin necesidad que uno esté dedicando tiempo específico a ello como la renta de inversiones financieras pero también los derechos de autor o de interprete, las rentas por alquileres o el dinero por la venta, por ejemplo, de un curso online, José Ignacio Bano, gerente de research de InvertirOnline (IOL) se concentra en los bonos que pagan mejor renta, mejor cupón. En este caso sugiere para un inversor que busca cobrar periódicamente en pesos los bonos que ajustan por tasa Badlar. "Los PR15 (Bocon con vencimiento en 2022), un TB21 (Bonos del Tesoro) o AA22, todos estos bonos pagan en forma trimestral un cupón vinculado a la tasa Badlar más un plus por comprarlos por debajo de la par. Estos bonos rinden 3 o 4 puntos más que cualquier plazo fijo cada tres meses".

"Es excelente para reemplazar el plazo fijo, independientemente de la discusión de si gana o pierde frente al tipo de cambio", advierte el ejecutivo de IOL.

Otra ventaja de los bonos frente al plazo fijo, claro, es que se puede vender en cualquier momento. Salir de la inversión sin esperar ningún vencimiento, como es el caso de los depósitos.

Para quienes buscan protegerse con sus pesos de la evolución del tipo de cambio, la sugerencia de Bano son los Fondos Comunes de Inversión (FCI) Dollar Linked. "Dan cobertura frente a la evolución del tipo de cambio oficial que bien creciendo más rápido que la tasa de plazo fijo en el último tiempo. La estrategia, para obtener esa renta periódica, sería vender pequeñas porciones mientras dejamos que el resto del capital se siga apreciando".

Para generar renta a mediano plazo con deuda publica, Cisera recomienda un mix de títulos en dólares y en pesos ajustados. "Un contexto económico de tipo de cambio real alto, superávit comercial, actividad deprimida y emisión de pesos, sugiere que la inflación tiene altas probabilidades de superar a la devaluación en los próximos meses y es por eso que recomendamos armar una cartera mixta". Sus sugeridos: TX21, TX22 que vencen en 2021 y 2022.

Mariano Sardans, socio de la gestora de patrimonios FDI, remarca primero la (lamentable) falta de confianza que existe entre los argentinos respecto tanto del sistema financiero como el mercado de capitales y que mantiene a los ahorristas con fondos debajo del colchón y perdiendo posibilidades de obtener una ganancia. Hecha esta aclaración aporta la idea de invertir en instrumentos híbridos que están diseñando y desarrollando algunas sociedades gerentes de FCI, con un mix dentro de sus carteras de inversión de obligaciones negociables en dólares, instrumentos dollar link, títulos que ajustan por CER y Cedears".

Subir la apuesta

En cuanto a la renta variable, Bano de IOL hace una diferenciación respecto de las acciones de empresas argentinas y las extranjeras. "Las empresas argentinas en general pagan dividendos muy magros y además no son fácilmente predecibles, porque no solo depende de los resultados de la empresa sino también de la decisión de la compañía de distribuirlos o no".

"En el caso de los Cedears, (certificados que representan en argentina acciones extranjeras), si hay empresas interesantes por su política de dividendos muy regular como Coca-Cola o McDonald's. Lo interesante es que aunque uno compra el Cedear en pesos, los dividendos los pagan en dólares", subraya Bano y aclara que la ganancia también está dada por mantenerse "atado" a la evolución del tipo de cambio y por la eventual suba si la hubiera (puede bajar también!) en el precio de las acciones. Como referencia para el inversor: el ultimo dividendo de Coca Cola fue de 3,3% y el de Mc Donald's 2,3% anual.

Otras empresas que pagan dividendos y cotizan en Buenos Aires vía Cedears son: Apple, Barrick Gold (muy de moda últimamente por estar vinculada al precio del oro), Disney, General Electric y American Express entre otros.

Dato a tener en cuenta: al no ser residente en Estados Unidos, lo que sería el equivalente de la AFIP, retiene al inversor extranjero el 30% de lo recibido en concepto de impuestos. También hay costos operativos locales relacionados a esta operatoria, que restan algo más de atractivo.

Sardans advierte en cuanto a los Cedears que el mercado de acciones en Estados Unidos está pasando por un momento de alta volatilidad. Hay que entender que los Cedears son acciones, y están expuestas a ese riesgo, a esa posible suba y baja en los precios.

En cuanto a la nueva deuda soberana argentina en dólares, la que surgió post canje, Camilo Cisera, de Cohen, prende una luz amarilla para el caso de inversores no profesionales. "No son una opción atractiva", dice para este caso y desgrana: "Si bien tienen potencial para subir de precio, los cupones de intereses son muy bajos. Esto presta a confusión ya que algunos inversores leen que estos bonos tienen una TIR (tasa interna de retorno) del 11% y piensan que ese es el rendimiento que obtendrán cada año, cuando esto está vinculado al precio de compra respecto del capital que devolverán para lo cual hay que esperar varios años". "El cupón de estos bonos es prácticamente nulo", aclara Cisera.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.