Los consumidores impulsan la economía estadounidense

Justin Lahart
(0)
24 de diciembre de 2010  

La economía estadounidense recobró impulso en la recta final del año gracias a que los consumidores se llevaron la mano al bolsillo y las empresas se mostraron más dispuestas a contratar personal.

En noviembre, el gasto desestacionalizado de los consumidores subió 0,4% frente a octubre, anun¬ció el jueves el Departamento del Comercio de Estados Unidos. Informes separados mostraron una mejoría del mercado laboral, un repunte en los pedidos de equipos nuevos por parte de las empresas y un aumento de la confianza de los consumidores.

"Parece que hemos hecho la transición a un período de sólido gasto del consumidor", dijo Dean Maki, economista de Barclays Capital. "Esto permite ser optimista sobre el crecimiento económico". EE.UU. es considerado un motor vital para la economía mundial, que en el último tiempo ha pasado a depender más de China.

El repunte del consumo en octubre, previamente estimado en 0,5%, fue revisado al alza para mostrar una ganancia más sólida de 0,7%. Como resultado, aunque el gasto no aumente en diciembre, se encamina a registrar un crecimiento desestacionalizado de 4% para el cuarto trimestre, la expansión más acelerada desde 2006.

Entre tanto, el índice de la confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan saltó de 71,6 en noviembre a 74,5 este mes.

La fortaleza del gasto de los consumidores, que equivale a casi 65% de la demanda de la economía estadounidense, debería traducirse en un crecimiento generalizado más robusto.

Maki, de Barclays Capital, dijo que datos recientes sugieren que el PIB de EE.UU. está creciendo a una tasa anualizada de 3,5% en el cuarto trimestre, mejor que la proyecciónactual de 3%. Los economistas de Morgan Stanley revisaron el jueves al alza su proyección del PIB de 4,3% a 4,5%.

El Departamento del Comercio también reveló que los pedidos de bienes duraderos, artículos como herramientas y maquinaria, cayeron 1,3% en noviembre frente a octubre. Sin embargo, el declive se atribuyó a un declive en los pedidos de aeronaves comerciales, que a menudo son volátiles. Fuera del sector de transporte, los pedidos aumentaron 2,4% después de un descenso de 1,9% en octubre.

El Departamento del Trabajo, por su parte, reportó que se registraron 420.000 solicitudes de seguro de desempleo en la semana finalizada el 18 de diciembre, 3.000 menos que en el lapso previo. La cifra corrobora un descenso que empezó en agosto.

La reciente fortaleza de la economía allana el camino para un sólido crecimiento en 2011, cuando es probable que un alivio tribu¬tario para los trabajadores impulse aún más el gasto.

Si el fortalecimiento de la economía genera una reducción del desempleo, o un brote inflacionario, la Reserva Federal (Fed) podría acelerar la decisión de subir la tasa de interés de referencia desde cero a 0,25%. El mercado espera que la tasa de fondos federales se ubique entre 0,25% y 0,5% a finales de 2001.

De todas formas, la economía estadounidense enfrenta grandes obstáculos, incluyendo un mercado inmobiliario deprimido. Aunque las ventas de viviendas nuevas crecieron a un ritmo anual desestacionalizado de 290.000 en noviembre, frente a 275.000 en octubre, la cifra es apenas un 20% de los niveles máximos registrados en 2005.

A los economistas les preocupa que la persistente caída en los precios de las viviendas reduzca el gasto de los consumidores. Las penurias que aquejan a los presupuestos de los gobiernos locales y estatales son otro factor que podría descarrilar el repunte, al igual que el alza en el precio del petróleo. Sin embargo, muchos economistas creen que la mejora en el consumo y la contratación de personal significa que la recuperación es sustentable.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.